:

Inicio / Belleza / Tratamientos / Cómo evitar que el acné se extienda y aparezca

Belleza

Cómo evitar que el acné se extienda y aparezca

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 19 de diciembre de 2016
68 compartidos

Se estima que un 85 % de los adolescentes sufre de acné, una enfermedad cutánea que no solo afecta a la piel del individuo, sino también a su autoestima. Este es un tema muy serio que no debemos dejar pasar por alto, ya que se trata de una alteración del funcionamiento fisiológico de nuestra dermis y requiere unos cuidados por tanto muy específicos.

Lo primero que te vamos a recomendar es que acudas a un especialista en la materia, como puede ser un farmacéutico especializado en dermofarmacia y cosmetología, ya que ellos además de conocer la dermis en profundidad tienen un amplio abanico de tratamientos y productos novedosos en sus manos para aconsejarte, o un dermatólogo para los casos más graves. Así, tú también podrás lucir orgullosa tu piel sin complejos, como hacen todas estas celebs.

Para entender mejor esta enfermedad, vamos a conocer cuáles son los factores que contribuyen a la formación del acné:

  • Seborrea: las glándulas sebáceas segregan una sustancia que se llama sebo para lubricar el cabello y la piel. La segregación de sebo alterada es lo que produce una dermatitis seborreica, provocando un proceso cutáneo inflamatorio, donde se forman escamas blancas o amarillas en zonas grasas. Estas zonas pueden ser el cuero cabelludo, alrededor de las cejas o en el interior de la oreja, por ejemplo.
  • Hiperqueratosis: en el momento en que la piel produce sebo de forma incontrolada (seborrea) y las células cutáneas muertas se quedan en la piel (hiperqueratosis), los dos se pueden acumular en el folículo piloso y eso puede crear un tapón blando. Este tapón puede hacer que el folículo se abombe y cree un comedón cerrado, de cabeza blanca, o un comedón abierto, de cabeza negra.
  • Colonización microbiana: esas bacterias que viven en la piel se acumulan y pueden quedarse en los folículos taponados. Esto puede causar nódulos, quistes, pápulas o pústulas.
  • Inflamación: la apariencia de la piel en ese proceso es roja e inflamada. En los casos graves de acné, la pared folicular se rompe en esta fase, liberando lípidos, ácidos grasos, bacterias, lo que causa inflamaciones profundas en esa parte del tejido.


Pero si seguimos unas mínimas pautas de higiene, quizás podamos evitar que el acné se extienda y aparezca. ¿Cómo? Sigue estas recomendaciones:

1. Limpieza, tonificación e hidratación

Estos son los tres cuidados básicos de la piel. Sobre todo en la adolescencia, tanto chicas como chicos deben seguir estos tres pasos para asegurarse de tener una piel sana.

Se recomienda limpiarse la cara dos veces al día, por la mañana y por la noche (este podríamos decir que es el paso más importante de todo nuestro ritual), con un limpiador que vaya bien con tu tipo de piel para así quitar la suciedad y el exceso de grasa. Aplícate el limpiador en zonas como la nariz, la barbilla y la frente (la llamada zona T, donde hay mayor acumulación de grasa).

Después, para completar la limpieza y cerrar los poros, aplícate un tónico. Sécate la cara con un pañuelo o toalla, dándote pequeños toques en la piel. Queda prohibido restregarse.

El último paso es hidratar la piel. No olvides mirar el etiquetado de estas cremas para ver que no lleven aceite y que no son acnegénicos ni comedogénicos. Esto quiere decir que no producen acné ni granos o comedones.

2. Evitar tratamientos agresivos

Intenta evitar tratamientos agresivos como detergentes con jabón o lociones alcohólicas o exfoliaciones profundas, que solo resecan la piel y provocan un efecto rebote de la grasa. Puedes utilizar cosméticos exfoliantes, purificantes, etc, pero que sean específicos para el acné y no lo uses cuando tengas un brote.

3. Lavarse las manos con jabón antes de limpiarse la cara

Muchos jóvenes no saben la importancia que tiene lavarse las manos antes de tocarse la cara. Las manos pueden estar llenas de gérmenes y si no se lavan, puedes extender la infección e incluso dejar cicatriz.

Ten cuidado con el sol, que aunque en general actúe secando y eliminando a los granitos, a veces puede hacer un efecto rebote.

4. Mantener el cabello limpio y no dejar que roce a la piel

El contacto del cabello y la piel puede originar granos. Así que intenta que el pelo no te caiga en el rostro y la espalda. Si te has hecho un flequillo para disimular esos granitos y sentirte más guapa, debes saber que eso puede perjudicarte aún más.

5. Alimentación saludable y beber mucha agua

Si quieres tener una piel sana, debes beber agua y comer variado: frutas, verduras, carne, pescado… Tu organismo necesita proteínas y vitaminas para nutrirse y agua para absorberlas. Además de esto, tu cuerpo debe descansar lo suficiente, 7 u 8 horas, como mínimo, ya que mientras duermes, la piel activa su proceso de recuperación.

Contenido realizado en colaboración con los farmacéuticos de la empresa Farmacias1000 y Nutrición Sin Más, aportando sus conocimientos en el área de la dermocosmética.



Y además:
¿Cómo combatir los efectos del acné adulto?
¡Adiós granitos! Remedios caseros contra el acné

por Patricia Álvarez 68 compartidos

Puede interesarte