Inicio / Belleza / Tratamientos / Consejos para evitar el estrés en la piel

© iStock
Belleza

Consejos para evitar el estrés en la piel

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 31 de agosto de 2017
151 compartidos

La rutina diaria nos lleva a descuidar nuestra piel. Si a ello le sumamos un estrés marcado por el trabajo, la casa, la familia… pueden aparecer sobre la piel estigmas que incluso vayan acompañados de síntomas como el picor. Por tanto, ¿qué podemos hacer para proteger nuestra piel del estrés?

La doctora Cristina de Hoyos, dermatóloga de Clínicas Ceta, nos da una serie de consejos para evitar el estrés en la piel y protegerla de sus efectos:

  • Duchas diarias cortas, con agua tibia y sin abusar del jabón. Aunque estar bajo el agua caliente durante una hora nos permita evadirnos del estrés que nos rodea, nuestra piel se ve perjudicada por ese exceso de agua que provoca una pérdida marcada de su protección natural, lo cual lleva a que aparezca sequedad.
  • Cremas hidratantes a diario: lo ideal, tras la ducha, con la piel aún húmeda. Existen múltiples opciones en el mercado, pero recuerda que deben ser cremas, leches o bálsamos que contengan una fase grasa (oleosa) y una fase acuosa. Esta última será la que penetrará en la piel y la hidratará, mientras que la primera permanecerá sobre la superficie, evitando que se pierda la hidratación. De ahí que el uso de aceite no siempre es satisfactorio ni logra recuperar la hidratación de la piel.
  • Bebe entre un litro y medio y dos litros al día de agua o líquidos diarios: la piel también se hidrata desde dentro, por ello, si la aportamos suficiente cantidad de agua u otros líquidos como zumos naturales de frutas o infusiones, estaremos contribuyendo a que recupere su vitalidad.

© iStock

Si a pesar de llevar a cabo estas medidas, tu piel se irrita, apareciendo eccemas (lesiones rojizas con descamación en superficie, de tamaño y localización variable) que cursan con picor a veces bastante intenso, u otras lesiones que desconoces como tratar:

  • Acude al dermatólogo quien podrá diagnosticar que tipo de lesiones padeces, y te indicará el tratamiento más indicado en cada caso.
  • Protege tu piel del sol: si tu piel está alterada por el estrés y presenta alguna lesión debida a ello, evita exponer esa zona al sol ya que la inflamación local puede desencadenar una pigmentación oscura que puede durar mucho tiempo o incluso no llegar a desaparecer.

Buscar una válvula de escape como el deporte, un hobby o dedicarse una hora a la semana a una misma a veces es de gran ayuda para sobrellevar el estrés de la rutina diaria.



Y además:
Cómo luchar contra la sudoración excesiva
Cómo reducir bolsas y ojeras
Cómo elegir correctamente una crema antiarrugas

por Patricia Álvarez 151 compartidos

Puede interesarte