Inicio / Belleza / Tratamientos / Criolipólisis: ¡descubre la alternativa a la liposucción!

Criolipólisis: ¡descubre la alternativa a la liposucción!

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 20 de febrero de 2016

Cada día aparecen nuevos métodos para para eliminar la grasa de forma eficaz y permanente. Hemos hablado de cavitación, de presoterapia, de mesoterapia... Y ahora le llega el turno a la criolipólisis, un nueva tecnología que promete, en una sola sesión, la destrucción definitiva del adipocito graso.

Este término, que en principio puede parecer un galimatías, no es más que la unión de: crío que significa frío + lipo (grasa) + lisis (eliminar). Sencillo ¿verdad? Así que la criolipólisis consiste en eliminar la grasa con frío. Para saber más sobre este tema, hemos hablado con las doctoras Cristina de las Heras y Eva Hidalgo, del Centro H&H Medicina Estética. Con gran amabilidad y simpatía, las expertas nos contaron todo sobre la criolipólisis, "un novedoso método no invasivo de eliminación de grasa que lleva haciéndose desde hace unos dos años". Todas en algún momento de nuestras vidas sentimos que nos sobra algún kilito y deshacerse de él puede convertirse en toda una lucha. Algunas de nuestras celebrities lo saben porque han vivido radicales cambios de peso.

Aplicación de frío sobre la grasa

Sabemos que la aplicación del frío (nitrógeno a -196ºC) destruye ciertos tejidos de la piel (verrugas y otras lesiones). A ello se suman los resultados de algunos estudios clínicos que dicen que todos los tipos de células humanas son susceptibles de ser dañadas por la criocirugía convencional.

"Sin dejarnos llevar por lo marketiniano", nos comentan desde el centro H&H Medicina Estética, "se ha comprobado que el frío es capaz de destruir la grasa corporal. No sólo consigue vaciar el adipocito, como se hace con otras técnicas, sino que se destruye la membrana del adipocito, por lo que se elimina definitivamente la grasa".

"Todo comenzó en la Universidad de Harvard. Los expertos querían evaluar si se podía hacer un daño selectivo a la grasa subcutánea a través de la aplicación de frío controlado en la superficie de la piel", comenta la doctora Cristina de las Heras.

Los resultados fueron sorprendentes: "aplicando una temperatura muy concreta, que varía entre los 2 y los 10 grados centígrados aproximadamente, se enfría selectivamente la grasa. Así, de una temperatura corporal de 37 grados llegamos a los 10. El agua necesita menos grados para cambiar de estructura y congelarse. La grasa, sin embargo, se espesa y se solidifica cuando llega a los 10 grados. Lo bueno es que esa temperatura permite respetar el resto de los tejidos circundantes; el agua y la sangre siguen actuando de manera perfecta biológicamente. Los tejidos no sufren".

¿Cómo funciona la criolipólisis?

La criolipólisis, como hemos dicho, enfría de forma controlada y durante cierto tiempo una determinada zona del cuerpo que contenga grasa acumulada (michelines, cartucheras, tripa, etc.)

"Cuando el adipocito graso se congela se produce una cristalización", nos explica la doctora Cristina de las Heras. Esos "cristales" terminan rompiendo la membrana del adipocito y la grasa se libera. "Esta grasa no se licúa y desaparece, sino que se desestructura y se irá eliminando poco a poco por los sistemas de drenaje naturales".

En cuanto al tiempo que se requiere para ver los resultados, "hay personas que tienen el metabolismo más activado y que en dos o tres semanas pueden ver resultados, pero por lo general el proceso necesita más tiempo... La grasa destruida es eliminada a lo largo de los 90 días posteriores a la realización del tratamiento".

La criolipólisis actúa sobre la grasa superficial (subcutánea), no sobre la profunda. Los estudios hablan de una reducción de entre un 15% y un 40% de la capa de grasa tratada. "Siempre se consigue una disminución importante de la grasa", comenta la doctora Eva Hidalgo, de H&H Medicina Estética. "No todo el mundo está satisfecho, pero un 70% de las personas que se lo han hecho han respondido de una forma positiva".

¿A quién va dirigida?

La criolipólisis se aconseja para personas que no sean obesas y que les sobre grasa en determinadas zonas de su cuerpo.
El tratamiento pasa por una medición de la zona antes y después de aplicarlo. "Todo el mundo tiende a medir los perímetros", nos dicen desde H&H Medicina Estética, "pero lo que nosotras hacemos es medir la grasa con un plicómetro. No hay que dejarse engañar por los volúmenes o el peso; la plicometría permite ver la grasa subcutánea que se tiene y la que se ha perdido".

Por último, comentar que el ejercicio físico es bueno, pero el proceso de eliminación de la grasa va por otras vías. El deporte ayuda a perder parte grasa intravisceral pero no la subcutánea, que es resistente al ejercicio, sobre todo en flancos y abdominales que suele ser muy hormonodependiente. En muchas ocasiones pensamos en el deporte como una obligación y nos olvidamos de todo lo que nos puede aportar en la vida, desde mantenernos en forma hasta hacer que nuestra mente esté ocupada. Elige entre la gran variedad de deportes cuál es el que más va contigo.

Ventajas

Existen otros métodos, como la cavitación o el aqualix, que también destruyen la grasa localizada del panículo adiposo subcutáneo. Todos ellos son tratamientos no quirúrgicos y ambulatorios (no traumáticos), que se sitúan como las grandes alternativas a la liposucción.

La ventaja de la criolipólisis con respecto a ellos es que "se simplifica el proceso", dicen desde H&H Medicina Estética. "Con criolipólisis el paciente viene una vez a la consulta para que se realice la sesión y a los dos días para hacerse un drenaje linfático y una mesoterapia drenante y luego ya no tienen que volver hasta la siguiente sesión (pasados dos meses). Con la cavitación y aqualix, hay que hacer más sesiones y hoy en día que disponemos de tan poco tiempo..."

El tratamiento se realiza de la siguiente manera: la persona se sienta o se tumba en una camilla y se le pone el cabezal en la zona a tratar, ya sea la zona infra abdominal, supra abdominal, los flancos, la cara interna de los muslos... Este "manguito" ejerce una gran succión al tiempo que aplica frío en la zona. Durante el primer minuto, la sensación de tirantez es bastante molesta, pero en cuanto el frío empieza a hacer un efecto anestésico en la zona, ésta queda dormida y ya no duele. La presión continúa pero ya no molesta.

La sesión dura unos 30 minutos por zona. En ese tiempo, puedes estar leyendo, escuchando música o charlando... Al quitar el cabezal, la zona aparece enrojecida y fría, pero sin dolor, porque el efecto anestésico continúa. A veces queda un poco hinchada por la succión, pero el efecto pasa en pocas horas.

Complementar la criolipólisis

Puedes combinar la criolipólisis con otros tratamientos. Se recomiendan los sistemas de drenaje, como la presoterapia, para reducir el edema, ya que grasa localizada suele ir con celulitis edematosa.

"Hablamos de pacientes que no sólo van a reducir este acúmulo graso, sino que quieren una mejoría global. Podemos aprovechar para tonificar con otros tratamientos, como mesoterapia y drenaje manual", nos dicen las doctoras del centro.

Como consejo: "no picotees de otros tratamientos, como radiofrecuencia o cavitación después de una crioliposucción, porque tenemos un estado del adipocito que ya está puesto en marcha, es decir, ya hay una cristalización de esa grasa y no debemos desestructurar ese mecanismo, tenemos que dejar que actúe libremente".

Contraindicaciones

Las únicas contraindicaciones que se han encontrado son para todas aquellas personas que tengan enfermedades asociadas al frío, por lo general poco frecuentes. Podríamos hablar de crioglobulinemia, alergia al frío o enfermedad de Raynaud. Tampoco se puede aplicar durante el embarazo ni lactancia.

¿Dónde puedes hacerlo? En Felicidad Carrera A partir de 180 €
Más información: www.criolipo.com


Y además:
Drenaje linfático: ¿cómo puede ayudarnos a acabar con la celulitis?
Dile adiós a la celulitis gracias a la Mesoterapia

Puede interesarte

Comentarios