Inicio / Belleza / Tratamientos / ¿Qué edad tiene tu piel?

© iStock
Belleza

¿Qué edad tiene tu piel?

por Redacción enfemenino Publicado en 22 de febrero de 2017

Cada década tiene su lado bueno, o eso dicen. Los 20 están para divertirse y actuar por impulsos. Los 30 ya demandan madurez y responsabilidades. Los 40 son tiempos de reflexión y armonía y de 50 en adelante llega la serenidad.

Al igual que todo el cuerpo, nuestra piel está en constante cambio debido a la disminución de las sustancias que la mantienen joven desde el interior, como el colágeno y la elastina. Con los años, se va perdiendo sujeción y firmeza, algo que termina haciéndose visible en nuestra piel a través de arruga, falta de elasticidad o pérdida del volumen. Sin embargo, este desgaste natural se puede retrasar si seguimos una serie de pautas acordes con nuestra edad.

El trabajo comienza a los 20

A esta edad tu aspecto en general es jugoso y apetecible. Tu piel no tiene signos de envejecimiento por ningún lado y derrocha luminosidad y frescor por cada poro.

Por norma general, de los 20 a los 30, la piel posee su grado justo y necesario de hidratación y segrega la cantidad justa de sebo para mantenerla tersa. Sin embargo, más vale prevenir y es una edad estupenda para comenzar a cuidar la piel de cara al paso del tiempo.

De momento podemos olvidarnos de utilizar serums y antiarrugas o cremas reafirmantes para el cuerpo. Pero puedes mantener su estado aplicándote a diario la hidratante necesaria para tu tipo de piel, tanto facial como corporal. Una limpieza diaria, antes de acostarte y protectores solares. Las pieles demasiado secas o grasas pueden recurrir a mascarillas ocasionales que ayuden a regular este problema. Y en la ducha, las pieles secas deben optar por un gel rico en aceite de oliva, de almendras o miel.

Consejo: el licopeno protege la piel de los posibles efectos dañinos del sol. El consumo de tomates será la mejor opción. También puede ser un período en el que puedas tener mayor carencia de hierro, por lo que te aconsejamos que tomes carne roja magra y albaricoques.

Ser treintañera

En esta década se atisban las primeras líneas de expresión en el rostro y aumenta el riesgo de padecer celulitis, estrías y otros problemas corporales que van asociados con la edad.

Sigue siendo muy importante una buena hidratación diaria, tanto facial como del cuerpo. Cremas hidratantes, para protegerse por el día y nutritivas y reafirmantes por la noche, son la mejor elección.

Los productos específicos como las cremas reductoras, serán tus mejores aliadas en estos tiempos. Utilizándolas cada noche, estás ayudando a mejorar esas zonas rebeldes como el vientre, las cartucheras y los muslos. Normalmente estos cosméticos están elaborados a base de cafeína, que reduce el almacenamiento de grasa, o centella asiática, que agiliza la síntesis de colágeno y elastina.

Por la noche estos componentes trabajan mejor ya que las células de la piel están más predispuestas a recibir los principios activos y a regenerarse. En esta etapa debes cuidar, además, tu alimentación, para no pasarte de grasas saturadas ni azúcares, y practicar ejercicio con regularidad.

Consejo: Debido a los desequilibrios hormonales pueden comenzar a aparecer los primeros signos de la edad. El azufre ayudará a tu hígado y algunos alimentos que te desintoxicarán serán el brécol, la coliflor y el repollo. Las digestiones pueden ser más difíciles a causa del estrés por lo que deberás incrementar la ingesta de vegetables verdes.

Fabulosa a los 40

Por lo general sucede que, llegados a esta edad, la piel pierde firmeza y elasticidad, dando lugar a que las arrugas se marquen con más ímpetu en zonas como el contorno de ojos y boca, y que el resto del cuerpo pierda tonicidad y se descame.

A partir de esta edad, las cremas nutritivas de noche han de contener retinol o vitamina C, responsables del efecto tensor. Es tiempo de masajes destinados a combatir la flacidez y compensar la falta de horas en el gimnasio, ya que colaboran, en gran medida, a la tonicidad de los músculos del cuerpo. Una exfoliación semanal también es esencial para animar a las células de la piel a generar colágeno.

La limpieza sigue siendo primordial a esta edad y las mascarillas vitaminadas son esenciales para compensar la falta de vitaminas que el cuerpo ya no recupera. Sobre todo debemos estar al tanto de que el cuerpo no pierda nutrientes, de ahí la importancia de una buena dieta y consumir abundante agua todos los días.

Consejo: El preámbulo de la menopausia puede acelerar el envejecimiento y afectar tanto al tiroides como a tu cabello. Recomendamos la ingesta de Omega-3 mediante el pescado azul, las nueces y las semillas. Los problemas de tiroides pueden hacerte engordar así que es aconsejable la ingesta de algas como el nori o el sushi.

Belleza madura a los 50

La temida menopausia ya ha hecho acto de presencia y seguramente esté volviendo locas a nuestras hormonas. La piel comienza a verse menos tersa y vital, y perdemos cantidad de vitaminas y minerales de forma más rápida.
Es el momento de combatir a tope los trastornos profundos de la piel como las arrugas de expresión y determinadas zonas como cuello, manos y escote.

Se hace indispensable, cada cierto tiempo, un aporte extra de vitaminas, por dentro y por fuera, para restaurar el colágeno y recuperar elasticidad. Es bueno utilizar productos con ácido glicólico, famosos por acelerar los procesos de regeneración celular de la piel. Es decir, perfectos para eliminar arrugas y manchas. Su uso frecuente, da lugar a una exfoliación progresiva, disminuyendo la capa de células muertas y aumentando el espesor de las capas de la piel. Lo que trae consigo un aspecto más luminoso, oxigenado e hidratado.

Consejos: A medida que pasan los años nuestro cuerpo suele asimilar peor las proteínas por lo que es aconsejable la ingesta de huevos, pescado, lácteos desnatados y carnes magras.

Elle McPherson © Getty

Pasados los 50

Hemos llegado a la etapa de pieles maduras. Lo cual es un orgullo y debemos empezar a aceptar el curso de la naturaleza con gratitud. En esta etapa, aparte de revisar exhaustivamente la dieta y consumir cantidad de antioxidantes, vitaminas y calcio, debemos centrarnos en proteger y utilizar cosméticos con ingredientes claves como las fitohormonas, excelentes para evitar la sequedad. Estas cremas aportan proteínas vegetales que reparan en profundidad los tejidos y aportan antioxidantesa la piel madura.

Por otro lado, las cremas con efectolifting, los serum antiedad y los despigmentantes, también son bienvenidos de los 50 en adelante.


Y además:
Cómo cuidar tu piel según tu edad
¿Cómo afecta la contaminación al envejecimiento cutáneo?

por Redacción enfemenino