Inicio / Belleza / Tratamientos / ¿Por qué tu crema hidratante debe llevar glicerina?

© Getty
Belleza

¿Por qué tu crema hidratante debe llevar glicerina?

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 25 de julio de 2016

Presente en cientos de productos cosméticos, puede que no conozcas todas las propiedades y usos de la glicerina, pero seguro que sabes que una de sus principales funciones es la de hidratar intensamente la piel. Si a la hora de encontrar la crema perfecta hay que tener en cuenta muchos factores, sin duda la glicerina se convertirá en tu ingrediente estrella. Ahora te revelamos por qué.

Lo que se suele esperar de una crema es que precisamente hidrate nuestra piel. Más allá de las cremas elaboradas principalmente con aceites, existen cremas con una mayor composición de agua. Es aquí donde cobra protagonismo la glicerina. Este componente de origen vegetal es capaz de retener el agua en las células y por ello favorece la hidratación de la piel durante más tiempo. Una piel jugosa y luminosa... ¿Te apuntas?

Alicia Vikander © Getty

La hidratación es la clave

La propiedad más importante de la glicerina es la de hidratar la piel. Al conseguir retener el agua, ayuda a que la piel se mantenga hidratada durante más tiempo. Atrae el agua y la humedad, encargándose de que no abandonen la piel, por ello una crema hidratante que contenga glicerina siempre conseguirá que tu piel esté hidratada de una forma más profunda. Es perfecta para mantener el balance de agua de la piel.

Además, al tratarse de un humectante, deja que la piel transpire, permitiendo la entrada de agua e impidiendo que se que la piel se reseque y cuartee. Está recomendada para personas con piel de todo tipo. Si tu piel es grasa, la glicerina te ayuda a equilibrar la cantidad de grasa de tu piel, además de no dejar un acabado oleoso y si tu piel es seca, la hidrata en profundidad.

Con el paso de los años, la piel comienza a perder la hidratación natural y por ello necesita la ayuda de cremas que le aporten esa hidratación extra que demanda. Factores como el sol, la contaminación o los malos hábitos aceleran este proceso de pérdida de agua, favoreciendo que la piel envejezca con mayor rapidez. Una crema elaborada con glicerina se convierte en la opción perfecta para plantarle cara al envejecimiento.

Reduce los signos de la edad

Al aportar ese extra de hidratación en la piel de nuestro rostro, la glicerina ayuda a alisar y a difuminar los primeros signos de la edad como los pequeños pliegues o líneas de expresión. Le devuelve el volumen a la piel, redensificando los surcos de las arrugas y disminuyendo su profundidad. Es como si rellenara esas primeras arrugas y las difuminara.

No es grasa

A pesar de su alto nivel de hidratación, la glicerina no es grasa. Una crema formulada con glicerina no deja un acabado graso en tu piel sino que la refresca. La epidermis absorbe de una forma muy rápida y natural toda la hidratación que la glicerina le aporta. Las cremas formuladas con glicerina, suelen tener una textura de gel-crema que las hace fáciles de aplicar y perfectas para utilizar antes de cualquier maquillaje ya que no dejan residuos en la piel.

Otro componente que puedes encontrar en las cremas con glicerina es el Life Plankton, un microorganismo capaz de regenerar los daños que tu piel pueda tener y que lo convierte en el perfecto aliado para hidratar y rejuvenecer el aspecto de nuestra piel.

Devuelve la elasticidad

Al redensificar la piel, ésta se vuelve más tersa y recobra su volumen. Usada a diario, una crema con glicerina ayuda a prevenir la flacidez. Funcionando como una auténtica inyección de juventud para tu piel.

Combate el envejecimiento celular

Otra de las propiedades de la glicerina es la de ayudar a la renovación celular. La hidratación que consigue se debe a que incide a nivel celular, logrando que las células de la piel mantengan su nivel de agua y en cierto modo rejuvenezcan. La glicerina también favorece la absorción de antioxidantes, encargados de combatir el envejecimiento y siempre presentes en los productos cosméticos.

/

Tampoco te olvides del Blue Hyaluron

Si conoces el ácido hialurónico, sabrás que entre una de sus muchas propiedades está la de hidratar y devolverle elasticidad a la piel. Bien, pues el Blue Hyaluron es un glúcido capaz de atraer y retener el agua en la piel, lo que le convierte en el mejor complemento para una crema con glicerina. Procedente de un microorganismo llamado Alteromonas macleodii, el Blue Hyaluron proviene de la Polinesia francesa y es capaz de mantener la hidratación hasta en las condiciones más extremas.

¿Quieres saber más? Descubre lo que el agua puede hacer por tu piel
por Margarita Velasco

Puede interesarte