Inicio / Belleza / Tratamientos / La importancia del postoperatorio tras una liposucción

Belleza

La importancia del postoperatorio tras una liposucción

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 26 de abril de 2016

La liposucción es una cirugía que consigue extraer mediante una máquina succionadora y a través de unas cánulas, la grasa que nos sobra. Obviamente no es un proceso sencillo y por lo tanto su recuperación requiere de cuidados específicos. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre el postoperatorio de esta intervención estética.

Lo más importante a la hora de someterse a este tipo de intervenciones es acudir a auténticos profesionales y valorar mucho las opiniones que otros usuarios han dejado de los resultados. La seriedad y la profesionalidad son importantísimas ya que hablamos de nuestra salud. Una vez que hayamos decidido qué profesional médico nos operará, será de vital importancia que sigamos escrupulosamente todo lo que nos indiquen.

Normalmente las pacientes que deciden someterse a este tipo de operación buscan un cambio físico bastante importante. Pese a que no todas estas celebrities han perdido peso gracias a la cirugía, son un buen ejemplo de cambios radicales. ¡Fíjate en ellas!

​Una vez que hayamos salido del quirófano se impone sí o sí un reposo absoluto de, al menos 24 horas. Una vez transcurrido ese tiempo deberemos empezar a movernos poco a poco varias veces al día. Lo ideal serían paseos de entre 20 y 30 minutos sin forzar demasiado el cuerpo.

Para que las cicatrices curen bien, es ideal utilizar rosa mosqueta y, sobre todo, no tomar el sol durante los seis siguientes meses para evitar manchas en el futuro.

Durante las primeras semanas después de la operación es muy recomendable hacerse drenajes linfáticos, sesiones de dos horas que ayuden eliminar todo aquello que nos sobra y que harán que nos sintamos cada vez más ágiles y menos hinchados. También se recomienda utilizar medias de compresión moderada y con sumo cuidado de que no se formen pliegues. De hecho conviene que en la misma clínica donde nos operen, nos ayuden al menos al principio, a cambiarnos a diario acudiendo a la misma a ducharse y a vestirse después. Este hecho, que puede parecer banal, es sumamente importante para que no nos queden cicatrices ni marcas.

No hay que realizar ejercicios de gran intensidad como el running o el aerobic. Hay que hacer un ejercicio pausado y cada vez más progresivo pero siempre guiado por el criterio del profesional que nos haya operado.

Una vez retirados todos los puntos conviene seguir dándose masajes de moldeado al menos durante dos meses para conseguir el mejor de los efectos.

Por supuesto, hay que seguir una dieta equilibrada para no volver a acumular con el tiempo la grasa que gracias a la lipoescultura nos han quitado.

Contenido elaborado en colaboración con Clínica Bruselas.



Y además:
Todo lo que debes saber sobre la liposucción
¡Comienza la operación bikini! Cómo perder abdomen en tiempo récord

Abdominoplastia: resolvemos todas tus dudas

por Patricia Álvarez

Puede interesarte