Inicio / Belleza / Tratamientos / Agua termal vs agua micelar. ¿Sabes para qué sirve cada una?

Belleza

Agua termal vs agua micelar. ¿Sabes para qué sirve cada una?

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 14 de noviembre de 2016
205 compartidos

Hace ya muchos años que los términos agua termal y agua micelar nos acompañan en nuestro vocabulario beauty, y son muchas las marcas que han incluido este tipo de productos en sus líneas de limpieza facial. Sin embargo, muchas mujeres todavía no saben diferenciar los usos y propiedades de estas dos aguas tan distintas. ¿Te encuentras tú entre ellas? ¡Descubre la gran versatilidad de estos productos y aprende a usarlos correctamente!

¿Agua micelar o agua termal? ¿Pueden usarse indistintamente o tienen propiedades totalmente diferentes? ¿Qué cuidados aporta cada una de ellas a mi piel? Resolvemos todas tus dudas acerca de las aguas (que no se beben) más beneficiosas para tu piel?

Agua termal

El agua termal proviene de manantiales naturales, pues se trata de agua de lluvia que durante años se ha ido filtrando en el suelo y enriqueciéndose con minerales de la tierra de la zona. Por ello, no hay dos aguas termales iguales, ya que cada una ha ido arrastrando una serie de materiales distintos, y serán más ricas en unos minerales u otros. Sin embargo, sí hay muchas propiedades que son comunes a todas ellas, y que las han convertido en un imprescindible en el neceser de cientos de mujeres.

Solución Micelar Limpiadora 3 en 1 © Martiderm

Hidratan la piel (principalmente en condiciones de aire reciclado como en los aviones), son idóneas para calmar las pieles sensibles después de alguna agresión externa como la exposición solar o la depilación, mejoran la cicatrización de pequeñas heridas, rozaduras o incluso la picadura de insectos y medusas, y son aptas para la piel de los más pequeños de la casa, llegando incluso a calmar los sarpullidos infantiles provocados por el sudor.

Siempre se comercializan en formato spray, ya que es la única forma de mantener el agua termal en perfectas condiciones, sin que se degrade ni se contamine, y al tratarse de un producto 100% natural, no interfiere con ningún tipo de medicación que estemos tomando, ni es fotosensibilizante ni tiene ningún tipo de efecto secundario.

Por ello, es importante que tengamos en cuenta que las aguas termales tienen un uso hidratante, calmante o reparador, pero en ningún caso podrán ser utilizadas a modo de desmaquillante ni como limpiador facial, pues para ello ya están las aguas micelares.

Agua micelar

El agua micelar es un producto totalmente diferente al agua termal. Primero, porque no se trata de un agua que encontremos en la naturaleza ni que brote de ningún manantial, y segundo, porque su uso es completamente diferente a la primera. El agua micelar es un producto desmaquillante y limpiador facial compuesto por micelas, que son unas partículas que atrapan la suciedad de la piel sin necesidad de frotar, por lo que resultan especialmente indicadas para las pieles sensibles. Así, estas partículas que son mucho menos agresivas y reducen el picor y las rojeces que pueden ocasionar otros productos desmaquillantes.

© Caudalie

Son aptas para ojos y labios por lo que con un solo producto podrás retirar todo tu maquillaje y tu piel estará libre de cualquier tipo de irritación o rojez. Existen aguas micelares específicas para cada tipo de piel, por lo que tanto si tienes la piel muy grasa, como si la tienes seca, podrás encontrar una indicada para ti. Otra de sus ventajas es que no deja la piel tirante, como ocurre con otras limpiadoras más agresivas, ni deja ningún tipo de residuo graso por lo que es muy cómoda y fácil de integrar en tu rutina de cuidado diario.

Si habías oído hablar de las aguas micelares, probablemente también hayas escuchado que no funcionan cuando se trata de maquillaje waterproof. Sin embargo, se trata de una afirmación totalmente falsa, pues acaba tanto con la suciedad que se disuelve en agua (bases de maquillaje, sombras de ojos o impurezas) como con la que se disuelve en aceite (barras de labios, máscaras de pestañas y maquillaje resistente al agua). ¿Por qué entonces muchas mujeres afirman lo contrario? Probablemente se deba a que están usando este producto de manera errónea, puesto que para que retire bien todo el maquillaje hay que utilizarla a pequeños toquecitos y retirando suavemente, en lugar de arrastar el algodón por el rostro, para que las micelas puedan atrapar la suciedad.



Y además:
Cómo desmaquillarte correctamente
Cómo limpiar la piel correctamente en 5 sencillos pasos

por Patricia Álvarez 205 compartidos

Puede interesarte