Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / 10 consejos para renovar la decoración de tu dormitorio

© H&M Home
Decoración

10 consejos para renovar la decoración de tu dormitorio

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 11 de febrero de 2016
196 compartidos

¿Estás pensando en que ya es hora de cambiar la decoración de tu dormitorio? Pues la clave está en el detalle. Efectivamente, no hace falta hacer grandes cambios para darle un nuevo toque a tu dormitorio: la ropa de cama, iluminación, almacenamiento... ¡Todo es cuestión de tener un poco de ingenio e idea!

1. La ropa de cama

Seguramente, aproveches tu ropa de cama durante años y los colores, estampados y tejidos sean ya de temporadas anteriores. Al igual que renovamos nuestro armario, la ropa de cama también necesita un giro de vez en cuando y renovarla.

Tan solo tienes que saber combinar los tonos adecuados para que en tu habitación entre un soplo de aire fresco que esto haga renovarla y reinventarla. Incluso añadiendo elementos como un cabecero nuevo que sea original y acompañe a la decoración del resto de la habitación, el resultado puede ser perfecto. ¡Piensa en todas las posibilidades!

© Zara Home

2. Almacenamiento y orden

Otro consejos que te puede servir para redecorar tu habitación es el orden. Así es, está comprobado que los elementos de organización crean nuevos espacios y dan otro sentido a una habitación. En el caso de los dormitorios sería fundamental la organización de armarios para la ropa y complementos. Cestas de diferentes tamaños, percheros decorativos, biombos, cajones... tienes un sinfín de posibilidades.

© decoclico.fr

3. La iluminación también es importante

Una buen iluminación hará de tu dormitorio un lugar más agradable y acogedor y será capaz de que una vez que cruces la puerta todo el estrés desaparezca por arte de magia. El secreto está en disponer de varias fuentes de luz suave repartidas por toda la habitación: de techo, de colores, velas... En la imagen por ejemplo la luz está rebajada por un filtro de papel transparente en colores tierra que recubren las lámparas.

Estos pequeños cambios supondrán un gran giro en la atmósfera para conseguir precisamente eso, reinventar tu dormitorio y al mismo tiempo, convertirlo en un lugar relajante.

© Alinéa

4. Personaliza las paredes

El dormitorio es un espacio completamente personal por lo que tienes absolutamente todo el derecho de decorarlo como más te guste y cómoda te sientas. Personalizar el espacio será clave para sentirnos totalmente en línea con el espacio.

Además de añadir los complementos que mejor te definan, las paredes se convierten en un blanco fácil para cambiar por completo el look de tu dormitorio. La colocación de cuadros, espejos y todo tipo de elemento que creas que encaja con tus necesidades puede ser una gran elección a la hora de cambiar la decoración de una habitación. Por ejemplo, la colocación asimétrica de cuadros y fotografías es una de las últimas tendencias que triunfa en el mundo de la decoración así como los vinilos o ¿por qué, no? colocar un cartel de una película que cambió tu vida, fotos de familia... ¡Convierte tu dormitorio en un lugar único!

© Leroy Merlin

5. Por supuesto, ¡las ventanas!

Cuando pensamos en redecorar una habitación, normalmente lo último en que se nos pasa por la cabeza son las ventanas... ¡Grave error! Éstas nos pueden ayudar a cambiar por completo la decoración de una habitación y es que existen muchas opciones a tu disposición para variar de decoración...

6. Suaviza la atmósfera del dormitorio

¿Piensas que tu habitación podría ser más acogedora? Pues sí, ¡tienes razón! Y además, es de lo más sencillo porque tan solo basta con colocar una alfombra, poner cojines encima de la cama sin mesura, elegir una tela con colores suaves... Por ejemplo, la imagen que os mostramos cumple con todos los requisitos para que la habitación sea totalmente acogedora: funda nórdica, varios cojines grandes y gustosos, tonos tierra y crudos, una mantita de lana, una ventana que deje pasar la luz natural y una alfombra. ¡Te puede servir de inspiración!

7. Un rinconcito para la lectura

¡Es algo innegable! Los libros siempre aportan calidez a una habitación así que, ¿por qué no dales un espacio (grande o pequeño, decides tú) en tu dormitorio? Una esquina desocupada o una pared libre, por ejemplo, la de debajo de la ventana. Una minibiblioteca cambiará por completo el espacio de la habitación y la hará más atractiva.

Puedes poner más a mano tus libros de lectura favoritos y esconder aquellos que no te gusta que la gente sepa que lees ¿por qué, no?

8. Apuesta por los cabeceros

© Conforama

El cabecero es un detalle decorativo que aporta mucha energía a la habitación. Con ellos, la cama se convertirá en la protagonista de la habitación, ganará elegancia y los momentos de relax y de más pereza serán todavía más deliciosos. Existen algunos que además de decorativos son funcionales ya que pueden llevar consigo almacenamiento extra para tener más espacio en la habitación.

9. El color

Si no te importa ponerte realmente "manos en la masa" puedes transformar por completo tu dormitorio pintando las paredes. Pero, ¡cuidado! Es muy importante elegir bien el color. El azul y el púrpura están destinados al descanso, el verde es para aportar energía y los tonos neutros como el beige, el blanco o el gris aportarán más luz a la habitación.

Te recomendamos que evites los colores demasiado brillantes como el rojo o el amarillo ya que podrían perturbar la paz de tu dormitorio. Pero también tienes la posibilidad de pintar solo una de las paredes de la habitación u optar por el papel pintado que ahora mismo está tan de moda. ¡Aquí tienes algunos para que te sirvan de inspiración!

Descubre: Papeles pintados para las paredes

Papeles pintados para las paredes: conoce todas las tendencias © Wallpaper Covering

10. Un aire femenino

© Maisons du Monde

Pero si lo que quieres es tener tu propio rinconcito de belleza dentro de su remanso de paz, lo tuyo son los tocadores. No tienes porque invadir la zona de tu pareja, si es que compartes habitación, porque un rinconcito será suficiente para colocar la mesita con el espejo.

Si la habitación no es muy grande puedes optar por un más pequeño como el que te proponemos en la imagen, ¡el encanto seguirá siendo el mismo! Espejo y cajones son los elementos clave para conseguir tu tocador. Si por el contrario no tienes nada de espacio para ello, no te preocupes, solo hay que ser un poco imaginativas a la vez que resolutivas. La solución puede ser colocar un pequeño estante, a modo de escritorio o aparador, y encima poner un espejo, a la altura de tu cara... ¡voilá! ¡Sueño cumplido!



Y además:
Así son los armarios de las celebrities
¡Cozy, cozy! 20 accesorios "gustosos" para crear un ambiente acogedor en casa

por Sara Hormigo 196 compartidos

Puede interesarte