Inicio / Ocio / Viajes / Nos vamos de viaje gastronómico: 10 destinos para comerse a bocados

© iStock
Ocio

Nos vamos de viaje gastronómico: 10 destinos para comerse a bocados

por Redacción enfemenino Publicado en 24 de agosto de 2017

¡Si eres una foodie estás de suerte! Uno de los grandes deseos a la hora de viajar es conocer a fondo la gastronomía de los lugares que visitamos. Aquí tienes una guía con los mejores destinos gastronómicos con los que además de conocer su cultura te chuparás los dedos.

Las tradiciones y costumbres de un país son un gran reclamo para los turistas. Una vez que llegas al destino quieres empaparte de todo lo que ofrece y un must es la gastronomía. ¿A quién no le gusta comer bien y, sobre todo, disfrutar comiendo cuando viaja? El portal IntercambioCasas ha elaborado una selección de países donde la gastronomía es exquisita y, sin duda, te aportará la energía necesaria para recorrer los lugares más conocidos de la ciudad, visitar los museos representativos y sobre todo, descubrir la cultura y las tradiciones del país. Aquí tienes algunos ejemplos de alojamientos que encontrarás en estos destinos:

Polonia © vía IntercambioCasas

Grecia

Los productos típicos de la cocina mediterránea son uno de los secretos mejor guardados de la gastronomía griega. En cada rincón del país las recetas de sus platos llevan aceite de oliva y las aceitunas son el aperitivo perfecto, seguido de una ensalada griega cuyos ingredientes son tomates, pimientos verdes, cebolla y, cómo no, queso feta. No olvides probar los famosos yogures griegos, la deliciosa musaka o el tzaziki.

Bélgica

Lo mejor de las comidas siempre es el postre y en Bélgica el chocolate es el dulce por excelencia. Las tiendas de chocolate son una parada de rigor mientras haces turismo por las preciosas calles de Bruselas, Gante, Brujas… ¡Recuperarás la energía necesaria para continuar visitando lugares como el Manneken Pis o el Atomium en la capital belga!

Túnez

Este bello país combina en sus platos los productos de la cocina mediterránea y las costumbres culinarias árabes. No faltarán en la carta de los restaurantes tunecinos el cuscús o los briks al huevo. Este último es una especie de empanadilla hecha con una pasta especial, el malsouka, que se puede rellenar con ingredientes al gusto aunque normalmente son de atún y hortalizas, convirtiéndolo en un plato principal o en un postre.

Portugal

Un poco de vino portugués, un exquisito bacalao dorado y un Pastel de Belém, el dulce más famoso de Lisboa, es el menú perfecto para perderse por el país vecino. La gastronomía portuguesa permite disfrutar de cada rincón que esconde Portugal, ya sea en su capital como en la zona norte y sur del país.

Ecuador

Una de las recetas más tradicionales que encontrarás en Ecuador es el ceviche. Aunque este plato también es típico de otros países de América del Sur, en Ecuador lo sirven con los jugos de la salsa donde se coció. Tanto el ceviche de camarón con marisco como el rico ceviche de pescado son platos muy presentes en cualquier restaurante típico del país.

Hungría

La tradición gastronómica en la bella Hungría no se reduce solamente al conocido goulash. Los buñuelos de patata (lángos) o las tiras de pollo con pimentón dulce (paprikás csirke) son algunos guisos húngaros que conquistarán a los turistas. Por cierto, si visitas Budapest en el mes de mayo, acércate al Festival de la pálinka, un evento dedicado al aguardiente que tiene lugar en el Városháza Park.

España

En todas las comunidades españolas encontrarás las famosas tapas que caracterizan a nuestro país, aunque en cada región degustarás sus sabores y platos tradicionales. De norte a sur, de las anchoas de Cantabria al pescaíto de Huelva. De este a oeste, de la paella valenciana a la Torta del Casar de Extremadura. La variedad gastronómica de nuestro país no tiene fin y cada ciudad del mapa español sorprenderá tanto por el sentido del gusto como por el de la vista a los visitantes.

Relacionados: Recetas típicas España

Recorrido por las recetas más típicas de España (por provincias) © iStock

Brasil

Aunque no hay una cocina única en Brasil, los deliciosos platos que encontrarás por todo el país (y mira que es extenso) no te dejarán indiferente por la generosidad, frescura y sencillez que les caracteriza. En la zona de Bahía y noreste, degustarás una cocina nacida en las plantaciones de caña de azúcar de la región. ¡Las calles están invadidas por el aroma a acarajé (buñuelos elaborados con frijoles y gambas fritos en aceite de dendê)!

Sudáfrica

La especialidad más extendida en Sudáfrica es el mealie pap. Aunque su aspecto varía según la zona, esta especie de gachas de maíz que se suele comer con frijoles o carne es ideal para tomar algo rápido y barato. Además, ¿sabías que la cerveza es la bebida nacional y que en Johannesburgo se encuentra la cervecera más grande del mundo? En este país nunca hay escasez de esta bebida.

Polonia

La comida principal en Polonia suele hacerse tras la jornada laboral, a eso de las 4 de la tarde, y comprende de una sopa, un segundo plato y un postre. Entre las sopas, la favorita en invierno se llama grochówka y lleva guisantes, tocino y carne picante, perfecta para entrar en calor. Si os gusta la repostería, los polacos comen, sobre todo durante el carnaval, chrusty, unas frituras finas y crujientes de formas únicas espolvoreadas con azúcar.

Contenido elaborado en colaboración con IntercambioCasas

Y además:
Ruta para degustar los mejores dulces de España
32 increíbles atardeceres alrededor del mundo que te enamorarán

por Redacción enfemenino

Puede interesarte