Inicio / En forma

Gimnasia correctiva sin salir de casa

En las actividades domésticas es muy importante saber cómo tenemos que tratar nuestro cuerpo. Aquí vamos a aprender por ejemplo cómo sacar la ropa o meterla en la lavadora sin que la espalda sufra.

Cada vez que tengamos que coger cualquier peso como la cesta o el barreño de la ropa, flexionamos las rodillas y lo llevamos apoyado en el tronco. No hay que hacer fuerza con la espalda.

A la hora de tenderlo es más comodo colocar la cesta en la silla. Tenemos muchos utensilios en casa para ayudarnos a no lesionarnos.

Si por ejemplo vamos a coser lo más correcto es buscar sillas cómodas y colocar las rodillas en 90 grados de flexion con la espalda recta. Para planchar colocaremos un taburete para apoyar una de las piernas. De vez en cuando vamos alternando el peso, lo que permite cargarlo siempre sobre las piernas y no sobre la espalda.