Inicio / Ocio / Ocio TV

¡¿Una ardilla con cabeza de caballo?!

Admitimos que es muy estrambótico. ¡Pero no deja de ser bastante gracioso también! ¿Quién habría pensado que la ardillita que se acerca se pudiera convertir en un caballo? Por supuesto, uno también se pregunta a quién se le ha ocurrido semejante idea. 

En realidad, se trata del comedero más peculiar y divertido que se puede ver para ardillas. Quien se lo haya imaginado alguna vez, es un verdadero genio. Con ello tanto el público como la ardilla se benefician; ellos se entretienen y el pequeño roedor consigue al final una rica nuez. 


Puede interesarte...