Inicio / Maternidad

¡Estimula la movilidad de tu bebé con estos sencillos ejercicios!

En colaboración con Clínica Vass
Por todas es sabido que, en cuanto comienzan a gatear, los bebés se vuelven muy nerviosos e inquietos. A medida que crecen, comienza la actividad física en ellos y, a menudo, es en estos momentos iniciales cuando comienzan los problemas de espalda y de articulaciones. La gimnasia para bebés nos va a ayudar a prevenir estos problemas que, de no ser tratados con antelación, se irán complicando a medida que el bebé se desarrolle.

Hoy vamos a hacer una serie de ejercicios para evitar que el pequeño genere diferentes tensiones en un lado u otro. Sabemos que tiene una interconexión neuronal que le va a permitir realizar una serie de movimientos disociados y asimétricos. Nuestra labor está en observar si esos movimientos se realizan con los dos lados del cuerpo o, sin embargo, el bebé está recurriendo siempre a hacer los movimientos con las extremidades de un solo lado.

El primer ejercicio a realizar consistirá en ejercitar la cadera del niño. Colocaremos una de las manos en la base de su cabeza, y la otra a la altura de los riñones. Moviendo las manos de atrás hacia delante conseguiremos estimular la movilidad de su columna vertebral.

Para realizar el segundo debemos colocar al bebé boca abajo. Una de las manos la colocaremos en el cuello y la otra en la base del sacro. Realizaremos movimientos hacia fuera teniendo las manos colocadas en estos dos puntos, con el fin de estirar su columna vertebral y propiciar el crecimiento del pequeño de manera correcta.

Estos sencillos ejercicios son los esenciales a realizar para que tu bebé aprenda a desarrollar sus músculos y articulaciones de forma simétrica. También le estaremos estimulando para que vaya moviendo las extremidades. Sobre todo, deberemos fijarnos en la relación entre la cabeza y el sacro para cuidar bien su columna vertebral y, así, evitar el posible desarrollo de escoliosis y derivados problemas de espalda.