Inicio / Moda

Un día en... Maison Moschino

Contenido elaborado por FashionTV España

La Maison Moschino, de estructura neoclásica, abrió sus puertas en marzo de 2010, después de una larga restauración de cuatro años. En un principio, este lugar servía como estación ferroviaria de Milán, pero un proyecto que surgió de la colaboración entre el grupo Hotel Philosophy y el grupo AEFFE lo convirtió en lo que conocemos hoy en día.

Uno de los puntos fuertes de la Maison es el spa, situado en el piso menos 2, donde podemos disfrutar de una zona de fitness, una zona de baño turco, una zona de relax y tres cabinas.

Este hotel dispone de 65 habitaciones, diferencias en cinco categorías inspiradas en los cuentos de hadas y los sueños y buscando siempre la originalidad. La particularidad de todas ellas es que han sido diseñadas por Moschino y hechas en su totalidad por artesanos italianos.

Por ejemplo, la habitación “Pétalos” es de aire romántico y está decorada, como bien dice su nombre, con pétalos de rosa. El edredón está hecho íntegramente con velluto rojo y se necesitaron 45 metros de tela para hacerlo.

En otra de las habitaciones, nos encontramos con el lobo feroz, inspirado en el cuento de Caperucita Roja y en la cuarta planta se encuentra el ático de lujo, donde el techo es abuhardillado y hay hasta una tela de araña, ¡pero sin araña!

La habitación 101 desprende un aroma muy especial, ya que en cada lado de la cama hay árboles venidos de los bosques de Umbría, en el centro de Italia. Después, visitamos la habitación 104, en la que todo está a la mitad: lámpara a la mitad, silla a la mitad…

Por último, pudimos contemplar la habitación del vestido rojo, una de las habitaciones más representativas de la Maison Moschino, ¡y la más fotografiada!