Inicio / Moda / Moda TV

¡Aprende a hacer tu propia bisutería!

En colaboración con DaWanda.es
Seguro que todas antes o después hemos deseado poder hacer nuestra propia bisutería, diseñando colgantes, pulseras y pendientes a nuestro gusto. Hoy vamos a aprender a hacer un colgante de fimo.

¿Y qué es el fimo? Es una arcilla polimérica fácil de moldear, de apariencia similar a la plastilina, que una vez moldeada se puede hornear en nuestro propio horno, lo que hará que el material se vuelva duro y fijo. ¡Podrás hacer lo que quieras! Desde anillos hasta broches, pulseras, o incluso elementos decorativos para tu hogar, como incensarios o servilleteros. ¿Te animas?

Para hacer el colgante de fimo vamos a necesitar:
  • Fimo
  • Rodillo
  • Tabla de madera o mesa lisa para trabajar sobre ella
  • Máquina de pasta (no imprescindible)
  • Moldes para hacer formas o cortadores (sirven los de cocina)
Vamos a comenzar alisando un poco la arcilla. Si tenemos máquina de pasta, la pasaremos por ella, pero si no, debemos alisar un poco más la masa de fimo para dejarla más fina y poder moldearla mejor. Una vez alisada y extendida sobre nuestra tabla de madera, la cortamos en dos y superponemos las dos partes.

Para simular la textura rocosa e irregular del colgante, utilizaremos azúcar moreno, que al meterse al horno se cocerá y hará que la masa quede con pequeños agujeritos. A continuación pasaremos el rodillo por encima de la masa de nuevo, para fijar los granos de azúcar que acabamos de esparcir sobre ella.

El siguiente paso y de los más importantes es realizar la forma final del colgante. Para ello utilizaremos cortadores de pasta o de pastelería. En este caso hemos elegido uno con forma redonda. Lo colocaremos sobre la masa haciendo presión hasta conseguir cortarla y separarla del resto de masa de fimo que estábamos utilizando. Ahora vamos a realizar los agujeros interiores del colgante, para lo que escogeremos cortadores de diámetro inferior.

Para finalizar, cogemos un alicate, aguja o punta de bolígrafo para hacer el agujerito para enganchar esa pieza a la cadena que hayamos escogido para sostener nuestro colgante.

¡Ya está la pieza lista! ¿Y ahora, qué hacemos? La metemos en el horno y la cocemos a 120ºC durante 30 minutos. Mientras esperamos podemos ir eligiendo la cadena que usaremos y, pasados 30 minutos… ¡ya tenemos nuestra figura!

Recuerda que este tutorial es una muestra de otros muchos diseños que puedes hacer con el fimo. ¡Piensa que el límite lo pones tú y que las posibilidades son tan amplias como la creatividad!