Inicio / Maternidad

Cómo ejercitar el suelo pélvico

Contenido elaborado por enfemeninoTV con la colaboración de Clínica Vass

Es fundamental que las mujeres sepamos ejercitar el suelo pélvico. La fisioterapeuta Laura Hernández nos cuenta que muchas embarazadas desconocen esta zona de su cuerpo y, por consiguiente, no consiguen realizar bien las contracciones.

Como ejercicio, se puede colocar uno de los dedos en la zona que está justo al final de la vagina, justo antes de llegar al ano. Es una zona muy dura y resistente, donde se hace la episiotomía, ya que es la parte que más se distiende durante el parto. Con los dedos en ese lugar, se le pide a la mujer que haga una contracción del suelo pélvico, es decir, como si estuviera aguantando las ganas de orinar. Si la contracción está bien hecha, notarás que la zona que está en contacto con el dedo estará más dura y ascenderá ligeramente. La mejor manera de realizar este ejercicio es o sentada o ligeramente tumbada.

Una vez que la mujer sabe contraer el suelo pélvico, se harán ejercicios tanto en el embarazo como en el postparto para fortalecerlo. De esta forma, la zona estará más preparada para el momento de dar a luz y después tardará menos en recuperarse.

También se puede ejercitar haciendo contracciones progresivas: se contrae poco a poco hasta que se llega a una contracción máxima. Una vez se llegue a esa contracción, se iniciará un descenso en la contracción relajando progresivamente. Este ejercicio no sólo vale para desarrollar la fuerza, sino también el tono.

Con estos sencillos ejercicios, conseguirás que tanto el embarazo, como el parto y la recuperación se desarrollen sin ninguna complicación.