Inicio / Moda / Accesorios / Cuando la tecnología y el glamour se dan la mano: diamantes artificiales con padrinos de lujo

Moda

Cuando la tecnología y el glamour se dan la mano: diamantes artificiales con padrinos de lujo

Maria Calvo
por Maria Calvo Publicado en 3 de junio de 2016

Emprendedores de Silicon Valley y algún que otro actor de Hollywood respaldan una propuesta innovadora para crear diamantes de forma artificial. Un laboratorio californiano llamado Diamond Foundry ha dado con la clave.

Los diamantes naturales son bienes escasos que han sido sometidos a la explotación humana durante siglos. Son piedras veneradas que se extraen de la tierra para dotar de poder y glamour a quien lo porta. Han vestido a las mujeres más influyentes del mundo a lo largo de la historia y se han convertido en verdaderos iconos y objetos de deseo.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, se ha generalizado la moda de los diamantes sintéticos. Muchos millonarios de todo el mundo han apostado a caballo ganador, invirtiendo en este negocio que, al parecer, resulta rentable a corto plazo.

Diamond Foundry es una empresa californiana que promete crear de forma artificial cientos de diamantes idénticos a los naturales en muy poco espacio de tiempo. Su poder de atracción para las altas esferas ha sido tal que una decena de multimillonarios y miembros de Silicon Valley han invertido parte de su fortuna en esta pequeña compañía. ¿Quieres saber sus nombres? Pues venga, quien haya confiado ciegamente en este proyecto que salude a nuestras usuarias.

¡Hola, Leo! El reciente ganador de un Óscar es una de las caras conocidas que quieren dar voz a esta empresa. Más que motivos económicos, lo que lleva a Di Caprio a apostar por un negocio de estas características es una cuestión personal que tiene su origen en 2006, a raíz del rodaje de "Diamantes de sangre". Se denominan así aquellos diamantes obtenidos en régimen de esclavitud que se utilizan para financiar guerras y venderlos a grandes joyerías internacionales y prestigiosas marcas de moda. El controvertido film muestra la cara más amarga de este problema real en Sudáfrica que en su día levantó ampollas y no dejó indiferente ni a nuestro querido amigo Leo.

Otros millonetis comprometidos con la causa son Mark Pincus, el fundador de Zynga; Evan Williams, uno de los fundadores de Twitter; Andreas Bechtolsheim, un fundador de Sun Microsystems e inversionista fundador de Google y Andrew McCollum, uno de los fundadores de Facebook.

¿Cómo se fabrica un diamante sintético?

Normalmente se utilizan compuestos de carbono puro, pero aquí es donde Diamond Foundry se desmarca de resto. Para formar un diamante sintético ellos hacen uso de una pequeña base de diamante natural y someten esta semilla a más de 4.000ºC. Mediante un plasma novedoso, consiguen átomos que se unen a la base natural, creando nuevas capas de diamante como por arte de magia.

Estos laboratorios californianos aseguran que podrán "cultivar diamantes 100% puros de color blanco a una velocidad comparable a la que se extrae de una mina". Su objetivo es competir con las grandes joyerías existentes y crear un producto atractivo para el mercado.

"Los expertos gemólogos no podrán diferenciarlos. No hay nada que puedan ver", asegura uno de sus fundadores.

En definitiva, con las técnicas más innovadoras, Diamond Foundry promete fabricar diamantes de alta calidad dentro de un mercado extremadamente competitivo, con mayor rapidez, alta rentabilidad y siendo una alternativa sostenible a los diamantes sacados de las minas. Suena bien, ¿no?

¿Naturales o sintéticos? El debate está abierto. Lo único que podemos afirmar ahora es que los diamantes, en cualquiera de sus versiones, seguirán siendo los mejores amigos de una mujer. ¿Verdad, Marilyn?

Y además...
¿Quieres ser millonaria? 10 hábitos que te ayudarán a conseguirlo
Detrás del brillo del diamante

por Maria Calvo

Puede interesarte