Inicio / Psico / Consejos / Los sitios o webs de encuentro

Psico

Los sitios o webs de encuentro

por Redacción enfemenino Publicado en 13 de septiembre de 2009

Los candidatos al encuentro amoroso en Internet tienen de sobra donde elegir. ¿Vas en busca de una historia seria, de una relación, o de un lío pasajero, de un flirteo virtual? ¡En unos pocos click, puedes seleccionar los perfiles que te interesan! Nuestros consejos para que estés a gusto en él.

Los diferentes tipos de web
Algunos anuncian claramente de qué estilo son, están destinados a encuentros pícaros. Otros se basan en las afinidades y los gustos culturales. Los más conocidos (meetic, match...) se parecen más a verdaderos supermercados de encuentros con un amplio abanico de elección, y por ello se necesita tiempo para seleccionar las respuestas. Finalmente, otros portales como parship te ponen, después de un test de personalidad, en relación con las personas “compatibles”.

¿Cómo elegir el portal?
Existen numerosas web gratuitas pero no ofrecen todos los servicios necesarios para encontrar a las personas susceptibles de interesarte.
Si se ha decidido invertir en esta búsqueda, entonces puede ser interesante contratar servicios de pago.

He aquí algunos criterios de elección en función de lo que esperas:
- La selección automática de perfiles que te interesan
Una vez tu inscripción ha sido validada, el portal te busca regularmente a las personas que responden a tus criterios, lo que te evita tener que hacerlo tu misma, pero pueden descartar algunas personas que podrían interesarte.
- La posibilidad de chatear en directo o sólo por e-mail
Todo depende de si prefieres tomarte tu tiempo para redactar tus e-mails o aprender a conocer a la gente en el fuego de la “conversación”.
- El acceso restringido a tu perfil en función de ciertos criterios
Esto puede limitar el número de encuentros ¡pero permite ganar en calidad!
- La verificación de las informaciones
Es una funcionalidad propuesta por ciertos portales para eliminar a aquéllos que camuflan ciertos detalles embarazosos, por ejemplo si son solteros, o incluso padres de familia.
A destacar: la mayoría de los portales de pago proponen gratuitamente un cierto número de servicios a las mujeres que, generalmente, se inscriben en minoría.

¿A favor o en contra de los encuentros por Internet?
> Las ventajas
- Si lees los eslóganes de ciertos portales, el 80% de sus usuarios encuentran en ellos a una persona, y los happy-end son, de hecho, numerosos. Internet permite encontrar a personas que no verías en la vida real y aprender a conocer a gente antes de encontrarlos de veras.
- Las personas que salen de una decepción o que están heridas por una ruptura también pueden encontrar aquí una cura para su amor propio viendo, con unos pocos click, el interés que suscita su perfil.
- Los portales de encuentros presentan también la ventaja de indicar claramente lo que se pretende, sus miembros están ahí para encontrar gente y, sobre todo, después de una cierta edad, decididos a poner fin a una vida de soltero.

> Los inconvenientes

- Sin embargo, la multiplicidad de los perfiles propuestos puede conducir a una cierta actitud consumista, quedando siempre a la espera por si aparece un perfil mejor y quedando, por lo tanto, siempre decepcionada.
- El encuentro virtual en Internet, inversión de muchos sueños y esperas, puede estar contaminado por la tentación de construirse otra personalidad, otro estatus social del que se tiene en la vida real... Tentación a la cual está expuesta también la persona que está frente a ti. Entre el chat, más o menos íntimo, y el encuentro real, ¡la desilusión puede darse en la cita!

¿Cómo pasar de lo virtual a lo real?
Ya está, habéis hablado durante más o menos tiempo por Internet, habéis intercambiado vuestros números de teléfono y os habéis citado. Ahí estás tú, emocionada con la idea de encontrar a tu príncipe, que te envía asiduamente e-mails desde hace un mes. ¿Cómo evitar caer en manos de una “rana”?

> Realizando previamente una verdadera selección. Por supuesto, filtrar todas las proposiciones que se reciben en las que falta romanticismo y en las que da la impresión de preparar entrevistas de trabajo, pero si, por ejemplo, para ti el nivel cultural es muy importante, no esperes encontrar a tu hombre entre los que te envían e-mails llenos de faltas de ortografía.

> Del mismo modo, pedir una foto puede evitar ciertas desilusiones.
En el mundo virtual, como en el real, nadie está a salvo de una decepción, pero en Internet, como todo el mundo sabe, se es especialmente vulnerable a este tipo de desengaño, sobre todo si se han puesto muchas expectativas en una relación virtual que no resiste más de 30 segundos a la experiencia de la realidad.
En efecto, los portales de encuentros, a pesar de que dan la impresión de ser un depósito inagotable de solteros, no proporcionan amor al toque de una varita mágica y no pueden reducir el tiempo necesario de duelo al final de una historia y antes de comenzar otra. Una historia de amor seria, ya comience en un mundo virtual o real, supone ser bastante independiente para no estar en situación de falta afectiva.

> Para manejar mejor el momento del verdadero encuentro, es importante desdramatizarlo, no poner demasiadas esperanzas y expectativas en la persona que está frente a ti. No está ahí para llenar una carencia o responder perfectamente a tus expectativas, sino que te encuentras con ella para aprender a conocerla y, eventualmente, ir más lejos.

Internet facilita los primeros pasos de una relación, el del encuentro y el de la toma de contacto, pero no suprime el tiempo necesario para aprender a conocerse, y ofrecer al otro un lugar en su vida, preludio, si las ganas están ahí y son compartidas, a un compromiso total.

Mientras esperas, déjate cortejar, sobre todo si tu pretendiente ha conseguido fácilmente una cita contigo. Aprender a conocer verdaderamente a la otra persona es el mejor medio para evitar una gran decepción más adelante.

por Redacción enfemenino

Puede interesarte