Inicio / Pareja / Sexualidad / Los riesgos de la transmisión del Sida

Pareja

Los riesgos de la transmisión del Sida

por Redacción enfemenino Publicado en 13 de septiembre de 2009

Se sabe, el SIDA es la plaga de este siglo. Aunque la terapia antirretroviral alivia a los pacientes infectados por el virus, no los cura totalmente. El sida sigue matando hoy en día. Y la utilización del preservativo es el único medio para protegerse de él. He aquí todo lo que hay que saber acerca de los riesgos de la transmisión del sida.

Definición de SIDA
Una persona que sufre el SIDA (Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirida) es una persona que ha sido infectada por el virus VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). Este virus infecta y destruye ciertas células, privando así al organismo de sus defensas inmunológicas. Por ello, el cuerpo ya no puede defenderse de ciertos microbios y se expone a todo tipo de enfermedades graves y oportunistas.

Conoce todo sobre la enfermedad del VIH o SIDA en Onmeda, nuestro portal de salud

¿Cómo se transmite el SIDA?
El virus del SIDA es un virus que no se transmite más que entre los seres humanos. La sangre, el esperma, las secreciones vaginales de la mujer, el líquido pre-seminal del hombre (la gota que aparece desde el momento de la erección y antes de la eyaculación) y la leche materna son los vehículos que transmiten el virus. Por el contrario, otros líquidos como la saliva, el sudor o las lágrimas no contienen suficiente concentración de virus activo para permitir el contagio.
Para que haya transmisión, el virus tiene que entrar en el interior de una persona a través de las mucosas internas o de heridas abiertas, incluso ligeramente. La piel es pues, una barrera infranqueable para el virus.

¿En qué casos se puede ser contagiado el SIDA?
Las condiciones de transmisión exigen un contacto directo entre dos personas: relaciones sexuales no protegidas con penetración vaginal, anal o bucal, transmisión de una madre a su hijo durante el embarazo y la lactancia, transfusiones sanguíneas (pinchazo accidental, compartir jeringa, etc...).
Aunque la contaminación por contactos sexuales sin penetración (contacto boca-sexo femenino, boca-ano, frotamientos de sexo sin penetración) o por simples heridas (sin utilización de una jeringuilla) es excepcional, sí es posible.

¿Cómo protegerse del SIDA?
En caso de relaciones sexuales no protegidas con una persona seropositiva, puede ser suficiente con una única vez para contaminarse. Para protegerse del sida, sólo hay una solución: ¡utilizar un preservativo! En caso de que el condón se rompa o se salga, es esencial hacerse un análisis lo antes posible. Incluso si confías en tu nuevo compañero, ¡la confianza no impide el riesgo de contagio! Si tienes una relación estable habla con tu cónyuge, pregúntale si ya se ha hecho un test, y haceos uno cada dos años antes de dejar de utilizar los preservativos eventualmente.

Puede interesarte...

por Redacción enfemenino

Puede interesarte