Hacer un dobladillo

Publicado por mvega
Publicado en 2 de septiembre de 2008

Un vaquero demasiado largo, una falda para acortar… Todo el mundo ha necesitado hacer un dobladillo alguna vez. Para no rascarte el bolsillo con una modista, ¡te damos algunos consejos para hacer un dobladillo perfecto tú misma!

1) El dobladillo a mano: nada más fácil

Para un pantalón o una falda, en primer lugar hay que probarse la prenda para calcular la medida del dobladillo. Luego, marca con alfileres para fijar la longitud y quítate la ropa. A continuación, es tan fácil como coser en el lugar donde están los alfileres, por el interior para que la costura no se vea. No tiendas el hilo y da puntadas pequeñas. Cuando acabes, repasa la prenda por el derecho. Truco: utiliza sólo un solo hilo para que el dobladillo sea casi imperceptible.

Atención: cuando decidas la longitud del dobladillo, piensa que si la prenda es de lino o algodón, puede encogerse con el primer lavado. ¡Un pantalón que te llegaba a los talones puede quedarse por los tobillos! Por lo tanto, cuando se hace un dobladillo, generalmente dejamos un pequeño margen para evitar estragos.

Otro peligro:
Antes de comprar los pantalones de tus sueños, comprueba que hay suficiente tejido para arreglarlo. Si, por ejemplo, debes alargarlo 3 cm, el dobladillo existente debe medir al menos 5 cm para poder hacer correctamente una solapa (cuenta un margen de 2 a 3 cm). Si no es el caso, mejor no lo compres.

2) El dobladillo a máquina
Es necesario para prendas como el vaquero, que necesitan puntadas pequeñas para que no se vean. Fíjate en que el hilo no quede demasiado tenso para evitar fruncidos antiestéticos.

3) Para una noche
Si no te da tiempo de coser, ¡compra bandas termoadhesivas!
Ideales para una noche o un día, todavía son más fáciles de poner. Igual que con el dobladillo a mano, basta con marcar la medida en la prenda. Generalmente, las bandas miden entre 3 y 5 cm de ancho. Recórtala en función de la altura del dobladillo. Cubre ambas caras de la banda con una cola a base de resina. A continuación, coloca la banda entre el dobladillo y la solapa. Luego, repásalo con la plancha para que deslice sobre el dobladillo, poco a poco. Se irá después del lavado. Además, ¡debes saber que las bandas se pueden lavar en la lavadora!

Puede interesarte