Inicio / Moda / Tendencias / ¡La obsesión por las faldas plisadas no tiene fin!

© iStock
Moda

¡La obsesión por las faldas plisadas no tiene fin!

Cristina García-Adán
por Cristina García-Adán Publicado en 6 de octubre de 2015
192 compartidos

Mini, maxi o midi, la falda plisada es la prenda más rompedora de la temporada. Te lo demostramos en varios puntos y seleccionamos las más deseadas.

Salvatore Ferragamo © PixelFormula

Las faldas plisadas son femeninas, cómodas y favorecedoras. Al contrario de la falda lápiz, la falda plisada suele sentar bien a cualquier tipo de silueta, hay opciones para todas las tallas y estaturas. Las firmas low cost ya están apostando fuerte, en especial por las de largo midi, líder en ventas durante estos últimos meses. Desde que este verano los pantalones culotte sustituyeron a los amados shorts, el largo midi se instauró como el favorito del año. No tiene competidores, el largo midi se ha ganado su puesto y está disfrutando de su éxito en todas sus posibles versiones.

Tu mejor inspiración será este look del desfile de Marc Jacobs con falda plisada en color mostaza y abrigo estampado encima, con enormes solapas negras.

¿Qué te ha parecido? Si aún no te ha convencido, lo más fácil es llevarla con la clásica camisa blanca y unos buenos tacones, estilizaran tu figura y te aportarán un aspecto femenino y delicado. Pero lo cierto es que hay muchas más opciones, después de la fiebre del granny style o lo que es lo mismo, vestir como una abuela, estamos dispuestas a combinar la falda plisada de manera más atrevida.

¿Cómo llevar la falda plisada?

En clave años 80, a media pierna. No hay duda de que el corte midi es el largo de la temporada. Cada vez son más las celebrities adeptas a esta longitud de falda, y por supuesto han sido la temática de muchos street styles. Puedes llevarla con zapatos masculinos, salones, sandalias o incluso botas altas.

Nuestro primer consejo es que compres una falda plisada de piel o lúrex y que la combines con una camiseta por dentro o un jersey cortito, concretamente a la altura de la cinturilla. Si buscas romper con todo llévala con panties blancos o dorados, pero con cautela, es un mix solo apto para auténticas fashionistas.

Otra manera muy novedosa de llevar las faldas plisadas es con sudaderas o jerseys XXL, chlaeco de punto e incluso tops de fiesta. Todo está permitido, en realidad tu misma marcas las reglas.

Por último recordarte que si eliges una falda plisada con largo midi, debes llevar un abrigo de la misma longitud o más largo. Si optas por un chaquetón corto suspenderás con un cero y protagonizarás el peor look de la semana.

Y además...
Street style con falda midi, llévala como prefieras
Cuando vestir como una abuela se puso de moda

por Cristina García-Adán 192 compartidos

Puede interesarte