Inicio / Belleza / Tratamientos / Cómo desmaquillarte correctamente

© iStock
Belleza

Cómo desmaquillarte correctamente

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 1 de junio de 2015
360 compartidos

Nos maquillamos cada mañana y para ello en ocasiones dedicamos más de 10 minutos. Sin embargo, cuando volvemos a casa cansadas del todo el día, tratamos de deshacernos del maquillaje rápidamente e incluso en ocasiones ni lo hacemos. Nos limitamos a lavar nuestra cara bajo la ducha pensando que eso es suficiente. ¡Error! Te contamos las razones que convierten al desmaquillado en el paso esencial de cualquier rutina de belleza.

Cristina de Hoyos, dermatóloga y Directora Técnica de Clínicas Ceta, nos habla de las las pautas a seguir para desmaquillarnos correctamente, para mantener una piel hidratada y joven.

Retirar los restos de maquillaje y polución cada noche es un paso igual de importante que el resto del proceso del cuidado de la piel, como aplicar nuestros productos básicos de tratamiento o ponernos cada mañana el fotoprotector, y no debe llevarnos más de 10 minutos. ¿Cómo debe ser el desmaquillado? Te contamos lo pasos necesarios para que la piel quede perfectamente limpia.

Cómo desmaquillar correctamente la piel © iStock

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Lavar toda la cara con un jabón suave adecuado a cada tipo de piel. Permite retirar la mayor parte del maquillaje y suciedad que se haya acumulado. Si tu piel es muy reactiva y no tolera el agua, emplea lociones limpiadoras que no necesitan aclarado.
  • Emplear un desmaquillante específico para los ojos, que no sea agresivo, para retirar las máscara de pestañas.
  • Emplea un disco de algodón con un poco de leche desmaquillante para eliminar los restos de carmín de los labios.
  • Con un disco de algodón impregnado en agua micelar, retirar los restos de maquillaje que pueden haber quedado en la piel.

Y tras desmaquillar, ¿cuál es el siguiente paso?

Una vez que nuestra piel está limpia y preparada para recibir los productos de tratamiento nocturno, es importante que elijamos los adecuados. En personas jóvenes que aún no superan los 30, el uso de un sérum, gel o crema rica en alfa-hidroxiácidos ayudará a mantenerla luminosa y libre de imperfecciones como granitos o puntos negros. Por encima de los 30 lo ideal es empezar a usar un producto a base de ácido retinoico que además de aportar luminosidad y retirar las imperfecciones superficiales, activará la producción de colágeno favoreciendo que la piel mantenga su elasticidad. Cuando empiecen a aparecer las primeras manchas del sol con el paso de los años, deberemos añadir un tratamiento específico despigmentante, en ocasiones acompañando en el mismo producto al ácido retinoico o por separado.

Lo más importante: protegerse del sol

Nada de todo lo anterior será realmente efectivo si no protegemos cada mañana la piel del sol, sea verano o inverno, es la mejor manera de evitar futuras manchas y arrugas faciales y permite que la piel no reaccione mal frente a los tratamientos nocturnos.

Un truco:
Debajo de tu protección solar, cada mañana, aplica vitamina C. Hay múltiples ampollas y sérum en el mercado ricos en vitamina C. Un gran antioxidante que contribuirá a reducir el daño en las células de tu piel.



Y además:
Novedades en el mundo del láser médico
La importancia de hacerse un peeling

por Patricia Álvarez 360 compartidos

Puede interesarte