Inicio / Belleza / Tratamientos / Mi experiencia con Clarisonic

© Clarisonic
Belleza

Mi experiencia con Clarisonic

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 31 de julio de 2014
114 compartidos

En los últimos años la industria de la belleza ha sufrido una auténtica revolución tecnológica, y ahora los centros de estética ya no son la única opción para realizarnos un tratamiento facial de manera profesional. El sector se ha democratizado, y cada vez es más fácil encontrar productos de aparatología para utilizar en casa, sin poner en riesgo la calidad del tratamiento. El cepillo Clarisonic es uno de los reyes del sector, y nosotras hemos querido probar su eficacia. ¡Te lo contamos todo!

Desde su llegada a España hace poco más de un año, el cepillo Clarisonic se ha convertido en un objeto de deseo para miles de mujeres. ¿La razón? Se trata de un cepillo limpiador para el rostro que, gracias a su tecnología sónica, elimina con suavidad las impurezas y la suciedad de la piel, llegando a ser hasta 10 veces más eficaz que los productos desmaquillantes que utilizamos habitualmente.

Después del éxito cosechado con Mia 2, su cepillo estrella, ahora Clarisonic da un paso más allá, y lanza Deep Pore Decongesting Solution, una línea especialmente diseñada para acabar con los poros dilatados y los inconvenientes que este problema acarrea, como puntos negros o el exceso de sebo.

Clarisonic Deep Pore Solution © Clarisonic

El kit se compone del cepillo Mia 2, el cabezal Deep Pore Brush y sus dos fórmulas especialmente diseñadas para reducir la apariencia de poros, eliminar la grasa y suciedad, y mejorar la luminosidad de tu piel: Deep Pore Daily Clenaser, un limpiador de uso diario, y Decongesting Clay Mask, una mascarilla de arcilla para utilizar una o dos veces por semana.

Nosotras no podíamos dejar pasar la oportunidad de probar de primera mano este innovador producto por lo que, además de compartirlo con nuestro Club Expertas, donde podréis leer las opiniones sobre Clarisonic, nos hicimos con una para nosotras, para poder comprobar en primera persona su eficacia.

Semana 1

Mi piel no es excesivamente grasa, pero sí tengo los poros bastante dilatados en la zona T (frente, nariz y barbilla). Por ello, al principio era algo reticente a utilizar el cabezal Deep Pore Brush y los dos productos de tratamiento que le acompañaban. ¿No sería demasiado para mi piel? ¿Debería estar indicado únicamente para pieles muy grasas? La respuesta la obtuve la primera noche que utilice Clarisonic.

En primer lugar, es imposible pasarse de potencia o de tiempo, ya que la velocidad de rotación del cepillo es fija (puedes elegir entre dos), y a los 60 segundos exactos, Clarisonic se apaga automáticamente, para asegurarnos de que no estamos sobreexponiendo la piel. Además, emite un aviso sonoro cada 20 segundos para que cambies de zona, por lo que el minuto completo de tratamiento se reparte de forma equitativa entre frente, nariz y barbilla y mejillas.

Lo siguiente que me llamó la atención fue su poder de limpieza. Yo cuido mi piel a diario, y cada noche sin excepción desmaquillo mi rostro con agua micelar y después aplico un limpiador en espuma. Por ello, yo creía que mi piel estaba completamente limpia pero, ¡cuál fue mi sorpresa al descubrir el cabezal totalmente sucio después del primer uso! ¡Eso sí que es desincrustar los poros a fondo!

Tras una semana de utilización diaria, la textura de mi piel se ha afinado considerablemente, y la sensación que deja es de una suavidad hasta ahora comparable sólo a la sensación de realizar una limpieza de cutis profesional. De momento mi valoración del producto es totalmente positiva y 100% recomendable a todo tipo de pieles.

Semana 2

Cada día noto la piel mejor. Han pasado dos semanas desde que empecé a usar Clarisonic a diario y el tamaño de mis poros, principalmente en la zona de la nariz, que era donde estaban más dilatados, se ha reducido considerablemente.

A simple vista, la piel se nota más suave, con una textura muy fina, pero además ha ganado muchísima luminosidad. ¡Incluso la gente que llevaba tiempo sin ver me ha preguntado qué me había hecho en la cara!

En cuanto a la utilización del producto en sí, lo he incluido en mi rutina de manera totalmente automática, incluso las noches en las que sales a tomar algo y te dan las tantas para volver a casa. Al completar el tratamiento en tan sólo un minuto (literalmente), no da ninguna pereza utilizarlo, y la sensación al hacerlo es tan agradable que el "esfuerzo" merece la pena.

¿Lo mejor? Como se trata de un cepillo totalmente estanco, puedes utilizarlo en la ducha sin ningún problema ya que el agua no dañará el aparato. ¡Perfecto para las más perezosas!

Semana 3

Esta es una de esas semanas en las que una se siente "orgullosa de ser mujer" y sus hormonas lo celebran deleitándola con dolores varios, hinchazón y algún que otro granito. Sí, lo habéis adivinado, esta es mi semana pre menstrual. Puede que este dato os parezca demasiada información, pero comprenderéis por qué os lo cuento si seguís leyendo.

Cada mes, esta es la semana en la que en mi barbilla se instalan varios "habitantes" indeseados, más conocidos como los granitos de la regla. Esta vez no iba a ser distinto, así que en cuanto empezaron los primeros síntomas pre menstruales dos granitos intentaron hacer su aparición. Y digo intentaron porque en realidad no llegaron a salir nunca por completo. Al notar que comenzaban a salir estos granos, decidí ser más cuidadosa con la zona de la barbilla, y dedicarle unos segundos más que al resto del rostro con Clarisonic, para asegurarme de que quedaba completamente limpia.

Para mi sorpresa, al segundo día los dos granitos comenzaron a remitir, quedándose en dos pequeños puntos casi imperceptibles, y muy fáciles de disimular con maquillaje. ¡Lo nunca visto!

Por supuesto, que esta sea mi tercera semana de tratamiento y no la primera ha influido a la hora de conseguir estos resultados, pues mi piel ya lleva 21 días sintiéndose más limpia que nunca.

Semana 4

Hasta ahora os había hablado mucho del cepillo Mia 2 y todas sus virtudes, pero poco acerca de los dos productos que le acompañan en el Kit Deep Pore Decongesting Solution. Como recordaréis, el set incluye un limpiador en gel de uso diario y una mascarilla de arcilla para utilizar una o dos veces en semana.

El limpiador es muy suave y agradable de utilizar, ya que su textura en gel hace que Clarisonic se deslice perfectamente por la piel, evitando cualquier tipo de enrojecimiento o agresión. Además, desincrusta los poros y la suciedad a conciencia, dejando una sensación de limpieza profunda pero no de tirantez en la piel, como ocurre con otras limpiadoras del mercado. La mascarilla de arcilla, por su parte, una vez que la hemos dejado actuar de 10 a 15 minutos, se elimina fácilmente con el cepillo, dejando la piel purificada, limpia y con una agradable sensación de frescura.

Por último, me gustaría hablaros también de la batería de Clarisonic. Con una sola carga, disponemos de hasta 28 minutos de autonomía, lo que supone que dura cargada hasta 4 semanas si solo se utiliza una vez al día. Esto significa que no tendremos que preocuparnos de viajar con el cargador, ¡ni siquiera durante las vacaciones más largas!

En estas cuatro semanas la apariencia y textura de mi piel han mejorado considerablemente, y puedo afirmar que el cepillo Clarisonic es un producto 100% recomendable. En unos meses volveré a comentaros mi experiencia, para que os podáis hacer una idea de los resultados del producto a largo plazo.

¡Seguiremos informando!

Puede interesarte...

por Patricia Álvarez 114 compartidos

Puede interesarte