Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Pintar correctamente una ventana

Pintar correctamente una ventana

Publicado por mvega
Publicado en 16 de junio de 2008

Pinturas desconchadas, marcos de puerta que hay que pintar o simplemente ganas de cambiar el color… Dos pasos indispensables para pintar bien tus ventanas y hacer un trabajo de profesional.

Pinturas desconchadas, marcos de puerta que hay que pintar o simplemente ganas de cambiar el color… Dos pasos indispensables para pintar bien tus ventanas y hacer un trabajo de profesional.

Las herramientas necesarias:

- Pintura acrílica

- Pincel

- Cepillo para resaltar

- Cartones

- Rascador

- Cinta adhesiva

Paso 1: preparar y proteger la ventana

¿La pintura de los montantes está desconchada? Decapa y líjala entera. Si el revestimiento está bien, tendrás menos trabajo, y con un simple limpiado bastará. Para los marcos nuevos, pasa una imprimación que ayudará a que la capa definitiva se fije. Ahora la ventana ya está lista recibir la pintura, no olvides poner una cinta adhesiva de enmascaramiento sobre todo el interior a lo largo de la madera para proteger el cristal.

Hay que saber: para quitar la cinta adhesiva, espera que la pintura está bien seca, porque ¡te la puedes llevar puesta!

Paso 2: pintar la ventana


- Empieza aplicando la pintura en los travesaños de cada batiente, con la ventana cerrada.
- A continuación, pinta los montantes, siempre con las ventanas cerradas.
- Para el interior de los marcos, utiliza un cepillo para resaltar, su forma facilita el acceso a los ángulos y evita pintar fuera del sitio.

- Abre bien la ventana antes de quitar la maneta, la falleba y los cristales. Alisa todas las gotas que puedan bloquear el cierre de las ventanas.

- Cuando la parte que abre esté pintada, pasa a la otra, el marco de madera fijo.
Un cartón colocado a lo largo de la carpintería permite evitar los desbordamientos sobre la pintura o sobre el papel pintado.
- Para destacar la luminosidad de la pintura, da una segunda capa de pintura cuando la primera esté seca. Para que el resultado final sea perfecto, pinta en horizontal y luego en vertical.


Hay que saber: sobre una pintura seca, podrás quitar los sobrantes frotando suavemente con la ayuda de un rascador de lámina intercambiable.

Foto: Castorama

Puede interesarte