Inicio / Decoración / Decoración TV / Envoltorio de regalo con forma de abanico: ¡dale a tus regalos un toque original!

Envoltorio de regalo con forma de abanico: ¡dale a tus regalos un toque original!

por Cristina Gonzalez Creado en 11 de diciembre de 2016

El 14 de febrero está a la vuelta de la esquina, así que aprovechando la ocasión, te traemos una idea para hacer que tu regalo de San Valentín sea un poquito más especial. ¡El exterior también cuenta! Si dedicamos mucho tiempo a elegir el regalo perfecto para esa persona especial, sea San Valentín o cualquier otra fecha, también deberíamos prestar atención a su aspecto, ¿no crees? Por muy genial que sea ese regalo si la presentación es nefasta, el efecto no será el mismo. Por lo tanto, lo ideal es que le des importancia a ambos aspectos. Aunque suponemos que si has llegado hasta aquí es porque ya tienes el regalo o, al menos, alguna idea en mente, queremos darte una pequeña guía  para conseguir el regalo perfecto que puede serte útil tanto para completar tu regalo en esta ocasión como para el futuro. El arte de regalar se esconde en los detalles, así que aunque creas que se te da muy bien, te recomendamos que abras tu mente y leas detenidamente estos consejos... ¡quizá aprendas más de un truquito!

¿Para quién es el regalo? 

No nos referimos a si el regalo es para tu madre o para tu pareja, no, más bien al nivel de confianza que tienes con esa persona. Esto es clave a la hora de elegir un regalo, ya que en función de la relación que tengáis el regalo puede ser más o menos personal. Piénsalo, ¿le regalarías un pijama o ropa interior a una persona que no conoces mucho? Casi con toda probabilidad, sabemos que tu respuesta es no. Da igual si la persona es tu jefa, una compañera de trabajo o tu mejor amiga, lo importante es el nivel de cercanía que tenéis. Hay compañeros de trabajo que son amigos, lo cual implica que le conocerás mucho más y podrás permitirte muchas licencias que con un compañero de trabajo con el que solo intercambias dos palabras no podrás hacer. Eso es así. Así que, lo primero que debes determinar para acertar con el regalo es vuestra relación. A continuación te ofrecemos una pequeña clasificación que puede servirte para hacerte una idea de lo que estamos hablando:

  • Familia, pareja y amigos muy íntimos: nos referimos a las personas que sean más importantes para ti, esas a las que conoces perfectamente. Lo más probable es que con este grupo de persona sea mucho más sencillo hacer regalos porque conoces sus gustos, además, al tener confianza, no hay tantos filtros y las opciones se disparan. No obstante, si sigue pareciéndote complicado, nuestro consejo es que escuches. Pasas mucho tiempo con ellos, lo más seguro es que en algún momento hablen sobre algo que les gusta. En ese momento tú, como buen regalador, tendrás que guardar mentalmente eso que quiere y, si está a su alcance, concedérselo. No hay nada mejor que recibir eso que no has pedido directamente, sobre todo porque te das cuenta de que esa persona te ha escuchado y ha prestado atención a tus deseos. Un consejo que puede venirte bien es apuntar este tipo de información en notas del móvil. A veces estas declaraciones surgen a meses de una ocasión especial (cumpleaños, aniversario, Navidad, San Valentín, una boda...) y si no lo anotamos es muy probable que se nos olvide. Seguro que cuando llegue el momento agradecerás tener a mano una buena lista de ideas. 
     
  • Amigos o familiares con los que pasas menos tiempo: en este grupo están las personas a las que aprecias, pero no pasas tanto tiempo con ellas. Quizá en el pasado sí, pero por circunstancias de la vida ahora no os veis mucho y vuestros gustos ya no son los mismos. En estos casos puede ser útil consultar a alguien más cercano a la persona. Por ejemplo, quieres hacerle un regalo a una amiga de la infancia a la que ves muy poco porque vive en otro país, ¿la solución? Pregúntale a su pareja o familia si se les ocurre alguna idea. Si no tienes esta opción, intenta reflexionar acerca de sus gustos: aficiones, cómo suele vestir, actividades que le agraden... Incluso, si echas de menos a esa persona, puedes optar por un regalo más sentimental que os haga recordar los momentos que pasáis juntos o apostar por una experiencia que os "obligue" a veros un poco más. ¡Seguro que aciertas!
     
  • Conocidos: estos regalos suelen ser por compromiso y, sin duda, los que más quebraderos de cabeza suponen. De hecho, lo cierto es que suelen ser por compromiso. Por ejemplo, el regalo para un compañero de trabajo al que apenas conoces o a un amigo de tu pareja al que solo has visto dos veces. En estos casos, nuestro consejo es que no arriesgues. Es mejor pecar de regalar algo más típico, que pasarse. Por lo tanto, lo mejor es que apuestes por detalles que nunca fallan como una buena botella de vino, unas flores, bombones o algún accesorio. Esto no quiere decir que no tengas en cuenta sus gustos, lógicamente si esa persona no bebe alcohol no tiene sentido que le regales un vino, solamente que optes por detalles menos personales que creas que pueden gustarle. No obstante, si a pesar de no tener mucha confianza, sí que tienes una idea bastante completa sobre sus gustos o estilo y crees que puedes acertar con algo más personal, ¡adelante!
Escucha y presta atención

Independientemente de quién sea la persona a la que vas a hacerle el regalo, nuestro consejo es que prestes atención. Si lo haces, será mucho más sencillo detectar sus gustos y si quiere algo específico. Aunque es cierto que hay personas que hablan más que otras, si te fijas todos damos pistas sobre lo que nos gusta y lo que no. Aunque sea solo por la ropa, ya puedes hacerte una pequeña idea de qué tipo de regalos le pueden gustar a esa persona. Si lo haces te darás cuenta de que hacer regalos es mucho más fácil de lo que puede parecer. 

¿Ya tienes el regalo? Ha llegado el momento de envolverlo

Como ya indicábamos al inicio, las apariencias cuentan y en el caso de los regalos también. Es cierto que no siempre tenemos tiempo suficiente, pero la verdad es que si cuidas el envoltorio, tu regalo causará una impresión mucho mejor. En el vídeo te proponemos una opción muy original que seguro que le sorprenderá, pero si crees que no va mucho con sus gustos, ¡tranquila! Hay muchísimas opciones (cajas, bolsas originales, paquetes...). Se trata de que cuides el envoltorio para conseguir que el regalo sea tan especial por fuera como por dentro y tenga un toque mucho más personal. Además, aunque pueda darte pereza si no eres muy amante de las manualidades, descubrirás que envolver y decorar regalos puede ser muy entretenido e, incluso, relajante. Tómatelo con calma y ya verás como lo disfrutas.

Si estás dispuesta a hacerte una experta en envoltorios nuestro consejo es que busques diferentes materiales de decoración y des rienda suelta a tu creatividad: papeles, cartulinas de colores, tela, lazos, pompones, cajas... ¡todo vale! Además, estamos seguras de que podrás usar más de una cosa que ya tengas en casa para la decoración del regalo. ¿Quién no tiene una caja, una bolsa o una cartulina que pueda decorar? Seguro que si buscas en tus cajones, encuentras cosas que pueden servirte. De esta forma, además de conseguir un envoltorio bonito y original, estarás dando una segunda vida a esos materiales. 

Por último, si crees que la ocasión lo merece, puede ser muy acertado que acompañes el regalo con una tarjeta o una carta escrita por ti misma. Incluso puede animarte a hacer una tarjeta DIY con cartulina o papel kraft. No hay detalle más bonito hacia otra persona que dedicarle unas palabras, ¡eso es así! De hecho, esto hará que el regalo sea todavía mucho más especial y que el recuerdo del mismo perdure mucho más. Así que, saca el bolígrafo y ponte manos a la obra. 

Y ahora sí, ¿quieres aprender a hacer este envoltorio tan original en forma de abanico? ¡Apunta!

Materiales que necesitarás:
  • Papel de regalo
  • Lazo de tela
  • Celofán
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Tijeras
¡Dale al play y comienza a envolver tu regalo! 


Puede interesarte: