Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Todo lo que debes saber antes de pedir un crédito

Mujer hoy

Todo lo que debes saber antes de pedir un crédito

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 9 de mayo de 2010

>Diferentes tipos de créditos
Los créditos al consumo son créditos a corto plazo (menos de diez años) a los que recurrimos para comprar un coche, un electrodoméstico para el hogar, etc.
Por el contrario, los créditos inmobiliarios son a largo plazo (más de diez años). Dentro de este grupo se incluyen los créditos puente cuya duración no puede exceder los dos años. Ambos tipos de créditos se piden para todo lo que tenga que ver con el inmueble, las reformas, etc.

>Sistemas de reembolso
Préstamo con intereses fijos
Es un tipo de crédito que no nos dará ninguna sorpresa desagradable: conocemos el coste total y el importe de cada una de las mensualidades que tendremos que pagar durante los 10, 15, incluso 25 años, sólo en algunos bancos, que tengamos el préstamo. La mejor situación es adelantar una aportación personal del 30-40 % del importe total del préstamo y elegir un reembolso lo más breve posible.

Préstamo con intereses variables
Como su nombre indica, se trata de un crédito cuyos intereses pueden variar con el tiempo en función de las especificidades del contrato: o bien el importe de las mensualidades aumenta y la duración inicialmente prevista del reembolso permanece igual o, al revés, se revisan las mensualidades y el tiempo de reembolso se alarga.
En el caso de los préstamos con intereses variables y cuota de cotización fija, el aumento de los intereses está limitado a un máximo fijado en el contrato y que, por ejemplo, se cierra en tres puntos por encima de los intereses iniciales. Sin embargo, dicha garantía de estabilidad tiene un precio: el interés aplicado al interés contractual es mucho mayor que el interés de un préstamo con intereses variables sencillo.

>Los derechos y obligaciones del consumidor
-El consumidor debe cumplir todas y cada una de las cláusulas del contrato.
-Debe informar al banco de su estado económico actual.
-Tiene derecho a la devolución total del importe.
-Y a que se le agreguen los intereses correspondientes por la devolución total del importe.

>El crédito: un contrato oficial
En el documento debe constar:
-La identificación y domiciliación de cada una de las partes.
-La suma total del crédito, el importe de las mensualidades, el número de mensualidades, los intereses y las penalizaciones por los retrasos en los pagos.
-La fecha y la firma de las partes.

>Importante
No es muy aconsejable pedir un crédito por cantidades pequeñas porque los intereses son disparatados. Es mejor pedirle al banco que nos amplíe el descubierto durante un par de meses. También se puede probar con los tramos. Eso sí, en cualquier caso, si sabemos que vamos a tener dificultades para devolver el crédito debemos dirigirnos a la asociación de consumidores para que nos aconsejen y nos ayuden a encontrar una solución.

Consulta también:
Los derechos del inquilino
La hipoteca
Gestionar el dinero

por Elena Bonet

Puede interesarte