Prendas de lencería sexy

Publicado por Maren Agirregomezkorta
Publicado en 17 de octubre de 2008

¡Fuera el tanga de cuerda y el sujetador relleno! No tienen nada de erótico. Revisa tu armario y vuelve a sacar los clásicos: liguero, body, sujetadores balconnet… Descubre también las nuevas prendas de lencería de moda (short, culotte de algodón y raso…), ¡y sé la reina del glamour en casa!

El liguero
Gran clásico de la lencería femenina. El liguero es fuente de fantasía de los hombres desde hace varias generaciones. Concebido para sujetar las medias, desgraciadamente cada vez se utiliza menos desde que apareció el panty en el mercado. El liguero, sinónimo de sensualidad, se pone en la cintura, por encima del tanga o culotte, y sus lazos sujetan las medias a cada lado del muslo. A menudo de encaje, es muy femenino y se lleva con las faldas a medio muslo. Para estar totalmente sexy, póntelo con un conjunto de sastre y pídele a tu pareja que te ayude a quitarte delicadamente las medias.

El body
Es una prenda “ochentera” y se lleva tanto de día como de noche. Actualmente también se lleva de sport o de encaje.
Para un revival a lo Fama, es fácil encontrar uno de algodón para llevarlo debajo de una falda o un short. Mucho más sexy es el modelo de encaje o de seda con balconnet integrado, que recuerda a los primeros modelos de Dolce&Gabanna y se lleva con una falda tejana, bajo una camisa de tartán. Puedes atreverte a llevarlo como un top para jugar con los efectos "por debajo-por encima", y lucir así un look muy de moda y sexy.

El sujetador balconnete
Tanto si son con forma alzadora o no, los sujetadores balconnete realzan hasta los escotes más pequeños. Es sexy y cómodo, y si lo llevas con la parte inferior conjuntada, culotte o tanga, lograrás un efecto todavía más sofisticado. Olvídate del famoso sujetador con relleno y apuesta por tus virtudes naturales; así evitarás caer en la trampa de la vulgaridad. ¡Atención! Debes combinarlo con tu top para evitar marcas y efectos de transparencia no deseadas.

El culotte de algodón
Gran amigo tanto de noche como de día, el culotte de algodón es muy sexy, aunque no lo creamos. Es la ropa interior de las jovencitas: basta con combinarlo con una simple camiseta de tirantes para emocionar a tu compañero. Cómodo y suave, es simplemente indispensable. Aun así ten cuidado: no te lo pongas con ropa ajustada, porque suelen verse sus costuras. Opta mejor por llevarlo bajo una falda o un vestido fluido y amplio, o pantalones gruesos.

El tanga
Más ancho y sexy que uno de cuerda, el tanga es el primo sexy de la braga brasileña. Opta por uno de un tejido suave y glamuroso como el raso, la seda o el encaje. En cuanto a los colores, privilegia el crema, el blanco y el negro, más que los colores vivos, que son algo vulgares. La nueva alternativa en el tanga es el culotte escotado de raso o de seda, llamado "blummer". Es sexy y sensual, e incluso se vende con semanario, muy pillo.

El shorty
El mini short tiene su sitio reservado en nuestro armario desde hace varios años. Su estilo medio deportivo seduce a todas las generaciones y su forma realza todas las formas de nalgas. Es el mejor amigo de las caderas un poco anchas, pero también de las siluetas "un poco planas". Su corte deja al descubierto la mitad de tus curvas y su talle bajo permite llevarlo con todos tus vaqueros evitando el visible y vulgar tanga. De algodón o de encaje, ¡estarás que te sales!


A destacar:
Las materias más bonitas con las que está fabricada nuestra ropa interior a menudo son las más frágiles. Por lo tanto, hay que tener cuidado con tejidos como la seda, el encaje, el raso y el algodón. Para descubrir cómo mantener los tejidos delicados, consulta la ficha correspondiente.

Puede interesarte