Conservar la ropa interior

Publicado por mvega
Publicado en 26 de marzo de 2008

Tu ropa interior es muy preciada y delicada. Con frecuencia se fabrica con tejidos delicados como el algodón, el satén, encajes o seda y se ha de cuidarla con mimo para conservarla durante el máximo tiempo posible. He aquí nuestros consejos para conservar y mantener la ropa interior.

Cómo guardarla
Guarda la ropa interior separada del resto de la ropa, envuelta en papel de seda o pañuelos. Si la guardas en un cajón, tapízalo con papel o un pañuelo para que la madera no deshaga los hilos de la ropa interior.

Las reglas de oro para conservar la ropa interior en buen estado
Sigue nuestros consejos para conservar tu ropa interior preferida durante el máximo tiempo posible.

Cómo limpiar la ropa interior
Es preferible lavar la ropa interior a mano con cuidado, pero también puedes utilizar la lavadora. Sigue las etapas de mantenimiento de la ropa interior.

A mano
- Separa los blancos, los colores y el negro para cada jabón.
- El agua no debe estar más caliente que 30°C para poner la ropa interior en remojo durante unos minutos.
- Utiliza solamente jabón de Marsella o jabones suaves y no frotes la ropa. Procura no panchar las prendas mojadas.
- Aclara cada prenda sistemáticamente primero con agua caliente y después con agua fría.
- Escúrrelas suavemente y sécalas en horizontal sobre un paño o una toalla de baño que absorba el agua. Los materiales ligeros como la muselina se secan con más facilidad colgados al aire libre.
- Para escurrir rápidamente un sujetador que necesitas urgentemente, puedes utilizar un escurridor para ensaladas. Rápido y eficaz, no deteriora la ropa interior.

A máquina
No siempre contamos con el tiempo necesario para lavar a mano toda la ropa interior y estamos tentadas de mezclarla con el resto de la colada. Es posible lavar la ropa interior en la lavadora siempre y cuando se respeten las siguientes reglas:
- Utiliza jabones en polvo para tejidos delicados y asegúrate de que no contienen perborato ni cloro.
- Introduce toda la ropa interior en una redecilla o funda de almohada para protegerla antes de meterla en el tambor. Sin una funda protectora, las varas de los sujetadores pueden perforar los tejidos y estropear la lavadora.
- No introducirla en la secadora: deteriora los tejidos, tiende a decolorarlos y encogerlos.
- Lava siempre a temperaturas bajas. Selecciona programas cortos para prendas delicadas.