Inicio / Joyce / Lifestyle / San Sebastián: guía para una escapada capricho

San Sebastián: guía para una escapada capricho

Cristina García-Adán Publicado por Cristina García-Adán
Publicado en 20 de diciembre de 2016

No hay discusión, San Sebastián es una de las ciudades más bonitas y culturales del mundo. Una ciudad única que nos tiene enamorados por su belleza, su gastronomía y por su hotel más emblemático. Te demostramos que no exageramos.

Las olas de la playa de La Concha conquistan por igual a surfista, pescadores, fotógrafos o financieros. Nadie escapa al encanto de San Sebastián; al Peine del Viento, obra de Chillida y Peña Ganchegui, los montes Igueldo, Urgull y Ullía, la Isla de Santa Clara, el Palacio de Congresos Kursaal, Gros o el río Urumea.

Presta atención porque vamos a desglosar dónde dormir, sus secretos culinarios y algún que otro plan sibarita que seguro que no sabías.

Dónde dormir

Como testigo histórico de los últimos cien años de San Sebastián, está el Hotel María Cristina. No existen un lugar mejor para descansar y disfrutar de la ciudad. El hotel de 5 estrellas ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder la majestuosidad y brillo de su historia. Abierto desde el 9 de julio de 1912 para poder satisfacer a los visitantes más exigentes de la ciudad, ha sobrevivido a una Guerra Civil, aún hoy en día se pueden ver algunos orificios de bala en su fachada, y ha alojado a algunas de las personalidades más importantes del mundo del arte, las letras y la política.

Si te gusta la montaña y la playa pero al mismo tiempo eres todo un urbanita, este hotel será tu oasis de paz y desconexión en Donosti. En el Hotel María Cristina todo es perfecto, las habitaciones, la decoración y por supuesto el servicio, hacen de este hotel el modelo a seguir por cualquier compañía hotelera. Sus lámparas de araña, retratos del siglo XIX, columnas, molduras, cortinas y espejos, deja claro que ahí todo es a lo grande.

Te encantará el tentador desayuno, que ofrece una amplia selección de fruta fresca, embutidos, quesos, carnes ahumadas, platos fríos y calientes, así como una gran variedad de opciones vegetarianas o dietéticas. Además tienen una mesa enorme con todo tipo de panes, pasteles y galletas, horneados cada mañana en las cocinas del hotel.

No dejes de buscar un rato para sentarte en el Dry Bar y probar la variedad de cócteles propuestos por el famoso Javier Muelas. Nosotros optamos por un Jim Let Fox Trot, un gin&tonic muy refrescante.

El hotel cuenta con dos restaurantes, un gimnasio y una tienda en la que puedes comprar los mejores productos de la zona. Si te apetece hacerte un tratamiento de belleza o disfrutar de un masaje relajante, el hotel te ofrece la posibilidad de reservarlo en La Perla, el mejor centro de bienestar de San Sebastián, en plena playa de La Concha.

Precio: A partir de 200 euros.

Nuestros pinchos favoritos

En Donosti irte de pintxos es como una religión. Ver corrillos de amigos alrededor de una barrica mientras sujetan un chacolí en la mano es una de las estampas más típicas de la ciudad. Porque en San Sebastián se mezclan con total naturalidad los restaurantes de Estrellas Michelin con las tascas de siempre.

Sigue nuestra ruta y come como en ningún sitio. Aquí tienes la selección imprescindible:

- Kata 4 (Plaza de santa Catalina,4): no dejes de pedir yema de caserío y para beber Remelluri rioja crianza.

-Zeruko (Calle Pescadería, 10): rosa de bogavante y la hoguera, junto con un albariño bien fresquito.

-Ganbara (Calle San Jerónimo, 21): aquí que no falte el pincho más típico de la ciudad, se llama Gilda y es una banderilla que combina la anchoa, la aceituna y la guindilla. Prueba también la tartajea de txangurro y acompaña todo con un txacoli.

© San Sebastian Food ​-Borda Berri (calle Fermín Calbeton, 12): en este bar todos los pinchos son perfectos. Si tienes que elegir que sean el Kebap y el risotto de setas o el de queso Idiazabal. Todo se disfruta más con un rioja crianza.

-Casa Urola (Calle Fermin Calbeton, 20): la viera junto con un chardonnay.

-Gandarias (Calle 31 de Agosto, 23): pincho de solomillo de vaca vieja.

-Oquendo (Calle Oquendo, 8): carrilleras al vino tinto y vino de toro.

-Egosari (Calle Fermin Calbeton, 15): brocheta de rape con rueda verdejo.

-Ni Neu (Avenida de la Zurriola, 1): cordero asado.

-Atari (Calle Mayor, 18): torrijas con una copa de moscatel.

-Bar Néstor: la mejor tortilla de patata

Otra opción es reservar tu Pasaporte Pintxo en el Hotel María Cristina. Se trata de un pasaporte en el que te indican qué pinchos debes probar y dónde, junto con unos tokens con lo que pagar cada pincho. Una vez compres tu pasaporte, solo tendrás disfrutar de la ruta indicada, sin necesidad de pagar los pinchos en los bares. Un juego divertido y muy útil para extranjeros que no hablen español o simplemente para aquellos a los que les gusta llevar todo bien organizado.

Más planes exclusivos

Grábatelo a fuego, en San Sebastián se come y se bebe muy bien. Por eso el hotel María Cristina ha montado San Sebastian Food, una escuela de cocina de 500 metros cuadrados en la que distinguidos chefs locales comparten con sus pupilos el saber hacer gastronómica. Un plan muy recomendado para todos aquellos que sienten curiosidad por la comida. Una experiencia excitante en la que compartes tu pasión por la gastronomía con gente de diferentes países.

Cada día de la semana hay una clase con temáticas diferentes, desde los secretos de las estrellas michelín, clases de cocina española, de pinchos o de cocina vasca tradicional. Únete a la que más te guste y disfruta de una experiencia inigualable y posterior comida con maridaje. Los precios rondan los 165 euros por clase.

También ofrecen tours gastronómicos, catas de vino o incluso clases privadas.

Y además:
El hotel W Ámsterdam rompe las normas del lujo tradicional
¡Sorprendente! Existe un hotel de lujo en la Antártida​

Comentarios