El orgasmo masculino

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 10 de octubre de 2008

Según un sondeo reciente, un 29% de los hombres a veces eyaculan sin sentir placer y un 18% ha simulado el orgasmo. Así que, ¡es un mecanismo más complicado de lo que parece!

Súmmum del placer del hombre, producido en el momento de la eyaculación, el orgasmo masculino es mucho menos complicado y difícil que el femenino. Sin embargo, según un sondeo reciente, un 29% de los hombres a veces eyaculan sin sentir placer y un 18% ha simulado el orgasmo. Así que, ¡es un mecanismo más complicado de lo que parece!

¿Qué es exactamente?
En el momento de una estimulación sexual intensa que conduce a la eyaculación, el influjo nervioso dirigido hacia los órganos sexuales provoca contracciones en la próstata, en los canales que transportan el esperma y en músculos de la cadera, en los muslos y en la base del pene. Simultáneamente, el ritmo cardíaco y respiratorio se aceleran y la tensión arterial aumenta. Al mismo tiempo, el hombre siente un placer intenso, una impresión de voluptuosidad y éxtasis, pero que sólo dura unos segundos. En ese momento se evacua el esperma por su sexo: hablamos de eyaculación.

Para un mayor placer
Naturalmente, la masturbación puede llevar al orgasmo, simplemente por la eyaculación. Pero, en la relación sexual, la excitación es mucho más fuerte, por lo que generalmente el placer es más intenso.
Por otro lado, aunque el placer es fácil de alcanzar, con entrenamiento, el hombre puede lograr retrasar su orgasmo, y así disfrutar con mayor intensidad. En caso de orgasmos sucesivos, el segundo o el tercero pueden dar más placer que el primero.

Las dificultades para alcanzar el orgasmo
Los problemas del orgasmo pueden tener un origen fisiológico (edad, enfermedad...) o psicológico (depresión, falta de confianza en uno mismo, cólera, ansiedad, culpabilidad, aburrimiento, miedo de no conseguirlo...). También pueden ser debidos al alcohol, a los antidepresivos, los antipsicóticos... Por último, la falta de deseo y de excitación también puede provocar dificultades para disfrutar.

Puede interesarte