Inicio / Moda / Tendencias / Todo lo que hay que saber sobre las rebajas

© iStock
Moda

Todo lo que hay que saber sobre las rebajas

por Redacción enfemenino Publicado en 5 de enero de 2017

Las rebajas, período bendito para las enamoradas de la moda y las fanáticos de los buenos planes. Dos veces al año, las tiendas bajan sus precios para nuestra gran felicidad. Ventas privadas, descuentos, duración… Te contamos todo lo que deberías saber.

Te contamos diferentes aspectos de las rebajas que pueden serte muy útiles. Desde los períodos en que podrás encontrarlas hasta tus derechos como consumidora en esta época. ¡Sigue leyendo y hazte una experta en el tema! Pero primero, echa un vistazo a la selección de prendas y accesorios que hemos fichado para estas rebajas.

H&M (29,99 euros) © H&M

Los períodos de rebajas

Las rebajas permiten a los consumidores comprar las prendas de la colección que se acaba a precios reducidos. Para los comerciantes, es la ocasión de acabar con sus existencias, para poder lanzar la próxima colección.
Hasta 2012, la Ley 7/1996 establecía que las rebajas de invierno empezaban tras las Navidades, normalmente después del Día de Reyes. Algo que cambió en 2012, cuando se liberalizaron los períodos del año en los que los comerciantes podían reducir sus precios. De hecho, cada vez son más las tiendas que comienzan a reducir sus precios antes del 7 de enero. Ejemplos de ellos son marcas como Mango, Springfield, H&M, Cortefiel o Women'Secret o Topshop, donde ya se pueden apreciar diferentes descuentos. No obstante, todos los comerciantes deben exponer de forma visible la fecha de comienzo y final de las rebajas, tanto en los establecimientos físicos como en las tiendas online.

La ley y las rebajas

Aunque las reglas del juego cambiaran en 2012, hay algunos aspectos que conviene conocer. Por ejemplo, según la normativa la marca o tienda no puede anunciar rebajas generales si los descuentos no afectan, al menos, a la mitad de los artículos que están a la venta. En caso de que no sea así, solo podrá anunciar descuentos especiales en el sector específico en el que hay rebajas. Por supuesto, la publicidad es vinculante, así que el comercio debe cumplir todo lo que anuncie y si no es así, puede ser motivo de reclamación.

Otro punto a tener en cuenta es que no se pueden exponer como rebajas prendas que no hayan estado a la venta con un precio original anteriormente. Además, en cada prenda debe figurar tanto el precio anterior como el precio ya rebajado.

En cuanto a los derechos de los consumidores son exactamente los mismos durante las rebajas, por lo que las garantías de los productos deben ser las mismas. Asimismo todos los establecimientos están obligados a tener hojas de reclamación a disposición de sus clientes.

¡Se nos olvidaba! Todo esto también se aplica a las rebajas que tengan las marcas en sus webs. Eso sí, procura comprar en páginas oficiales y fijarte en las condiciones de uso. Siempre debe aparecer una dirección física a la que poder reclamar, las condiciones de compra, la política de devolución y el NIF del comercio.

Las rebajas privadas

Las ventas privadas son operaciones cada vez más practicadas por las marcas. Varias semanas antes del período de rebajas general, los establecimientos envían invitaciones personales a sus clientes VIP, es decir, a aquellos registrados en sus listados de fidelidad. De este modo, pueden beneficiarse de reducciones antes de las rebajas. Pero cuidado, las reducciones suelen ser más bajas, nunca superan el 40% y no se aplican a toda la colección. Te recomendamos que leas la letra pequeña antes de comprar algo, puede que te encapriches de una prenda de nueva colección y el descuento no sea aplicable.

Los stocks

Los stocks permiten a las marcas deshacerse de sus existencias de productos no vendidos de las colecciones anteriores. A menudo se encuentran prendas a precios verdaderamente bajos. Si encuentras alguna de ellas que te viene bien, ¡no lo dudes! Sobre todo sin son básicos, que nunca pasan de moda.


Y además:
Guía de shopping para rebajas
Test de rebajas: ¿qué tipo de compradora eres?

por Redacción enfemenino

Puede interesarte