Inicio / Belleza / Tratamientos / Cavitación: resolvemos todas tus dudas

Cavitación: resolvemos todas tus dudas

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 1 de marzo de 2016

La cavitación es un tratamiento estético que se presenta como la alternativa ideal a la liposucción. ¿Funciona? Desde luego, los especialistas así lo creen. En el último año, las ofertas de las clínicas estéticas y centros de belleza se han multiplicado para proporcionarnos este revolucionario método para eliminar la grasa localizada de una vez por todas.

Sin embargo, aún existe un gran desconocimiento sobre esta técnica. De entrada, si nos fijamos en la diferencia de precios de los diferentes centros que lo ofrecen (desde 25 euros la sesión hasta unos 100) nos preguntamos si todos los aparatos de cavitación son iguales o si la metodología aplicada será la correcta.

Con estas preguntas y muchas otras, nos dirigimos al centro de belleza Solana&Rojano, situado en pleno corazón de Madrid. Allí nos contaron todo sobre la cavitación, empezando por su utilización en el campo de la estética: "comenzó a usarse en Milán en el año 2005", nos cuentan las expertas del salón. En España, sin embargo, hemos tenido que esperar algo más para comprobar los beneficios de este tratamiento. Hace unos cinco años empezamos a conocerlo más de cerca. Hoy en día es uno de los tratamientos estrella para deshacerse de la grasa.

¿Qué es la cavitación?

La cavitación estética es un tratamiento que se realiza a través de un ultrasonido de baja frecuencia que, al aplicarlo sobre la piel, crea microburbujas de vacío en el interior de un líquido o fluido. En el caso de la grasa, las células adiposas se ven sometidas a una gran presión, lo que hace que la membrana se rompa y la grasa pase a un estado líquido "fácil de eliminar por la orina o el sistema linfático", explican las expertas de Solana&Rojano.

La cavitación no es un tratamiento concebido para bajar de peso, sino para modelar el cuerpo. Se recomienda sobre todo para acabar con la grasa localizada que no se elimina ni con dietas, ni con ejercicio ni con otros tratamientos estéticos. "Donde más se nota su efectividad es en las nalgas, abdomen y piernas, pero se puede realizar en más zonas", nos comentan desde Solana&Rojano. También se aconseja para aquellas personas que aún siendo delgadas o estando en su peso ideal, tienden a acumular grasa en determinadas zonas, como en las caderas o en la tripa.

Resultados

Los resultados de la cavitación son visibles, según los expertos, a partir de la tercera sesión. Y hay que tener en cuenta que la cavitación siempre se acompaña de otras terapias, como pueden ser la presoterapia, para drenar toda la zona de grasa diluida, la radiofrecuencia para drenar y reafirmar, o la plataforma vibratoria, que se puede aplicar incluso antes de la sesión de cavitación.

En cuanto a si la grasa vuelve o no... En realidad la grasa eliminada no vuelve, pero... ¡Es como todo! Si no hacemos un seguimiento se producirán nuevas células grasas que crecerán y, por lo tanto, volveremos a tener la piel como cuando empezamos el tratamiento.

Otra cuestión es la periodicidad del tratamiento. "La grasa se elimina más o menos a los cuatro días, por lo que a partir de ese momento se puede realizar otra sesión, pero con la aparatología que utilizamos nosotras recomendamos realizar una sesión una vez a la semana y nunca más de 40 minutos", dicen en el centro.

Si sientes que te sobra algún kilito de más, ya sabes, haz como estas famosas y márcate un extreme make over y estrena tipazo este verano.

Indicaciones y riesgos

Las personas con marcapasos o prótesis, mujeres embarazadas o en proceso de lactancia, personas con insuficiencia renal, insuficiencia hepática, con hipertrigliceridemia o hipercolesterolemia, entre otros, no deberían realizarse este tratamiento. "De todos modos", añaden desde el centro estético, "al ser un proceso estético, cualquier persona con algún tipo de alteración o enfermedad la derivamos directamente a su especialista para que le deje claro si es apta o no para realizarse el tratamiento". Y es que, como en cualquier tratamiento, siempre viene bien la supervisión de un médico.

Realizado a personas que no presenten problemas de salud, losriesgos de la cavitación son mínimos. "Se puede producir una quemadura por la aplicación del ultrasonido, pero esto se da muy raramente. A veces puede quedar alguna acumulación de grasa localizada que no se elimina bien, pero esto sucedería en el caso de no hacer el drenaje. Sin embargo, siguiendo bien las pautas del tratamiento, la cavitación no tiene ninguna complicación", nos cuenta la experta.

La tencnología para aplicar este tratamiento depende del centro. "En el mercado existe mucha oferta respecto a la maquinaria de cavitación, pero es importante que cavite más o menos a 40khz. La potencia se regula dependiendo de la constitución del individuo que se somete al tratamiento, no es lo mismo que tengas mucha masa grasa que poca y también hay que tener en cuenta dónde se localiza la grasa", nos comentan.

Ventajas

En cuanto a las ventajas de la cavitación, destacamos que:

  • No es una terapia invasiva, por lo que se alza como una alternativa a la liposucción.
  • Ataca justo donde lo necesitamos, allí donde la grasa es más resistente.
  • Sus resultados son visibles: se puede llegar a perder hasta 2 centímetros de perímetro por sesión, aunque depende del caso.
  • A partir de la tercera sesión el resultado se hace más visible.
  • El tratamiento, que dura unos 40 minutos, no es muy incómodo. Se escucha, eso sí, una especie de "pitido" debido a la aplicación del ultrasonido, pero no es molesto.
  • Tras el tratamiento, la piel queda lisa y sin traumatismos.
  • Mejora notablemente la circulación, elimina toxinas, aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos y está comprobado que ayuda a regular el tránsito intestinal.

Recomendaciones

La cavitación no conlleva grandes cuidados previos, aunque sí se recomienda:

  • Cuidar tu alimentación durante el tiempo que dura el tratamiento para que sea más efectivo y los resultados sean mejores.
  • Para la cavitación se recomienda sobre todo beber mucha agua tanto el día anterior como el posterior, porque es el medio por el que vamos a eliminar la grasa en estado líquido.
  • Posteriormente, se puede aplicar una crema drenante o anticelulítica, para favorecer la eliminación de grasas.


Y además:
Alimentación anti-celulitis
¡Basta de misiones imposibles! 3 claves para aprender a perder calorías

Puede interesarte

Comentarios