Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Bañera vs ducha: te ayudamos a decidirte en la elección de tu baño

© Homify
Decoración

Bañera vs ducha: te ayudamos a decidirte en la elección de tu baño

por Redacción enfemenino Publicado en 16 de octubre de 2017
72 compartidos

Los pros y los contras de una de las decisiones más difíciles de tomar en una casa, ¿poner ducha o bañera? Te ayudamos a saber cuál es la mejor opción para ti y cómo puedes sacar partido en la decoración de estos dos espacios de la mano de los expertos.

A la hora de escoger un baño… ¿eres de las que prefiere la funcionalidad de una ducha o la que suspira por el placer que puede darte una bañera? En este eterno debate hay quien no se aclara y se decide por las dos opciones. Y es que no es raro hoy en día ver un cuarto de baño con ducha y bañera, aunque no todas podemos permitirlo.

Para ayudarte a decidir hemos recogido algunas ideas y consejos sobre la conveniencia de instalar ducha o baño en tu aseo. Eso sí, nosotros te damos la información, ¡pero la decisión te toca tomarla a ti!

Los pros de tener una ducha en tu baño

1. El tamaño: en unas viviendas cada vez más pequeñas, tener ducha en lugar de bañera puede resultar toda una bendición. Y es que estas ocupan la mitad que una bañera, lo que nos permite utilizar mejor el espacio y dar más amplitud incluso a los baños más pequeños.

2. Mejor accesibilidad: si tenemos en casa personas mayores o con menor movilidad, el uso de la bañera puede ser problemático. Sin embargo, las duchas pueden ser totalmente planas o tener apenas un pequeño escalón para entrar en ellas.

3. Se adaptan al espacio: en cuartos de baño de geometría complicada, las duchas, que hoy las encontramos cuadradas, redondas, semicirculares, rectangulares y hasta triangulares, se adaptan mejor a estos puntos muertos.

4. Ahorran agua: a la hora de hablar de consumo de agua, la ducha gana la batalla a la bañera. Para darnos un baño relajante son necesarios, al menos, 230 litros. Para una ducha de cinco minutos, tan solo 95 litros.

© Homify

Aquí tienes algunos consejos de decoración para aplicar en tu ducha:

>El alicatado de la pared
: la ducha también puede dar mucho juego, sobre todo si sabemos jugar con los revestimientos. Si colocamos una mampara transparente, es buena idea que la pared que vemos a través de ella rompa con el diseño del resto del baño: cambia de color o utiliza otro alicatado. ¡El contraste quedará perfecto!

>El pavimento: también la combinación de diferentes tonos en el pavimento puede ser un recurso decorativo interesante cuando contamos en nuestro cuarto de baño con una ducha. La diferencia en los tonos y los materiales delimitará también el espacio para cada zona del baño.

>Pequeños estantes: la verticalidad de la ducha nos permite colocar estantes y jugar con ellos a la hora de hablar de decoración. Puedes decidirte por diseños más funcionales, pero también puedes aprovechar este recursos para buscar piezas más originales.

>El diseño de la mampara: como ocurría con las cortinas de la bañera, también la mampara nos ofrece un espacio para jugar con los colores y el diseño. Hay quien las prefiere totalmente transparentes, pero lo cierto es que el mercado nos ofrece múltiples opciones con diseños más originales para dar una nota más fresca al cuarto de baño.

Si te decides por una bañera, ¡estas son sus ventajas!

1. La belleza de una bañera: reconozcámoslo. Las bañeras no son prácticas, pero no todo en este mundo tiene que ser funcional. Una bañera es un objeto bello, casi de culto, que ha acompañado al ser humano desde tiempos inmemoriales. ¿Por qué prescindir de algo tan estético como una bañera?

2. Baños relajantes: ¿Quién no ha sentido alguna vez la necesidad de darse un buen baño de espuma? Aunque solo sea por estos pequeños placeres que una puede darse de vez en cuando, tener una bañera en casa puede merecer la pena. Sin embargo, estar demasiado tiempo en remojo puede producir enfermedades atópicas, así que ojo con pasarnos cada día media hora en la bañera.

3. Mejor para niños: con niños, la opción de la bañera gana puntos. Y es que más allá de la higiene, el baño es un momento de relajación y juego para los más pequeños que solo la bañera puede brindarles.

Aquí tienes algunos tips para decorar tu zona con bañera:

>Flores en la repisa: las bañeras nos proporcionan un espacio único para poner una pincelada de color en el cuarto de baño: sus repisas. En ellas cabe casi todo, aunque hay que tener cuidado de sobrecargarla demasiado. Algunas ideas de decoración pasan por colocar flores. No solo dará un toque natural al cuarto de baño, también ayudará a que nuestro baño sea mucho más placentero.

>Velas: estamos acostumbrados a que el cuarto de baño sea más un lugar más funcional que acogedor. Sin embargo, nunca está de más hacerlo menos frío y más agradable. Una manera de conseguirlo es colocar velas en la bañera y encenderlas mientras nos damos un baño relajante.

>Cortinas: aunque cada vez más bañeras se cierran con mamparas, hay quien todavía prefiere las cortinas. Se trata de un recurso sencillo y económico para dar más color al cuarto de baño.

>Un jardín zen: las piedras blancas siempre están presentes en los jardines orientales y es tendencia colocarlas en un espacio previo a la bañera. El efecto en la decoración es muy llamativo, ya que convierte el cuarto de baño en un lugar exótico y lleno de magia.

>Lámparas de salón: aunque parezca contradictorio, no hay nada más llamativo y original que colocar una lámpara de salón sobre la bañera. De esta forma le damos un toque elegante y sofisticado a la habitación y realzamos la zona destinada al baño, creando un espacio digno de reyes.

Contenido elaborado en colaboración con Homify.es


​Y además:
7 tendencias decorativas que llegan a tu casa este otoño
¡Se lleva lo British! Decoración con motivos ingleses

por Redacción enfemenino 72 compartidos

Puede interesarte