Inicio / Belleza / Tratamientos

Belleza

¿Sabes qué es el triángulo de la juventud?

por Patricia Álvarez Creado en 10 de octubre de 2016
¿Sabes qué es el triángulo de la juventud?

En las mujeres jóvenes, el rostro forma un triángulo cuya base se encuentra ubicada en la zona de los pómulos y el ápice en el mentón. Esto se debe a que la grasa se encuentra de forma natural en la zona media de la cara, dando lugar a un aspecto más carnoso a este nivel. Te contamos qué ocurre con este triángulo a medida que pasan los años.

Con el paso del tiempo, y de una forma progresiva, este triángulo se va invirtiendo, hasta terminar con su base ubicada a nivel mandibular y su ápice en la frente. Esto va produciéndose debido a dos motivos principales:

  • Una disminución del volumen condicionado por la pérdida de grasa de la zona media de la cara, la cual, por efecto de la gravedad pasa a depositarse en la zona de la línea mandibular. Y también debido a la pérdida de hueso en la zona de los pómulos por el proceso de envejecimiento.
  • Y por otro lado la acción de los músculos depresores de la cara, ubicados en la parte baja, también provoca que el triángulo se invierta.

Así, pese a que muchas mujeres siguen estupendas a medida que cumplen años, si prestamos atención a los rasgos faciales, podemos observar ciertas características que indican el paso del tiempo.

Descubre: El elixir de la eterna juventud: famosas que están mejor a los 40 que antes
Julia Roberts a los 48 © Getty

Si observamos un rostro envejecido con detenimiento, podremos comprobar cómo la zona de las sienes y los pómulos se han hundido, y sin embargo hay un exceso de piel y grasa en la línea mandibular y el mentón.

Para tratar de invertir este proceso, o mejorar el aspecto y recuperar el triángulo de la juventud, debemos reponer el volumen perdido en la zona media del rostro. Para ello disponemos de rellenos, a base de ácido hialurónico, que permiten por un lado aportar volumen a la zona y a largo plazo, además, propiciar la formación de colágeno de forma natural.

Debemos tener en cuenta que para conseguir devolver el triángulo a su posición inicial, el volumen tendrá que inyectarse donde se ha perdido, es decir en sienes, frente, mejillas, etc. Evitando inyectarlo en la parte baja de la cara, donde favoreceremos aún más que el triángulo se invierta. Para contribuir a recuperar la juventud del rostro, además de reposicionar el volumen perdido, podemos frenar la acción de los músculos depresores ubicados en la parte baja del rostro, evitando así que contribuyan al envejecimiento de la anatomía facial.

Contenido elaborado por la Dra. Cristina de Hoyos, dermatóloga y directora técnica de Clínicas Ceta.



Y además:
El lado emocional de la dermatología. ¿Cómo nos afectan los problemas de la piel?
Consejos para evitar el estrés en la piel

Patricia Álvarez
Patricia Álvarez es la redactora jefe de enfemenino. Aunque su andadura académica comenzó algo alejada del periodismo (estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Alicante), pronto descubrió que su …