Inicio / Ocio / Viajes / Estas son nuestras 10 razones para perdernos y desconectar en un pueblo asturiano

© Tierra del Agua
Ocio

Estas son nuestras 10 razones para perdernos y desconectar en un pueblo asturiano

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 26 de septiembre de 2016

En este mundo en el que todo va tan rápido, encontrar un lugar en el que hacer parón y cuenta nueva es un soplo de aire fresco más que necesario. Nosotras hemos encontrado un rincón perfecto en Caleao (Asturias). Después de pasar unos días desconectadas del mundo, te contamos por qué tú también debes huir del mundanal ruido en cuanto tengas un par de días libres.

Levantarte por la mañana y que lo primero que sientas sea la luz del día entrando por la ventana y el aire puro en lugar de la alarma del móvil y la consiguiente revisión de todas las redes sociales es vida. Y nosotras tuvimos la suerte de descubrirlo hace tan solo unas semanas en Tierra del Agua, situado en Caleao, un pequeño pueblo asturiano que late al ritmo de la naturaleza.

Nos dimos cuenta entonces de lo necesario que es hacer un parón de vez en cuando y dejar que la mente y el cuerpo desconecten por completo. Dicho esto, a continuación te contamos cuáles son las 10 razones para que dejes de pensarlo y te escapes en cuanto puedas para disfrutar tanto como lo hemos hecho nosotras.

1. Respirar aire puro

© Tierra del Agua

Una escapada a Asturias siempre tiene esa dosis de naturaleza y aire puro que todas necesitamos después de una larga temporada establecidas en nuestro papel de urbanitas. Por eso, te recomendamos que en el preciso instante en el que dejes las maletas en tu habitación, te sientes, mires al horizonte y respires hondo: la sensación de paz te invadirá desde el minuto uno.

2. Dejarte seducir por los colores del otoño

© Tierra del Agua

En el corazón del Parque Natural de Redes, Reserva de la Biosfera desde el año 2001, se encuentra Tierra del Agua, un exponente perfecto de lo que es realmente el ecoturismo. Este enclave para nada fortuito enamora desde el primer instante en el que uno llega a Caleao, el pequeño pueblo asturiano en el que se ubica y que parece detenido en el tiempo.

Si tienes la suerte de viajar durante los meses de otoño, disfrutarás de una verdadera maravilla para los sentidos. Ocres, marrones y dorados se mezclarán con los últimos verdes del verano y el humo de las chimeneas que calientan a los habitantes de este paraíso natural.

3. Disfrutar de cada uno de los sabores de su gastronomía

© Tierra del Agua

No habrás probado unas verdaderas fabes asturianas hasta que Manu, cocinero de Tierra del Agua, te sirva un plato de ellas. Preparadas durante horas con mimo y dedicación, esta fabada nos hace entrar en calor y nos recuerda lo bien que sabe comer bien, tranquila, con tiempo. Porque, seamos honestas, ¿cuánto hace que no descansas más de quince minutos a la hora de la comida? En Caleao, el reposo es obligatorio.

Además de las típicas fabes, en nuestro viaje a Asturias descubrimos también el queso Casín, típico de esta zona del Principado. Una verdadera delicia con la que Manu prepara buñuelos y flanes realmente deliciosos. Y, por si saborear Asturias no fuese suficiente, nosotras lo hemos hecho acomapañadas de sidra y con unas vistas espectaculares de la montaña... ¡100% recomendable!

4. Hacer senderismo por rincones que nunca imaginaste

Asturias es realmente un paraíso natural. Hacer senderismo entre todas las tonalidades de verde imaginables hace que queramos deparar en cada detalle del paisaje. Grandes pendientes y acantilados que conducen a lugares mágicos, de esos que quedan impresos en nuestra memoria para siempre. Pregunta por las rutas de senderismo que se organizan desde el complejo de apartamentos y déjate enamorar por cada uno de los kilómetros del camino.

5. Montar a caballo entre montañas

Y si andar no va demasiado contigo, ¿qué te parece dar un paseo a caballo por alguna de las rutas de este Parque Natural? ¿Se te ocurre una forma mejor de huir del mundanal ruido?

6. Relajarte en una sauna con unas vistas inmejorables

Después de vivir en plena naturaleza, nada mejor que pasar unos minutos en la bañera nórdica que Tierra del Agua tiene ubicada en una de las zonas más apartadas del hotel. Aunque haya frío o llueva fuera, te recomendamos que pruebes esta instalación recién inaugurada y de la que estamos segura que no querrás salir.

Tranquila, si buscas experiencias más convencionales, nada como disfrutar de su sauna, súper relajante y con uno de nuestros rinconcitos favoritos del complejo. Un pequeño poyete al lado de un gran ventanal desde el que puedes leer o charlar con tu acompañante mientras se despliega ante ti toda la belleza del entorno.

7. Iniciarte en el yoga y detenerte a pensar en ti misma

© Tierra del Agua

El yoga está de moda y no es un hecho casual. Nos ayuda físicamente, mejorando nuestras posturas y trabajando nuestro equilibrio pero, además, nos ofrece muchos beneficios a nivel mental. ¿Has probado alguna vez a dejar tu mente en blanco? A veces, ni siquiera cuando estamos de vacaciones somos capaces de dejar de pensar en el correo electrónico, los compromisos familiares, los problemas de trabajo... Lo sabemos. Por eso, para completar tu receta detox durante tu escapada, puedes informarte sobre las clases de yoga. No hay nada mejor para comenzar el día sintiéndote plena.

8. Aprovechar cada minuto con tu compañía favorita

© Tierra del Agua

Viajar a un lugar así requiere hacerlo en la compañía perfecta. Tu pareja puede ser una fantástica opción pero Tierra del Agua dispone también de apartamentos, por si lo que te apetece es vivir esta escapada detox rodeada de amigas o familiares. Y ya sabes, por supuesto, que no hay mejor compañía que una misma. Por eso, este puede ser uno de tus primeros viajes sola... ¡No te arrepentirás!

9. Dejarte mimar

Estar en un pueblo tan pequeño, alrededor de 150 habitantes, te hace sentir parte de una pequeña familia. Esa sensación de egoísmo e individualidad que nos traemos de las grandes ciudades, se pierde en el momento en el que cruzamos la puerta de la cafetería del complejo turístico. Por eso, te invitamos a que charles, observes, escuches, preguntes y te dejes querer por todas las personas que forman parte de este rincón lleno de magia.

10. Apagar el móvil, desconectar y prestar atención a los detalles realmente importantes.

Donde comienza Tierra del Agua, terminan las carreteras (literalmente) y nos encontramos los valles y las carreteras improvisadas llenas de curvas y desniveles. Ahí, perdida en pleno corazón de Asturias, una se da cuenta de lo que es dormir plácidamente sin escuchar un solo ruido, tomar un café con mucha calma y acompañada de unas vistas espectaculares y dejar de controlar cada minuto del reloj, dejando que el tiempo fluya al ritmo que tú decidas.

Y además:
Los 101 monumentos más famosos del mundo

50 pueblos de cuento en los que querrás perderte

por Laura Sutil