Inicio / Maternidad / Maternidad TV

Cómo hacer adornos navideños con niños

Este año se acabó el gastarse mucho dinero en adornos navideños. Si eres de esos que cada año cambia los adornos de toda la casa en Navidad, quizás en esta ocasión será diferente. Aprovecha si tienes niños para hacer más divertido tu casa y tener una decoración original, y por supuesto de lo más navideña. 

No hace falta decir que nos encanta un adorno de Navidad, y que se ha convertido en todo un ritual de decoración en nuestras casas. Pero más de ser una tradición, es una actividad que también nos sirve para que papás y mamás se lo pasen increíble haciendo manualidades con los peques. Estrellas, bolas, renos, guirnaldas...podrás elegir entre un sinfín de ideas para tener adornos de lo más originales, y encima hechos por los reyes de la casa. 

Aprovecha que en Navidad tienen vacaciones para hacer manualidades juntos y así decorar el árbol de Navidad de una forma más especial con adornos hechos por ellos mismos. Estas manualidades no solo aumentan la relación de padres e hijos sino que también les ayuda a aumentar su capacidad creativa. Antes de comprar todos los materiales, intenta que sean reciclados. Podemos no solo ahorrar sino también concienciar a los más pequeños de la importancia del reciclaje y la concienciación con el medio ambiente. Solo tienes que coger papel y lápiz, y apuntar estas ideas fáciles para pasar un rato fácil y divertido con tus peques: 

Árboles de Navidad con washi tape: uno de nuestros adornos favoritos es la de crear un arbolito de Navidad con cintas de washi tape y unos palitos de madera. Desde Boho Chic Style  nos han dado esta idea y nos ha encantado. En el vídeo podrás ver cómo hacerlo al detalle con los niños, y así  ¡pasaréis un rato muy divertido! 

Adornos con pasta: a los niños les encanta la pasta y también jugar con ella. Además, es una forma económica de hacer estos adornos navideños y convertirlos en algo más casero. Solo necesitas pasta (espirales, lazos,...), pintura, hilo y pegamento. Puedes pintarlo de los colores que más os gusten. Aunque te recomendamos que dejes que jueguen y se divierta, por eso intenta que lleven ropa cómoda. 

Renos decorativos: los renos son muy característicos de las navidades. Aprovecha el cartón del papel higiénico, botones, pajitas y fieltro para decorar las orejas de tu reno. Puedes usar rotuladores, pinturas e incluso purpurina para darle un toque más navideño y especial. Otra opción algo más sencilla, es recoger algunas piñas si vas de escapada rural para hacer adornos para el árbol. Puedes hacer renos y colgarlos en tu árbol de Navidad tan solo con una cinta roja, dos ojitos y una nariz roja. 

Bolas personalizadas: compra bolas para el árbol lisas en multitud de colores o incluso transparentes. Como idea un poco más especial y personalizada puedes poner la huella de la mano o pie del niño o bebé en una de las bolas transparentes. ¡Será un regalo ideal para los abuelos!

Guirnalda de muñecos de nieve: si buscas algo navideño para decorar las paredes pero que le guste a los niños esta es la mejor opción. La guirnalda de muñecos de nieve está hecha con platos de y papel y pegatinas. 

Piñas decorativas: las piñas tienen ese estilo casero y hogareño que toda casa necesita en Navidad. Son fáciles de encontrar y quedan bien en cualquier centro de mesa en Navidad, pero también para hacer manualidades con los niños y poder colgar en el árbol de casa. 

Guirnalda navideña con luces: puedes hacer tu propia guirnalda con luces. Solo necesitarás unas cartulinas e ir dibujando formas navideñas originales para ir construyendo la guirnalda. A continuación, puedes colgarlos en las pequeñas luces que sujetarán estos pequeños adornos caseros. Así, podrás conseguir unas luces un poco más originales para tu hogar y el de los peques. Incluso, podrías colgar esta guirnalda de luces en sus cuartos. 

Adornos navideños con tarros de cristal: podemos coger pequeños tarros de cristal que nos hayan sobrado de algunos alimentos envasados como lentejas o garbanzos, y rellenarlos. Puedes introducir en los tarros las bolas personalizadas que has hecho con los niños, algunas ramas de pino, e incluso algún bombón. Una idea perfecta es hacer con ellos 31 tarros como un calendario de adviento, y en cada tarro añadir algún regalo original para los peques. Después, solo tienes que utilizar un rotulador permanente o pintura e ir marcando cada uno de los tarros. Una forma casera y divertida de adorno para los niños. 

Ahora solo te queda comprar muy poco y disfrutar de estas manualidades tan divertidas y navideñas con los más pequeños. ¡Les encantarán!

Puede interesarte: