Inicio / Pareja / Anticoncepción / Métodos anticonceptivos

Métodos anticonceptivos

Publicado por mvega
Publicado en 29 de enero de 2008

La píldora, el anillo, el parche, el implante, el DIU… Las mujeres ahora tienen un amplio abanico de posibilidades en cuanto a métodos anticonceptivos se refiere, eficaces y cómodos.

La píldora, el anillo, el parche, el implante, el DIU... Las mujeres ahora tienen un amplio abanico de posibilidades en cuanto a métodos anticonceptivos se refiere, eficaces y cómodos. Eres tú la que tiene que encontrar el método anticonceptivo que mejor te va y mejor se adapte a tu estilo de vida.

Métodos hormonales
Se utilizan cada vez más. Este tipo de métodos se presentan en diferentes formatos:


La píldora: se toma todos los días por vía oral en forma de comprimido. Está compuesto de hormonas (estrógenos y progesterona): permite bloquear la ovulación. Según la dosis de estas hormonas, existes dos tipos: la píldora estroprogestativa o combinada y la píldora progestativa, recomendada en caso de sufrir riesgos cardiovasculares o de flebitis.
Entre los posibles efectos secundarios, está la posibilidad de aumentar de peso, pequeños sangrados, migrañas o dolor en los pechos. Es un método efectivo en un 99%, sin embargo, existen algunas contraindicaciones: tabaco, diabetes, colesterol...
La inyección de progestina: aconsejada para aquellas que no soporten tomar la píldora. La inyección intramuscular de progesterona se realiza todos los meses. Efectos secundarios: en ocasiones genera irregularidades en los ciclos menstruales.
El implante subcutáneo: el implante se realiza en el brazo bajo anestesia local y tiene una duración de 3 años. Este bastoncillo emite una dosis continua de progesterona. Es tan eficaz como la píldora pero más económico y tiene los mismos efectos secundarios.
El anillo anticonceptivo: flexible y fácil de colocar en la vagina. Libera estrógenos y progesterona continuamente durante tres semanas. Sólo tienes que retirarlo cuando tengas el periodo y volverte a poner otro tras una semana. Otra ventaja: como tiene una dosis inferior de hormonas, los efectos secundarios se reducen considerablemente.
El parche: es como un sello. Libera la dosis de hormonas a través de la piel durante una semana. Tienes que llevarlo durante tres semanas y descansar una para tener la regla. En cuanto a los efectos secundarios, son los mismos que los de la píldora, más una pequeña inflamación de la piel en el lugar donde se ha colocado el parche.

Métodos locales
El preservativo masculino: además de controlar la fertilidad (en un 97%), es el único método que protege contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Es de látex y se coloca cuando el pene está en erección. Evidentemente, son de un sólo uso y su manipulación debe ser cuidadosa.
El preservativo femenino: tiene las mismas ventajas que el preservativo masculino. Es un anillo de poliuretano lubrificado que se coloca en la vagina y es lo mejor para las personas alérgicas al látex.
El DIU: este dispositivo intra-uterino (DIU) en forma de T está compuesto de cobre y se inserta en el útero para varios años. Este puede ser sencillo o con progesterona. Se suele recomendar a mujeres que ya tienen hijos. La ventaja: evita los efectos secundarios de la píldora y permite a algunas mujeres disminuir las hemorragias de la menstruación.
El diafragma: se introduce en la vagina antes de tener relaciones sexuales y se utiliza junto a espermicidas (en forma de esponja, gel, cremas o supositorios). También protege contra algunas ETS como el gonococo y las clamidias. Atención: su fiabilidad tan sólo es de un 92 %.

Métodos naturales
Se utilizaban mucho en el siglo pasado. Estas técnicas se basan en el control del deseo y del acto sexual.

La marcha atrás: consiste en retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación. Atención: este método NO es nada fiable ya que el líquido preseminal puede contener espermatozoides.
Abstinencia en periodo fértil: una vez se determina el periodo de ovulación, la pareja no tiene relaciones sexuales (coito) o él no eyacula dentro de la vagina. El cálculo se puede realizar con un calendario, calculando la temperatura o en función de la variación hormonal en la orina. A pesar de que no haya contraindicaciones, es importante saber que estas técnicas NO suelen ser eficaces.

Métodos irreversibles
Considerados como extremos por su carácter definitivo, existen tanto para mujeres como para hombres y son para aquellos que ya no deseen tener más hijos.
Ligadura de trompas: se practica a las mujeres. Es una intervención quirúrgica que consiste en seccionar las dos trompas de Falopio.
La vasectomía: se practica a los hombres. Esta operación permite bloquear los conductos deferentes para impedir que los espermatozoides salgan al exterior junto al semen.

¡Atención! Reflexiona antes de tomar una decisión así ya que puedes tener efectos secundarios psicológicos.

Puede interesarte