Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 15 cosas típicas de niños que hacen perder la cabeza a los padres

Maternidad

15 cosas típicas de niños que hacen perder la cabeza a los padres

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 8 de junio de 2016
94 compartidos

Está claro que los hijos son una de nuestras principales fuentes de alegría. A pesar de cada trastada o de lo difícil que nos lo pongan, al final siempre hacen que merezca la pena. Pero seamos sinceras, a veces son capaces de sacar de sus casillas hasta a la persona más paciente. ¡Aquí tienes algunos ejemplos! ¿Te identificas con ellos?

1. "¿Por qué?... ¿Y por qué?"

Cuando comienzan a ser conscientes del mundo que les rodea les asalta una curiosidad implacable y necesitan una explicación para absolutamente todo. "¡¡Porque sí y punto!!"

2. "¿Falta mucho"

Apenas han transcurrido diez minutos desde que salisteis de casa y ya comienza la tortura...

3. "Me hago pis"

Otra típica de los viajes. Gracias a los niños conocerás todas las gasolineras y áreas de servicio del país.

4. No querrán bañarse, pero después se negarán a salir de la bañera

La mayoría de los niños intentan escapar de la hora del baño, pero una vez dentro de la bañera, y más aún si tienen sus juguetes preferidos, no conseguirás sacarles hasta que tengan los dedos tan arrugados como garbanzos.

5. Pataleta en el súper

Perfectamente podría ser el nombre de cualquier película de terror, pues es lo que tú sientes cuando ves venir un momento bochornoso (y público) como éste.

6. Cuando echan a correr y los pierdes de vista

Otro momento que consigue asustarte como nada en el mundo: en el parque, en el centro comercial, en la calle... Cuando les da por correr o por esconderse, juegan como nadie con tus nervios.

7. "Estate quieto, te vas a hacer daño"

¿Y qué ocurre? Que se lo hace. Caídas, resbalones, golpes... Su sentido de la temeridad no conoce límites.

8. Que se limpien la boca con las mangas

Lo hacen todos. Sin excepción. Y además les parece la opción más práctica del mundo.

9. Hablarte a través de la puerta del baño

O pasarte notas por debajo o directamente entrar contigo. ¡Qué difícil es tener un momento de soledad!

10. Los momentos "Tierra, trágame" cuando les entra un ataque repentino de sinceridad

No tendrán problemas para llamar a alguien "feo" o "gordo" a la cara. Y delante de ti.

11. Que se haga el listillo

Cuando sobrepasan los tiernos diez años, todo niño guarda dentro una vocecilla repelente que consigue sacarte de quicio. "Ya lo sé, mamá", "No tienes ni idea, mamá", "Así no se hace"... ¡Argh!

12. Que griten en los lugares menos apropiados

En la sala de espera del médico, en el transporte público, en los restaurantes... Darías lo que fuera por que se callase y pasar desapercibida... pero no.

13. "Ahora voy"

Una respuesta que les vale para todo: "ve a lavarte los dientes", "ponte a hacer los deberes", "recoge la habitación"... ¿Y lo peor? Que su "ahora" se acaba convirtiendo en un lapso de tiempo indefinido.

14. Que sean capaces de dormirse en cualquier momento del día, menos de noche

Les entra sueño durante el desayuno, en el colegio, mientras hacen los deberes... ¿Y a la hora de dormir? ¡Son un torrente de energía!

15. Que se produzca un momento de silencio en casa y encontrártelos después haciendo cosas como estas:

Relacionados: La vida real de las mamás en Instagram

¡Tan reales como la vida misma! © Instagram #kidsaretheworst / @emrlawrence


Y además:
11 motivos (divertidos) que te convencerán para convertirte en madre
20 razones absurdas (pero divertidas) por las que los niños lloran

por Cristina Gonzalez 94 compartidos

Puede interesarte