Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Dime cómo duerme y te diré cómo es

© iStock
Maternidad

Dime cómo duerme y te diré cómo es

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 11 de mayo de 2016
157 compartidos

¿Cuál es la personalidad de tu hijo según su forma de dormir? Este es el reciente estudio que se ha llevado a cabo gracias a las últimas investigaciones realizadas por el Instituto del Sueño de Reino Unido. La postura que adoptan a la hora de dormir los peques puede llegar a determinar su personalidad. ¿Identificas alguna de estas con tus hijos?

Existen algunas investigaciones que demuestran que la postura en la que duermen los niños está directamente relacionada con su personalidad. Así lo afirma el coordinador del Instituto del Sueño de Reino Unido, Chris Idzikiwsky según la posición que adoptan los pequeños podemos descifrar algunos de los rasgos de su personalidad.

Aunque toda mamá conoce perfectamente a su pequeño, esta es sin duda una forma curiosa de entender cómo es tu hijo y descifrar qué rasgos de su carácter son los que mejor le definen.

Desde que son incluso bebés podrás notar que ellos solitos van adoptando al dormir una serie de posturas con las que se encuentran más cómodos... Aquí tienes las conclusiones de este estudio, cuanto menos, interesante.

© iStock

Postura de tronco

Se caracteriza porque el niño suele dormir de lado, en postura recta y de ahí, parece que sea un tronco. Los brazos también los mantiene estirados y rígidos pegados a los lados del cuerpo y sus piernas permanecen rígidas y juntas.

El estudio afirma que los pequeños que duermen en esta postura suelen ser niños tranquilos, con una gran capacidad de relacionarse con los demás, sobre todo con niños de su edad y además, se lo pasan en grande jugando en grupo. Son muy sociables pero al mismo tiempo suelen ser tan confiados que a veces pueden resultar hasta inocentes.

Postura de estrella de mar

La postura es dormir boca arriba con las piernas separadas y rectas. Los brazos hacia arriba doblados y rodeando la almohada como si la estuvieran abrazando. La llamada postura de la estrella de mar denota en el peque una gran capacidad de hacerse querer y hacer amigos, según el estudio. Además, suelen ser niños muy generosos, buenas personas y desinteresados. Pero eso sí, hay una cosa que odian y esa es ser el centro de atención.

Postura melancólico

La postura es de lado, con las piernas rectas y juntas y los brazos estirados hacia adelante. Además, se puede dar de que una de las manos se coloque debajo de la almohada. El estudio concluye que los peques que duermen en la llamada postura melancólico (o también se conocida por anhelante). Suelen ser cabezotas y da igual lo que les digan porque eso no les frenará su empeño por conseguir su objetivo. No suelen tener problemas a la hora de relacionarse con los demás ya que son personas muy amigables aunque no se fían en un primer momento de todo el mundo. Esto les hace ser cautos y hasta no tener clara la confianza en otra persona no compartir con ella sus secretos y pensamientos más íntimos.

Postura fetal

Es la postura en la que su postura es ladeada y con las piernas recogidas hacia el pecho. Es una de las más comunes y el recogimiento de piernas está directamente relacionado con la sensibilidad del individuo. En principio suelen parecer niños tímidos pero cuando van ganando confianza suelen ser cariñosos y muy emocionales.

Postura de caída libre

La postura es boca abajo y adopta este nombre porque parece haber caído desde el cielo. Las piernas están rectas y estiradas y la cabeza ladeada hacia un lateral. Los brazos están abiertos hacia arriba y colocados a los lados de la cabeza. Suelen ser niños rebeldes, independientes y amantes de la libertad. No admiten muy bien las críticas ni que les digan lo que tienen que hacer; rechaza siempre las normas e imposiciones. En definitiva, podríamos decir que son espíritus libres.

Postura de soldado

Son aquellos niños que duermen boca arriba como si estuvieran formando militarmente. Los brazos están colocados a los lados del cuerpo, de forma recta así como las piernas, y un poco separadas. Suelen ser niños reservados e introvertidos que no les gusta nada ser el centro de atención ni hablar de ellos mismos. Son personas muy leales y fieles sobre todo en temas familiares, con amigos y compañeros. Aquellas en las que siempre puedes confiar.


Y además:
12 consejos para viajar con bebés y ¡no estresarte!
Mi hijo es hiperactivo, ¿cómo puedo ayudarle?

por Sara Hormigo 157 compartidos

Puede interesarte