Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

¡A dormir! Conseguir que los niños duerman con el método Estivill, ¿es peligroso?

por María Viéitez Creado en 14 de octubre de 2019
¡A dormir! Conseguir que los niños duerman con el método Estivill, ¿es peligroso?© Getty

¿Has escuchado del método Estivill para conseguir que tus niños duerman y tienes dudas? Si es o no peligroso, si es o no eficaz... Hay opiniones muy diversas al respecto, pero lo cierto es que en los últimos veinte años y en la actualidad, este método se ha puesto en práctica cada vez más a menudo.

En 1997 el Dr. Eduard Estivill Sancho, pediatra barcelonés, publicó el libro Duérmete, niño, en el que describe un método casi infalible (válido, según él, en el 96% de los casos) para hacer dormir a los niños que no quieren dormirse o que a menudo se despiertan durante la noche. El método Estivill, que a su vez se basa en el sistema desarrollado años antes por el pediatra Richard Ferber de Boston y publicado en el libro Solve Your Child's Sleep Problems ('Resuelve los problemas de sueño de tu hijo'), sugiere, en pocas palabras, acostar al niño aún despierto y 'educarlo' para que se duerma solo.

El libro tuvo mucho éxito y de hecho se vendieron más de tres millones de copias en todo el mundo, en parte porque el sistema parecía funcionar y muchos de los nuevos padres que lo intentaron consiguieron el efecto deseado. Pero ¿a qué precio? En los años siguientes varias asociaciones de pediatras comenzaron a dudar dell método Estivill, denunciando que era una práctica violenta y subrayando que ningún estudio científico había demostrado nunca su eficacia y seguridad. En 2012, el propio Dr. Estivill escribió
Que no te quiten el sueño: El Método Estivill para el insomnio de los adultos y, desoyendo las críticas, muchos siguieron sus consejos.

Video por Francesca Clerici

Método Estivill: cómo funciona y por qué tuvo éxito

¿Cómo funciona el método Estivill? El sistema ideado por el médico español se basa en la extinción gradual del llanto. En la práctica, la técnica se divide en tres fases distintas:

  • Como primer paso, Estivill recomienda introducir una rutina que debe repetirse todas las noches antes de dormirse (por ejemplo, un baño caliente, un pequeño juego o leer un cuento para crear un ambiente positivo), luego poner al niño en la cuna y salir de su habitación (por supuesto, el método asume que el niño tiene su propia habitación, sin dormir con mamá y papá).
  • Si, como es previsible, el niño empieza a llorar, no es necesario intervenir inmediatamente, sino dejar que transcurran unos períodos de tiempo preestablecidos antes de correr hacia él, aumentándolos gradualmente (inicialmente 3 minutos, luego 5, 10, 15...).
  • Al entrar en la habitación del niño, es necesario consolarlo sin tomarlo en sus brazos, hasta que vuelva a dormirse. Según Estivill, este método produce excelentes resultados contra el despertar nocturno de los niños, incluso los más pequeños, en sólo una semana.


¿Funciona realmente el método Estivill? No sabemos si realmente este método funciona en el 96% de los casos y en sólo 7 días, como promete el pediatra de Barcelona, pero funciona. Después de todo, es un proceso natural: si el niño llora mientras duerme pero no recibe ninguna respuesta, después de un cierto período de tiempo deja de llorar y se duerme de nuevo. Todo lo que tienes que hacer es tener la fuerza y la paciencia para resistir su llanto, que en muchos casos puede llegar a ser desesperado. Finalemnte, el bebé dera de llorar solo, no porque haya encontrado la serenidad, sino por agotamiento.

¿Es peligroso el método Estivill? El grito de alarma de muchas asociaciones de pediatras

'Ahora sabemos por la investigación científica, si el sentido común no era suficiente, [...] que la afirmación de que un niño pequeño se duerme solo y duerme toda la noche sin requerir la presencia y el contacto del adulto, además de ser anti-fisiológico y poco realista, puede causar confusión en los padres y un gran estrés en los niños'. Esto es lo que la Asociación Cultural de Pediatras piensa de la técnica ideada por el pediatra español.

Entonces, ¿es peligroso el método Estivill? Según sus (muchos) detractores, esta técnica carece de evidencia científica ya que no está respaldada por estudios. Además, no tiene en cuenta que cada niño es único y diferente desde el nacimiento, por lo que no se puede pensar que exista un 'método único' para enseñarles a dormir o para superar los despertares nocturnos del recién nacido.

Pero, sobre todo, un sistema que reprime el llanto del niño levanta muchas críticas, ya que al aplicarlo estás ignorando la necesidad de un niño, que puede estar expresando hambre, sed, malestar o, simplemente, una petición de tranquilidad. Al no responder a su llanto, los padres inducen al niño a no buscar consuelo cuando se encuentra en una situación de angustia, lo que le puede llevar a perder la confianza en las personas más cercanas a él. Desde un punto de vista psicológico, es esencial que mamá y papá sean capaces de transmitirle seguridad, sepan tranquilizarle y cuidar de él, no solo durante el día, sino también durante la noche.

Método Estivill, ¿desde cuándo? La edad 'adecuada' para aplica el método según el pediatra

En su libro, el pediatra recomienda comenzar muy temprano con este método contra el despertar nocturno de los niños (como ya se ha dicho, incluso a partir de los 3 meses) ya que, explica, 'no hay diferencia entre un bebé y un niño de 4 años'.

Esta fue una afirmación muy cuestionada que atrajo muchas críticas y que él mismo aclaró en 2012, cuando explicó que estas técnicas deberían aplicarse en niños de 3 años en adelante que sufrieran insomnio infantil: 'Los bebés regulan su reloj biológico, pero a esa edad todavía es inmaduro y esta influido por la lactancia materna, y por eso es absolutamente inapropiado forzar los ritmos del sueño y de la vigilia. Es mejor empezar a partir de los 3 años'.

Descubre: Nombres raros y curiosos para niños
© iStock

Te puede interesar:
¿Sabes cómo aliviar los terrores nocturnos de tu hijo?
Dormir con el pelo recogido: ¿sí o no?
¿Chupete sí o no?: consejos prácticos para mamás y papás
Dieta posparto: una alimentación sana para estar en forma después del embarazo