Inicio / Psico / Consejos / La imagen “ideal” en las Redes Sociales

Psico

La imagen “ideal” en las Redes Sociales

Úrsula Calvo
por Úrsula Calvo Publicado en 19 de julio de 2017
60 compartidos

A través de las redes sociales, procuramos mostrar al mundo la parte de nosotras que consideramos “ideal”: las fotos en las que salimos más favorecidas, los momentos de alegría con amigos, los mejores platos gastronómicos, las fotos de familia “paataataaa”

En vacaciones lo tenemos mucho más fácil para encontrar momentos “ideales”, pero corremos el riesgo de no disfrutarlas por estar jugando a lo que llamo Pokemom-entos Me refiero a la búsqueda de esas instantáneas poco espontáneas que a veces nos requieren demasiada atención…

¿Tiene sentido dejar de disfrutar las experiencias que van surgiendo por encontrar el lugar, la pose o el hito perfecto para hacernos una foto que construya o mantenga una imagen de nosotras en las redes sociales?…

Sin darnos cuenta, podemos caer en la tentación de renunciar a momentos de auténtica felicidad para mostrar una imagen de la felicidad. Una imagen que sólo va a permanecer unos instantes en la mente de los demás, porque nuestros post se pierden en segundos en el mar de todas las “historias”.

En muchas ocasiones, no sólo hacemos un gran esfuerzo para construir una imagen de nosotras mismas que es sólo real parcialmente, sino que tendemos a olvidar que los demás hacen exactamente lo mismo. Creemos que realmente viven todo el tiempo así, como aparecen en las fotos de las redes. Esto no es cierto, y sin embargo puede mermarnos la autoestima y ponernos unas expectativas sobre lo que debería ser nuestra vida poco realistas.

El resultado puede variar entre la insatisfacción y la depresión. Si comparamos la realidad que vivimos, nuestra propia experiencia de la vida, incluido nuestro físico y nuestras relaciones, con la imagen “ideal” que muestran los demás en las redes sociales, podremos llegar a la conclusión equivocada de que nuestra vida es un asco.

Las vacaciones pueden ser maravillosas, sobre todo si aceptamos que existe la posibilidad de quemarnos los pies en el camino hacia el agua en la playa, de tener un desencuentro con nuestra familia, de pasar más de una hora de calor esperando mesa en el chiringuito, de ser molestadas por algún mosquito, de tener el pelo salvaje y descontrolado, de habernos dejado el móvil en casa … aunque esa realidad no aparezca reflejada en las fotos de Facebook.

Para nuestros queridos amigos de las redes sociales también existen el calor, los mosquitos, el ruido, la familia y las emociones. Todo esto forma parte también de la vida, de lo que es.
Las vacaciones pueden ser perfectas si no pretendemos que sean ideales. Basta con aceptar aquello que nos pueda molestar y no hacer de ello un melodrama, disfrutar de todo aquello que podamos plenamente, estado presentes en el aquí y ahora, y recordar que el sol nos ilumina a todos

Artículo realizado por Úrsula Calvo Casas, creadora del método Yo ahora, instructora de meditación, experta en Inteligencia Emocional y fundadora del Úrsula Calvo Center (Madrid)

Y además:
Aceptar tu situación: primer paso para poder cambiarla
¿Cómo dejar de caminar por el lado autodestructivo?

por Úrsula Calvo 60 compartidos

Puede interesarte