Inicio / Maternidad / Familia / Nacho Guerreros: "El bullying es una lacra que hay que extinguir"

Maternidad

Nacho Guerreros: "El bullying es una lacra que hay que extinguir"

Elvira Sáez
por Elvira Sáez Publicado en 4 de julio de 2017
119 compartidos

El actor de La que se avecina y la periodista Sara Brun son los autores del libro Yo también sufrí bullying. Unas páginas que tienen como objetivo luchar contra el acoso escolar y dar voz a las víctimas, entre las que también se encuentra Nacho Guerreros.

Nacho Guerreros, conocido por dar vida a Coque en La que se avecina, sufrió bullying a los 13 años. Acababa de terminar 8º de E.G.B y como se le daba bien el dibujo, el tutor recomendó a su madre que le matriculara en la rama de Delineación en el Instituto de Formación Profesional de Calahorra. Él siempre había tenido claro que quería ser actor, pero le pareció buena opción hasta que fuera más mayor y pudiera salir a estudiar interpretación fuera. Lo que no esperaba es que ese curso iba a ser el más largo de su vida.

Solo un par de meses en ese aula bastaron para que el actor ya estuviera destrozado y muy desanimado, como escribe en el libro. Un examigo de la infancia y otro compañero, le hicieron la vida imposible. Tuvo que aguantar risas, empujones, collejas y otras humillaciones sin decir ni una palabra a nadie. "Yo nunca dije nada, no pedí ayuda. Eran cosas que no se decían. La forma que tuve de defenderme fue pasar desapercibido", explica Guerreros.

© iStock

Su familia tampoco lo notó. Estaba entrando en la adolescencia y, según comenta el actor, era muy difícil discernir si era un problema real o, simplemente, cosas de la edad. Además, él sabía que no iba a ser mucho tiempo, porque se iba a ir de allí. "Me lo tomé como algo pasajero, iba a ser solo un curso y me iba a marchar. Aún así sufrí mucho durante ese año, pero por lo menos me fui a tiempo", añade. A pesar de que veía la salida, eso no evitaba que cada mañana, como relata en el libro, vomitara el desayuno. Hubo momentos en los que, incluso, quiso ser otra persona, solo para caer bien a sus acosadores. "Uno de ellos tenía un pantalón de un color extraño y yo quería ese pantalón, para parecerme más a él y así, quizá, conseguir que me dejasen en paz", comenta Guerreros.

Una dura realidad a la que tienen que hacer frente muchos niños y adolescentes durante años. En el libro se recogen diferentes testimonios entre los que se encuentra un niño de 8 años que lleva sufriéndolo desde los 4. "Es lamentable que la vida de un niño de 8 años y su familia gire en torno al acoso. Y desde el Gobierno y la oposición no se hace absolutamente nada", denuncia el actor.

¿De dónde viene el problema?

Ante esta pregunta, Nacho Guerreros lo tiene claro: "El problema viene de la educación en la familia. Al niño no se le educa en el colegio, se le educa en casa. Hay que educar en el respeto, en la libertad y en la tolerancia". Además, respecto a los padres de los acosadores, recalca la importancia de que escuchen y se pongan del lado de la víctima, para que así pueda solucionarse el problema. "Si te pones a favor de tu hijo caiga quién caiga, estás educando a un monstruo", afirma.

Afortunadamente, el problema cada vez tiene más visibilidad en los medios. Y eso es lo que buscaban Sara Brun y él con este libro, luchar contra el acoso. "El bullying es una lacra que hay que extinguir. Si por lo menos cambio la mentalidad de un acosador o una víctima se atreve a denunciarlo, habré cumplido el objetivo", determina Guerreros.

Cómo identificar si es bullying o no

¿Cómo puedes saber si lo que le está ocurriendo a tu hijo se trata de acoso escolar o no? Para identificarlo, según el libro Yo también sufrí bullying, hay que fijarse en lo siguiente:

1. La existencia de una o más conductas violentas en la escuela: manipulación, bloqueo, exclusión, coacciones...
2. La repetición de estas conductas, es decir, de un tipo de violencia sistemática.
3. La prolongación en el tiempo del acoso. Es decir, la víctima se siente indefensa y se ha visto afectada en diferentes áreas de su vida.

Hay señales que pueden alertarte: tristeza, bajada del rendimiento escolar, aislamiento social... Si tienes sospechas lo más adecuado es que hables con tu hijo para que te cuente lo que está sucediendo. Además, también tendrás que contactar con el colegio para que te expliquen con más detalle e intervengan lo antes posible. Por otro lado, es muy recomendable que acudas a un especialista para que evalúe su estado emocional y le dé las herramientas necesarias para superar la situación.

Y además:
Guía para padres: ¿cómo detectar si mi hijo sufre bullying?
¡NO al bullying! 20 grandes mujeres que lo sufrieron y lo superaron

por Elvira Sáez 119 compartidos

Puede interesarte