Inicio / Maternidad / Familia

Maternidad

Guía para padres: ¿cómo detectar si mi hijo sufre bullying?

por Elvira Sáez Creado en 5 de septiembre de 2019
Guía para padres: ¿cómo detectar si mi hijo sufre bullying?© iStock

Muchas veces los padres no son conscientes de los problemas que sus hijos pueden tener en el colegio. El bullying presenta una serie de síntomas que son posibles de detectar y actuar en caso de sospecha. Los expertos nos cuentan cuáles son.

Contenido elaborado en colaboración con la Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar

Desgraciadamente muy a menudo escuchamos en las noticias sobrecogedores casos de acoso escolar, también conocido como bullying. Uno de los más sonados fue el del pequeño Diego que tras la misiva de "No aguanto ir al colegio", acabó con su vida. Los conflictos en el aula son algo natural: pequeñas discusiones, diferencias de intereses o disrupciones en clase. Pero es responsabilidad de toda la sociedad, que estas no lleguen más lejos, a través no solo de la detección de posibles situaciones de riesgo sino desde la prevención de las mismas. Siendo así la educación un pilar fundamental y una herramienta fundamental para la lucha del acoso escolar.

Video por Carla Dominguez

¿Qué es exactamente el acoso escolar?

Como explican desde la Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar (AEPAE), el acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado, tanto en el aula como a través de las redes sociales. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares.

Los tipos de acoso escolar que podemos encontrarnos son: físico, psicológico, verbal, sexual, social y ciberbullying. En el acoso psicológico es la forma más sutil, pero igualmente dañina de la violencia escolar. A la víctima no se le deja participar en juegos o en actividades sociales conjuntas, aislándole de manera activa.

¿Qué debe de ponernos en alerta?

Los cambios de comportamiento en nuestro hijo. Éstos no suelen ser de la noche a la mañana sino que se producen de manera paulatina. También podemos llegar a confundirlos con los cambios propios de la adolescencia. Sin embargo, y de manera alarmante, el niño empieza a rehusar ir al colegio y se pone nervioso cuando tiene que hacerlo. Intenta faltar con excusas y le crea ansiedad simplemente hablar de temas relacionados con él. Algunos de los síntomas son:

  • Cambios en el comportamiento habitual del niño.
  • Temor a ir al colegio.
  • Explosiones de ira.
  • Insomnio y pesadillas.
  • Ansiedad y tristeza.
  • Enuresis (hacerse pis en la cama cuando el niño nunca lo hacía o ya había superado esa fase).
  • Dolores de tripa y de cabeza.
  • Disminución en el rendimiento escolar.
  • Ideación suicida.
  • Estrés postraumático.

¿Qué hacer ante la sospecha de que nuestro hijo pudiese estar sufriendo acoso escolar?

Deberemos sentarnos a hablar con nuestro hijo, intentando mantener un diálogo y una comunicación abierta. Debemos mostrarle nuestro cariño incondicional, comprensión y apoyo. No debemos presionarle ni enfadarnos con él porque le cueste contarlo.

No restemos importancia, el acoso escolar “NO es cosa de niños”, trivializar no es beneficioso y nos convierte en cómplices. Si a nuestro hijo le cuesta mucho expresar con palabras lo ocurrido, podemos proponerle para que sea más sencillo para él que lo haga por escrito. Una vez confirmadas nuestras sospechas, reconozcamos a nuestro hijo el esfuerzo por haberlo contado, para él es una situación difícil y dura de expresar.

Asimismo, deberemos ponernos en contacto inmediatamente con el colegio, podrán darnos más información, siendo además imperante su intervención. Independientemente de los protocolos de actuación del centro ante estas situaciones deberemos acudir con nuestro hijo a un especialista que valore su estado emocional y le ofrezca el apoyo psicológico necesario.

En resumen, si se produce acoso escolar, desde AEPAE aconsejan a los padres hacer lo siguiente:

  • Escuchar con mucha atención.
  • Distinguir acoso escolar de conflicto puntual.
  • Hacerle saber que no está solo.
  • Hacerle saber que no es culpable.
  • Hacerle saber que no debe sufrir acoso.
  • Acudir al centro educativo para informar.
  • Colaborar con el centro educativo en las medidas a llevar a cabo.





¿Cómo prevenir el acoso escolar desde la familia?

Es importante educar en el respeto, no solo hacia los demás sino en el respeto hacia uno mismo. Para ello, según la AEPAE, puede ser clave trabajar los siguientes aspectos:

  • La identidad personal: ser diferente no es malo, sino enriquecedor.
  • Tolerancia a la frustración: aumentar las responsabilidades y aprender de los errores.
  • Control emocional: mostrar e identificar las emociones y ayudarle a canalizar las negativas.
  • Asertividad: ni ceder ni imponerse siempre, defendernos sin pisar al otro.
  • Legítima defensa: pedir ayuda no es signo debilidad ni significa "chivarse".


Como el acoso escolar es un proceso gradual, lo que empiezan con pequeñas risas puede acabar en algo mayor, por lo que es conveniente hablar en casa del acoso escolar, cómo ocurre y por qué. Genera confianza para que sepa que si en algún momento se ve en esta situación debe acudir a ti y a sus profesores. Por este motivo, debemos mantener el contacto con el colegio así como una relación fluida con el centro, para que nos ayudará a detectar cualquier cambio o situación alarmante.

Desde AEPAE, indican que las siguientes acciones por parte de los padres son necesarias para prevenir el bullying:

  • Promover una comunicación fluida con tus hijos desde temprana edad.
  • Dedicarle tiempo de calidad.
  • Reforzar la autoestima.
  • Enseñarle a tener relaciones interpersonales saludables.


Y no olvidemos que la prevención debe estar dirigida también a evitar que nuestro hijo sea el acosador. La educación debe estar basada siempre en el respeto a los demás y serles un ejemplo para que aprendan a saber manejar el conflicto desde el diálogo y la no violencia.

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …