Inicio / Belleza / Maquillaje / ¡Hay un bicho en mi pintalabios!

© iStock
Belleza

¡Hay un bicho en mi pintalabios!

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 20 de agosto de 2015
126 compartidos

Seguro que más de una vez te has animado a leer la etiqueta de tu base de maquillaje y has intentado analizar minuciosamente sus componentes. Muchos de ellos nos resultan incomprensibles, y otros no podemos ni imaginarlos. ¿Preparada? Porque vas a descubrir qué se esconde dentro de tus cosméticos, y probablemente la respuesta no te guste.

Sí, puede que parte del secreto de hacer que tu piel tenga un aspecto inigualable, o tus labios sean los más rojos, resida en los componentes de tu maquillaje, y más concretamente, en sus pigmentos... Tranquila, si eres cuidadosa a la hora de elegir la marca de tus productos, no corres el riesgo, pero estate alerta, porque hay maquillajes cuyo interior te sorprenderá.

© limecrime.com

Todo ha comenzado con una barra de labios, Red Velvet Velvetine y su sospechoso color rojo. La FDA (asociación americana de drogas y alimentos) ha sido la que ha dado la voz de alarma y ha expuesto la composición de este rouge. Al parecer no sólo los pigmentos naturales consiguen esa tonalidad de rojo, sino que un curioso bichito llamado cochinilla, es el encargado de darle el color más chic.

Este popular lipstick es uno de los favoritos de las maquilladoras, debido a su acabado mate. Aunque durante su aplicación, su textura es líquida, tras el secado los labios quedan de un color mate intenso. La firma americana de maquillaje Lime Crime no es la única en utilizar este tipo de pigmentos. La cochinilla se lleva utilizando desde hace siglos para conseguir esa tonalidad rojiza, sin ir más lejos, es un habitual en el mundo de la pintura o a la hora de teñir multitud de tejidos.

Para que te hagas una idea, recuerda el viscoco pero sabroso de El Rey León, cuando Timón y Pumba aplastaban miles de bichos y creaban una vistosa paleta de colores. Sí, de la misma forma, al machacar una Cochinilla, el color rojo lo invade todo.

Con la crisis, hay muchos aspectos en los que tendemos a ahorrar gastos, y puede que hayas pensado que el maquillaje es uno de ellos "¡meeeeec, error, error!" Recapacita y presta atención a la idea de que la piel del rostro es una de las más sensibles del cuerpo ¿de verdad vas a exponerla a riesgos?

¿Qué ingredientes puede haber en mis cosméticos?

Pero no te creas que sólo el maquillaje puede tener componentes poco agradables o nocivos para nuestro cuerpo. La cosmética en general, tiende a abaratar costes utilizando algunos productos un tanto cuestionables. El uso de eufemismos en sus etiquetas es algo muy común, y muchas veces se aprovechan de nuestra ignorancia sobre compuestos químicos y demás componentes.

1. Parabenos. Estos son sencillos de localizar, y seguro que ya los conoces. Son muy comunes en los maquillajes de baja calidad, y se utilizan como conservantes por sus propiedades bactericidas, y para que maquillaje durante más tiempo. Huye de ellos. Sus efectos secundarios son sobre todo la irritación de zonas sensibles y por lo general hacen que tu piel envejezca. Hay estudios que relacionan el ácido para-hidroxibenzoico, con el cáncer de mama, llegando a haberse encontrado partículas en tumores extirpados.

2. SLS, sulfato de laurel. Muy presentes en los champús que prometen volumen y la desaparición de la caspa. Se trata de una toxina, y en ciertos casos puede llegar a producir algún tipo de mutación o cáncer. Ya sabes que más vale prevenir que curar, así que lee bien todos los componentes de tus cosméticos.

3. Ftalato. También es un productos tóxico que dependiendo del grado de exposición, puede generar problemas reproductivos, cáncer... etc. En cosmética se suele utilizar para conseguir la textura deseada.

4. Petróleo. Aunque no lo creas, forma parte de muchos productos que utilizas para tu cuidado diario desde maquillaje hasta incluso algunos alimentos.

5. Oxybenzone. Presente en muchos protectores solares, este componente puede atacar a nuestro ADN. En EEUU son muchas las personas expuestas a sus daños, llegando incluso a padecer problemas hormonales

No escatimes

Hay algunas cosas en las que uno no debe ahorrar dinero. De la misma forma que cuando te vas a hacer un tatuaje, no sólo te preocupas por el diseño, sino que cuidas al detalle que sea un buen profesional el que lo realice, que la tinta y las agujas sean las óptimas, etc. A la hora de elegir los productos que vas a usar sobre tu cuerpo o el de tu familia, no escatimes y ten en cuenta controles de calidad, su producción, los estudios sobre su marca y por supuesto, las recomendaciones de profesionales.

También hay productos low cost cuya calidad es inmejorable, no te pierdas esta gelería con productos de belleza que harán tus delicias sin trastocar tu cartera.


Y además:
El peligro de usar cosméticos falsos
Las 10 tendencias de maquillaje del próximo otoño

por Margarita Velasco 126 compartidos

Puede interesarte