Inicio / Pareja / Relaciones / Presentarse a las respectivas familias: cómo superar ese ¿terrible? momento

© Los padres de ella
Pareja

Presentarse a las respectivas familias: cómo superar ese ¿terrible? momento

por Redacción enfemenino Publicado en 26 de marzo de 2015
100 compartidos

Si en una relación hay un momento estresante, decisivo y crítico, ese es el de conocer a los padres de él. O cuando tu pareja conoce a los tuyos. Es normal, se trata de un momento de gran importancia para tu relación y es lógico que te conviertas en un manojo de nervios deseando que todo salga bien. Si quieres que la cosa vaya un poco mejor que en la divertida película 'Los padres de ella', aquí te damos unos consejos.

Hay dos momentos en toda relación que para muchas personas son terribles: conocer a la familia de tu pareja y que tu propia familia conozca a tu pareja. Suena parecido, pero es totalmente distinto. Eso sí, igual de angustioso. Y es que ya lo vimos en Los padres de ella y en Los padres de él: conocer a la familia política es un momento crucial y delicado... ¡Pero no hay nada que temer! Vamos a darte unos cuantos consejos para causar buena impresión en ambas situaciones.

© Los padres de ella

Cómo presentar tu familia a tu pareja

Presentar a tu chico (o chica) a tu familia no siempre es sencillo. Para algunas mujeres es sólo una formalidad, pero para otras se trata de una especie de prueba. En cualquier caso, la comunicación con tu pareja es fundamental. Aquí van tres puntos clave que tienes que tener en cuenta:

  • Hablar (mucho y bien) con las dos partes. Es importante que antes del día D hayas hablado mucho con tu pareja de tu familia y le hayas contado cosas suficientes para que sepa cómo debe tratarles. También tienes que hablarle a tu familia de tu pareja, cuéntales lo que te gusta de él, por qué le quieres y aquello que consideres importante que sepan antes del gran día. Si ambas partes ven lo mucho que te importan mutuamente, pondrán mucho más de su parte para que todo salga bien.
  • ​Tranquiliza a tu pareja. Tiene que saber que, aunque la opinión de tus padres es importante, no es decisiva y no pondrá en duda vuestro amor y vuestra relación. ¡Y luego tú también pasarás por ello!
  • Elige bien el lugar. Si tus padres son más bien del tipo 'tranquilo', el encuentro puede producirse en su casa: así podrán pasarse la tarde mostrando tus fotos legendarias de la infancia, disfrazada en la fiesta de la escuela, haciendo el bobo en un cumpleaños… Si son más animados o tienen mucho carácter, la mejor opción es una cafetería o un restaurante, pues en un terreno neutral ambas partes tendrán que comportarse de forma adecuada.
  • Reconduce el tema de conversación. Ponerte tú en el centro de la conversación (viendo tus fotos, por ejemplo) hará que tengan mucho de que hablar, aunque también está bien que saques otros temas: laborales, inquietudes artísticas, cine, fútbol... Eso sí, evita que la conversación gire alrededor de política, religión o temas más controvertidos que puedan conducir a una discusión. Se supone que cuando les presentes, ya sabrás los gustos e ideologías de ambas partes, así que si coinciden puedes sacar el tema, pero si no estás segura, mejor evitarlo.

Cómo presentarte a la familia de tu pareja

Conocer a la familia política es otra prueba. El hecho de sentirnos juzgados por las personas cuya opinión es importante para nosotros, siempre hace sentir un poco de agobio o estrés. ¡Lee nuestros consejos para causar buena impresión!

  • No te prepares demasiado. Si piensas y te preparas demasiado, acabarás metiendo la pata. Simplemente intenta saber más sobre su familia, pregúntale para conocerlos un poco y poder anticipar así sus reacciones, y trata el asunto con naturalidad. Si la comunicación con tu chico es fluida, para cuando conozcas a sus padres parecerá que ya les conoces.
  • Evita mostrar lo que no eres. Sé tú misma y da lo mejor de ti. Conocer a sus padres es parecido a una entrevista de trabajo: es bueno que causes buena impresión mostrando lo mejor de ti pero es inútil mentir porque al final se volverá en tu contra. Otra cosa: propón tu ayuda recogiendo o en la cocina pero tampoco seas demasiado insistente. Y tampoco trates de hacerte querer a cualquier precio. Si sientes que no hay feeling, no insistas, mantente correcta. Esto debería ser suficiente.
  • No cojas demasiada confianza. Si el encuentro va a las mil maravillas, perfecto. Pero no olvides que no son amigos que acabas de conocer, sino tu familia política. Por lo tanto, recuerda que no es el momento de pasarse con el alcohol ni de hacer bromas pesadas. Compórtate en la mesa, acábate el plato aunque no te guste, sé educada y ayuda a recoger la mesa. Evita también el exceso de amistad con tu suegra si temes que después se muestre intrusiva.

Hay padres, y padres...

Al final, lo más importante a la hora de que tu chico conozca a tus padres o tú a tus suegros, será la personalidad de cada parte involucrada. Y es que si el cine y las series nos han demostrado algo sobre la familia, es que hay madres maravillosas y madres desastrosas, y que lo mismo sucede con los padres, como te mostramos en este álbum a continuación. Pero recuerda que, sean como sean, lo importante es que busques tu felicidad y la de tu pareja, y si eso significa aguantar a una suegra o suegro algo complicados, solo te podemos decir una cosa: ¡mucho ánimo!

Y también
18 secretos inconfesables que le ocultas a tu novio
12 señales para saber si ya no estás enamorada

por Redacción enfemenino 100 compartidos

Puede interesarte