Inicio / Belleza / Tratamientos / Los beneficios de la talasoterapia

Belleza

Los beneficios de la talasoterapia

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de noviembre de 2017

En este tratamiento tan de moda actúan varios factores tales como el agua del mar, el entorno marino, el barro, las algas y todo lo positivo que emana de los mares y océanos.

Es estos tiempos en los que impera lo ecológico y el llevar todo lo natural a nuestras vidas, la talasoterapia se ha convertido en uno de los tratamientos naturales con más adeptos pero… ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Qué duración debe tener cada tratamiento? ¿Hay contraindicaciones para algunas personas o dolencias? Te resolvemos todas estas dudas junto a Miquel Bayod, Spa Manager de Elba Costa Ballena Beach & Thalasso Resort.

¿Qué es y cómo se lleva a cabo?

La talasoterapia es un tratamiento basado en los beneficios que tiene el mar y su entorno en las personas, desde un paseo a orillas del mar -donde desconectar cuerpo y mente- hasta dejarse llevar por la brisa marina y la bruma oceánica. Estos ya son, en sí, tratamientos de talasoterapia.

Pero lo cierto es que los tratamientos más conocidos por el público son los recorridos por las instalaciones de los Spa con agua de mar. “Cada recorrido debe tener una duración de 60 a 90 minutos. Lo ideal es que siempre sea un circuito guiado por un experto para generar buenos contrastes de temperatura y que el resultado sea lo más personalizado”, afirma Bayod.

Duchas, piscinas oceánicas, saunas, haman u otros recorridos son los más solicitados por los amantes de la talasoterapia y los beneficios que se obtienen de cada uno de ellos son múltiples. Por una parte nos encontramos beneficios orgánicos, la composición del agua del mar -muy parecido al plasma sanguíneo- es necesaria para el buen funcionamiento del organismo. El sodio y el magnesio son un ejemplo de componentes que ayudan al buen funcionamiento del mismo y que se encuentran dentro de la composición del agua. “El barro y las algas cuentan con la capacidad para desintoxicar y a la vez nutren el organismo de minerales oligoementos y vitaminas” asegura Miquel.

Por otro lado, Bayod indica que la presión de los jets y los chorros sobre el cuerpo mejoran la tonificación muscular y la circulación, además de tener un efecto descontracturante. También existe un lado recuperativo debido a que “la densidad del agua de mar (2,5 veces mayor a la del agua dulce) facilita el movimiento en su interior, por lo que los movimientos son mucho más sencillos de realizar.”

¿Influye la diferencia de aguas de mares?

Una de las dudas más comunes es si, al ser mares distintos, los efectos serán también diferentes.

Pues sí, sí que hay grandes diferencias debido a que los mares tienen densidad y temperatura diferentes. El Mediterráneo es un mar cerrado que solo a través del estrecho de Gibraltar tiene salida, por lo que su salinidad es regulada solamente por los ríos y por la evaporación. Mientras, las aguas del Atlántico son de temperaturas muy bajas. “Ambos factores tienen como resultado la proliferación de una gran variedad de organismos muy diferentes entre sí. Algas, fauna marina o fitoplancton, entre otras, llevan a que los sedimentos creados sean muy diferentes, por lo tanto los efectos de la talasoterapia no son los mismos dependiendo de en qué centro se reciba el tratamiento”, afirma el Spa Manager de Elba Costa Ballena.

Contenido elaborado en colaboración con Miquel Bayod, Spa Manager de Elba Costa Ballena Beach & Thalasso Resort.



Y además:
Algas Kelp: tus nuevas aliadas para reducir y moldear tu cuerpo
Los tratamientos de belleza menos agresivos para tu cuerpo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte