Pinturas a la cal

Publicado por Maren Agirregomezkorta
Publicado en 27 de noviembre de 2007

Pintar las paredes y darle una imprimación de moda y natural por un precio módico es posible gracias a las pinturas a la cal, que vuelven a un primer plano. Descubre este material sano y con propiedades excepcionales.

Pintar las paredes y darle una imprimación de moda y natural por un precio módico es posible gracias a las pinturas a la cal, que vuelven a un primer plano. Las pinturas a la cal son bactericidas, higiénicas, anti-moho y resistentes al fuego. Descubre este material sano y con propiedades excepcionales.

Necesitas

Cal aérea (se vende en sacos de 10 o 30 kg y cuesta unos 10 €)

1 recipiente de metal

Agua

1 brocha

1 barra

1 recipiente para la colada

Arena blanca muy fina, pigmentos, minio en polvo (óxido)

Acabado al “natural”

La cal se presenta en “piedras” blancas toscas. Es corrosiva y reacciona con el contacto del agua. Por tanto, hay que manipularla con precaución.

Manipulaciones necesarias antes de tratar la cal:

-En primer lugar, sal al exterior y llena de cal un recipiente de metal. Añádele agua fría hasta llenar el recipiente. Aléjate 1 m al menos para evitar que te salpique: la reacción de la cal con el agua es impresionante. Dura unas 2 horas.

-A continuación, filtra la mezcla con un colador. Puedes utilizar utensilios de plástico porque la cal “apagada” ya no es corrosiva. Añádele agua para que la preparación tenga una consistencia semi-líquida.

-Ya puedes comenzar a pintar. Utiliza una brocha ya que salpicará menos que un rodillo. Habrá que aplicar unas 5 capas. El blanco azulado de la cal comienza a aparecer una vez transcurran aproximadamente 12 horas de secado.

Acabado con color

Gracias a los pigmentos naturales del color se pueden teñir las preparaciones de cal.

Para ello, realiza la mezcla en seco antes de añadir el agua.

Por ejemplo, para obtener un tono azafrán, utiliza 1 parte de cal, 1 parte de arena blanca fina, 2 partes de pigmento (2/3 de ocre rojo, 1/3 de ocre amarillo) y 500 g de minio en polvo.

Si deseas un tono más bien grisáceo, utiliza 1 parte de sombra natural con 1 parte de cal y 2 de arena.

También puedes obtener efectos bonitos si juegas con las materias y la proporción de arena y pigmentos.

Una vez realizas la mezcla en seco, añade el agua con las mismas precauciones que en el caso anterior, y espera 24h antes de aplicar la mezcla.

A saber

La cal sólo se puede aplicar sobre una base de cemento o de una mezcla con cal.

La cal absorbe la humedad del aire, purifica y aguanta bien el paso del tiempo.

Es un buen aislante fónico y térmico.

La cal regula a la perfección la humedad y repele el moho.

Puede interesarte