Inicio / Ocio / Cultura / 10 amores Disney que nunca olvidaremos

© Youtube
Ocio

10 amores Disney que nunca olvidaremos

por Ana Isabel Gutierrez Publicado en 24 de febrero de 2014
A-
A+

Disney nos enseñó mucho cuando éramos niñas. Nos enseñó cosas sobre la amistad, sobre cómo alcanzar nuestros sueños y, lo más importante, nos enseñó lo que debemos buscar en el amor. Podríamos entrar en un debate acerca de lo dañinos que son algunos de los romances o flechazos en las películas Disney. O bien podríamos recordar cuál era nuestro príncipe favorito cuando teníamos diez años. Optamos por lo segundo.

1. Eric – La Sirenita

Ariel sintió que debía casarse con Eric cuando le vio por primera vez... y estamos de acuerdo con ella. El príncipe de La Sirenita destacaba por su personalidad, pero también por su romanticismo. ¡Si hasta llegó a sumergirse en el fondo del mar para salvar a su amada! Qué pena que el pobre no durara más de un minuto y medio debajo del agua. No pasa nada. Nos sigue pareciendo heroico... Muy heroico.

Loading...

2. Príncipe Felipe – La Bella Durmiente

El Príncipe Felipe fue un poco descarado al llegar al bosque y cortejar a la Princesa Aurora cuando ella estaba cantando tan tranquila ¿verdad? Parecía un acosador. Sin embargo, hay que ser justas y reconocer que el chico gana muchos puntos cuando al final de la película se enfrenta a la bruja Maléfica, rompe el hechizo y despierta a Aurora. El hombre no hablaba mucho la verdad, pero por otra parte tampoco tenía que hacerlo. Su pequeña gorra roja con una pluma era suficiente motivo para excusar su falta de personalidad.

Loading...

3. Febo – El jorobado de Notre Dame

Febo iba de machito y en realidad tenía poco más que su caballo. Pero se veía que le gustaba Esmeralda. Sin embargo, es una pena que al final de la película ella se quede con él y no con Quasimodo. Imaginamos que Esmeralda se fijaba más bien en el exterior. Bueno, un poco como todas...

Loading...

4. Flynn Ryder – Enredados

Dado que la película se estrenó en 2010, ya como adultos que éramos pudimos ver de otra manera cómo era Flynn Ryder. Está claro que no todo el mundo se enamora de un criminal rehabilitado, pero cuanto más se enamora él de Rapunzel, más nos enamoramos nosotras.

Loading...

5. Bestia – La Bella y la Bestia

Sí, vale, sabemos que era una bestia, pero finalmente se convierte en un magnífico príncipe con una melena todavía mejor que la de Bella. Pero, ¿alguien piensa que era sexy cuando era una bestia peluda? Una idea más ¿por qué Bella le sigue llamando Bestia? ¿Por qué a él no se le ocurrió decir: llámame Alan, por ejemplo?

Loading...

6. John Smith – Pocahontas

¿Alguien quiere aprender lo qué es el amor? Pues que observe bien esta escena en la que John Smith y Pocahontas se quedan solos rodeados de hojas frente a la abuela Sauce. Estaríamos igual de enamoradas que ella en una situación así. Sin embargo, cuando crees que todo va a salir bien, con la música a tope, y el pelazo de nuestro príncipe, tiene que aparecer Kocoum para fastidiarlo todo por celos.

Loading...

7. Hércules

Gracias Disney por darnos a un semidiós con ese traje rojo atado con una toga. Lo que daríamos nosotras por ser el espíritu de Megara en ese vídeo.

Loading...

8. Shang – Mulán

Shang era un tipo duro, un líder y un gran soldado. Además no tuvo ningún reparo en salir con una chica a la que una vez confundió con un tipo llamado Ping. ¡Ah! y lo de llevar camiseta no iba con su estilo, bien por él y genial para nosotras.

Loading...

9. Tarzán

Jane cayó rendida a los brazos de Tarzán. No hay más que ver cómo le quita los guantes y cómo la mira con esos ojazos verdes para caer en sus redes.

Loading...

10. Kristoff – Frozen

Kristoff es probablemente el peor de todos nuestros amores Disney. Es el príncipe menos perfecto que deja ver todos sus defectos en la canción del vídeo. Pero bueno, al fin y al cabo también se lleva a la chica.

Loading...

11. Mención especial: Dimitri – Anastasia

Vale, sabemos perfectamente que Dimitri no era de Disney, pero no nos hemos podido resistir en incluir a un príncipe con ese pelazo muy de los años noventa.

Loading...

Puede interesarte...

    por Ana Isabel Gutierrez

    Puede interesarte