Inicio / Ocio / Entretenimiento

Ocio

Si yo fuera rica... 10 lujos por los que perderíamos la cabeza

por El equipo editorial Creado en 18 de febrero de 2014
Si yo fuera rica... 10 lujos por los que perderíamos la cabeza© Pierre Hermé

¿Quién no se ha dicho alguna vez "Ay, si yo fuera rica...", mientras un brillo en los ojos imagina placeres que al fin se tornan accesibles? ¿Se te hace la boca agua? A nosotros también, y por eso hemos decidido elegir 10 caprichos ante los que sucumbiríamos si fuéramos ricos. Adelante, soñar no puede hacerte ningún daño.

Hoteles de ensueño, coches que te llevarán a destinos de cuento, vestidos de alta costura que te envolverán como una caricia, o joyas deslumbrantes. Porque si fueras rica, sabes perfectamente lo que querrías, y nosotros también:

Bolso Birkin de Hermès © Collector Square

1 - Un bolso maravilloso
Normalmente suspiras por cientos de bolsos, pero, si la fortuna llamara a tu puerta sólo querrías EL bolso. Está hecho a mano, de un finísimo cuero y sabes perfectamente quien lo firma. Sí, Hermès... ¿quién si no?

Y lógicamente sabemos qué diseño de Hermès querríamos. Está claro, el Birkin. El modelo más icónico de la casa, que permite formar parte del exclusivo mundo que compone la siguiente ecuación: bloggera influyente multiplicada por editora de moda al cuadrado. Y además es el favorito de las celebrities... Todas ellas no pueden estar equivocadas. Lo sabes, es el bolso que necesitarás el día que seas rica. Funcional, lujoso y objeto de culto, el Birkin es la máxima autoridad en el mundo de la moda.

2 - Una joya deslumbrante
Sí, una vez que seas rica, tendrás la oportunidad de invertir en gemas y minerales. Pero atención, estas no son para estudiarlas, sino para lucirlas colgando de tu cuello o ceñidas a tu dedo. Así que corre, cálzate tus New Balance si quieres, y vete derecha a la Place Vêndome. Poco importa que vayas en deportivas, los vendedores besarán el suelo por donde pisas en cuanto vean tu cuenta corriente. Podría ser en Cartier, Van Cleef & Arpels, Chaumet, Boucheron, Tiffany & Co...¿Qué más da? Piensa que puedes permitírtelo todo.

En nuestro caso, nos seduce la idea de emular a Audrey Hepburn y rodearnos de diamantes en Tiffany, pero déjate guiar por tu pasión. Y hablando de pasión, eso es lo que sentirás por el brazalete "Fish" Jean Shlumberger de Tiffany & Co, Blue Book 2013 (más información en www.tiffany.fr ) Deslumbrante:

3 - Un coche para amantes del lujo
Admítelo, por mucho cariño que le tengas a tu Ford Fiesta, el día que te vuelvas rica no te vas a contentar con eso. Fiabilidad, savoir faire, seguridad, diseño...hay una marca alemana que lleva tu nombre. Claro, vas a querer un Mercedes, y sabes que conducirlo te va a encantar.

¿Qué tal el Coupé Classe E? Nada mal para empezar.

4 - Una receta personalizada
Ya no necesitas ver Master Chef, Top Chef o cualquier otro programa de televisión plagado de estrellas de la cocina. Cuando seas rica, tú mandarás, y podrás conseguir que un impronunciable manjar culinario lleve tu nombre si así lo deseas.
Pierre Hermé ofrece la posibilidad de crear tu propia receta del delicado macaron y comercializarla para sus clientes. Todo comenzará con una entrevista con el maestro pastelero, donde serás sometida a un análisis gourmet, en el que evocarás tus recuerdos, tus preferencias y deseos, para crear una obra única cuyo precio no te atreverás ni a preguntar. Y además, llevará tu nombre para siempre.

Averigua más sobre el Macaron Haute Couture de Pierre Hermé en www.pierreherme.com

5 - Un perfume a medida
Imagina crear una fragancia única en el mundo, un olor exclusivamente tuyo, que nadie más podrá usar. Olvida ese momento en el que una amiga decide usar el mismo perfume que tú, porque cuando eres rica, esto simplemente no sucede.
Se llama Perfume de Editor y es un término acuñado por Frédéric Malle en el año 2000. Se trata de diseñar una composición única, con un espíritu de total libertad, gozando de la oportunidad de experimentar con tus propios deseos. Otra propuestas es la de la casa Francis Kurkdjian -artífice entre otras del celebérrimo Le Male de Jean Paul Gaultier-, que desde hace diez años ofrece citas privadas para crear tu perfume personalizado. Tras conocerte, el perfumista se asegurará de que tu composición tiene el equilibrio perfecto. Por supuesto, el precio es por encargo.

Más información en www.fredericmalle.com y www.franciskurkdjian.com

6 - Un vestido de alta costra
Parece que la moda es uno de tus pasatiempos favoritos y por eso, cuando seas rica, no podrás vivir sin un vestido de alta costura. Probablemente, atravieses una etapa de shopping compulsivo, pero al fin y al cabo, ¡sólo se vive una vez!
Ten en cuenta que, dentro de tu nuevo estilo de vida, estarás invitada a todas las fiestas con las que soñabas, y vas a necesitar un armario que lo soporte. Pues bien, para tu debut en la alta costura, te sugerimos un Elie Saab. El diseñador libanés es un maestro a la hora de esculpir la silueta femenina, y sus delicadas creaciones, sus miles de microcristales bordados, sus paillettes cosidas a mano y sus finos encajes te dejarán sin palabras.
Vivirás un momento mágico en cuanto entre en contacto con tu piel.

7 - El reloj perfecto
Has disfrutado tanto tu experiencia en la Place Vendôme que has decidido volver. Pero en esta ocasión se trata de un reloj, uno que parece hablarte con ese lenguaje que es a un tiempo mecánico y apasionado.
Si hace mucho tiempo que sueñas con un reloj de Chanel, esta puede ser la ocasión perfecta. Aunque también podrías optar por Cartier, Boucheron, Chaumet, Piaget o Bvlgari. Tranquila, hay mucho donde elegir.

8 - Una obra de arte
Cuando ya lo tengas todo, será el momento de descubrir que tienes alma de mecenas. Opta por el arte contemporáneo. ¿Qué pasa, no tienes ni idea? Pues comienza por empaparte de galerías como la Saatchi Gallery, Perrotin, Kammel Mennour, Thaddaeus Ropac... o de ferias de arte contemporáneo como las de Miami o París, para buscar en ellas tu Santo Grial. Después de todo, tu primera obra de arte merece un esfuerzo.
Claro que, si de verdad estás interesada en el arte contemporáneo, My Art Invest te ofrece una propuesta muy interesante: ser propietaria de una esculura de Jeff Koons o de una porción de la obra de Takashi Murakami. Y es que este sitio web te propone adquirir partes de las obras equivalentes a una centésima fracción de su valor. La ventaja es que no tienes que invertir millones para apoyar a los artistas que desees.

Averigua más en www.myartinvest.com

9 - Una noche en un palacio
Una vez seas rica, ¿quién te impide un poco de excentricidad? Por ejemplo, organizar una fiesta en un palacio parisino. Imagina disfrutar un fin de semana, desde el desayuno a una exquisita cena gourmet, con un servicio de habitaciones que te tratará como una princesa. Prueba con el Four Seasons Hotel George V en París.
Y si quieres terminar la velada como una estrella de rock... No, mejor no destroces la habitación, sería una pena por mucho que puedas permitirte pagar los desperfectos.

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …