Inicio / Moda / Tendencias / Ir de compras con tu chico

Moda

Ir de compras con tu chico

por Redacción enfemenino Publicado en 17 de agosto de 2009
A-
A+

Todas sabemos que no es fácil ir con ellos de compras. ¡Y aún así seguimos intentándolo! He aquí unos consejos para no terminar discutiendo...

Prevé un entretenimiento

Sospechas que para tu hombre ir un día completo de tiendas es una misión imposible Ver cómo te pruebas ropa, cómo dudas entre dos artículos, comprobar que vuelves a una tienda porque te arrepientes de no haber comprado ese pequeño top... en definitiva, un verdadero calvario para él.

Para hacerle ese momento un poco más soportable, haced algunas pausas con entretenimientos, más o menos cada 3 tiendas. Llévalo a un sitio que le guste o haz una pausa para tomar un pequeño “tentempié”. ¡Qué mejor que liberar la mente para volver a marcharse!

Dale una estimación de cuánto tardarás

“Cariño, espero que terminemos en seguida...”. Para evitar que tu chico diga esta frase cada dos minutos, fija la duración que emplearéis en ir de compras y, sobre todo, ¡cúmplelo, si no quieres que sea la última vez que acepte acompañarte! Evita dedicar todo el día a ello, o si no ¡comienza el shopping sin él!

Recorre también las tiendas con cosas para él

Él te acompaña “amablemente” en tu escapada de tiendas, pero en general lo hace en contra de su voluntad, así que no seas demasiado egoísta. Si desea entrar en una tienda de chicos, acompáñale y ¡no te enfurruñes! Especialmente si tiene ganas de comprarse algo que le sienta de maravilla ¡y le hace terriblemente sexy!

Prepara el itinerario a seguir

No es obligatorio, pero si te es posible prepara el itinerario que quieres seguir antes de vuestra sesión oficial de compras, ¡y no dudes! Así no tendrá que verte dar tres vueltas por la tienda, dudar entre varias prendas, mirar varias tallas...

Finalmente muéstrale tu “hallazgo” y pruébatelo para mostrarle hasta qué punto estás sublime.

Evita recorrer toda la ciudad

Coged el metro, el coche o el autobús para ir de una punta a otra de la ciudad puede resultar un poco agotador, no sólo para ti, sino también y sobre todo para tu chico, que no tenía muchas ganas de ir. Así que para evitar que refunfuñe y otras tonterías, concentra tus compras en un único entorno. Evita elegir tiendas que estén alejadas las unas de las otras. Seguro que te lo agradecerá ¡e incluso quizá muestre un poco de entusiasmo!

por Redacción enfemenino

Puede interesarte