Inicio / Mujer hoy / Trabajo / ¿Cómo pedir un aumento?

Mujer hoy

¿Cómo pedir un aumento?

por El equipo editorial Creado en 13 de marzo de 2008

Todo trabajo merece un sueldo. ¿Te parece que el tuyo es demasiado bajo? Es hora de pedir un aumento. Descubre nuestros consejos prácticos para poner todas las posibilidades de tu parte.

Todo trabajo merece un sueldo. ¿Te parece que el tuyo es demasiado bajo? Es hora de pedir un aumento. Descubre nuestros consejos prácticos para poner todas las posibilidades de tu parte.

Informarse del entorno salarial
- Para empezar, no enseñes las garras el primer día de trabajo. Un aumento se gana y por eso deberás esperar al menos 6 meses para poder hacer una propuesta.
- Para poder esperar un aumento, asegúrate de que la empresa pasa por un buen momento económico. Volumen de negocios, crecimiento o perspectivas de desarrollo son datos imprescindibles.
- Infórmate sobre las cifras salariales de las personas con tu mismo puesto de trabajo, edad y experiencia en la misma región. Puedes encontrar esta información en la prensa, en Internet o incluso en convenciones colectivas.
- De media, puedes esperar un aumento del 5 al 15%.

Elegir un buen momento para pedirlo
- La reunión anual parece la ocasión ideal. El inconveniente: no estarás sola. Generalmente, este tipo de reuniones tiene lugar a finales o principios de año. Puede que tu propuesta sea mejor aceptada fuera de estas fechas, ya que no será usual y el aumento puede ser mayor.
- Después de un cambio de puesto o de una atribución de nuevas responsabilidades. Así podrás justificar mejor el porqué del aumento haciendo una lista de las nuevas contribuciones que realizarás.

Elegir al interlocutor
Dirígete a tu superior directo. La decisión final no será suya pero todo aumento tiene que tener su visto bueno. Además, es la persona más adecuada para juzgar tu trabajo y por lo tanto, de evaluarlo.

Preparar el encuentro
- Entrénate antes de la conversación. Anticipa las reacciones de tu interlocutor haciendo una simulación.
- Prepara ejemplos que demuestren el valor de tu trabajo para la empresa.
- Menciona los beneficios que se obtienen mediante tu trabajo.
- Redacta una lista de las nuevas tareas que te podrían confiar.

Durante la conversación
- El contenido: empieza hablando sobre lo que aportas a la empresa y los logros que has conseguido. Después, expón tus próximos objetivos. Por último, habla de cifras, sin imponer una suma.
- La forma: adopta una actitud de ganadora. Dale un giro positivo a todo lo que expongas y sobre todo, sonríe, ya que refleja tu motivación. Mantente firme sin parecer agresiva. Céntrate en el diálogo, escucha a tu interlocutor para descifrar su visión de trabajo.

Errores que se deben evitar
- No discutas temas conflictivos.
- Evita por todos los medios iniciar la conversación con cifras, deja que el responsable de marcar la suma sea el interlocutor.
- Nada de chantajes: si no llegamos a un acuerdo, me marcho. Si después no pones en práctica tus amenazas, perderás toda credibilidad.
- No compares los sueldos de tus compañeros, ya que indirectamente, estarías criticando el trabajo del interlocutor.

Qué hacer en caso de rechazo
- Negocia posibles ventajas: vacaciones pagadas adicionales, horario flexible, coche de la empresa para viajes relacionados con tu trabajo...
- Pide nuevas responsabilidades. Durante la conversación te podrás hacer una idea de lo que representas para tu superior. Uno o dos años más tarde, podrás volver a pedir un aumento.
- Si en 6-12 meses no ha cambiado nada, tú decides si quedarte o marcharte